5 Enfermedades Comunes De Los Peces – Causas, Síntomas y Tratamiento A Seguir!

Uno de los acontecimientos más trágicos que podría sucederle a tu acuario es que tus adorables compañeros de tanques podrían enfermarse y morir de una enfermedad que no sabías cómo curar. Para que eso no suceda te vamos a explicar las 5 enfermedades comunes de los peces de acuario y cómo tratarlas para que puedas mantener sus peces saludables, felices y permitirles tener una larga vida útil.

5 Enfermedades Comunes de los Peces de Acuario y Cómo Tratarlas

1.- Putrefacción de la aleta

La putrefacción de la aleta es una de las enfermedades comunes de los peces de acuario. También es una de las enfermedades comunes de los peces más tratables y prevenibles.

Loading...

Síntomas:

Las aletas se vuelven blancas, opacas, aparecen inflamadas, deshilachadas e incluso pueden llegar a sangrar. Si la erosión de la aleta continúa hasta la base, la enfermedad podría llegar a ser mortal.

Causas:

Ambiental; Cuando los peces no se ven saludables, se ha producido ya un daño a la aleta. Factores tales como: la superpoblación, pellizcos de las aletas, mala calidad del agua y mala calidad de los alimentos pueden contribuir a la causa de la putrefacción de las aletas.

Tratamiento:

Puedes utilizar medicamentos anti-bacterianos disponibles. Además realizar cambios de agua y añadir sal de acuario te ayudará. Los medicamentos cloranfenicol, oxitetraciclina y tetraciclina son buenas opciones para ayudar a curar la putrefacción de la aleta.

Prevención:

Comprueba los niveles de pH y la temperatura del agua para asegurarte de que son ideales para tus peces. Mantén una buena calidad en el agua y realiza el mantenimiento regular del tanque. Y nunca sobrecargues o sobrealimentes a tus peces.

2.- Desorden de la vejiga natatoria

El trastorno de la vejiga natatoria se ve más comúnmente en Bettas y Goldfish pero puede ocurrir en cualquier especie de peces. Cuando un pez tiene trastorno de la vejiga natatoria, la vejiga natatoria no funciona normalmente debido a defectos físicos o enfermedad. Las cosas que afectan a la vejiga contribuyen específicamente al desorden de la vejiga natatoria.

Síntomas:

Comenzarás a ver problemas con la flotabilidad del pez. Puede comenzar a hundirse en el fondo o flotar al revés. Además parece tener un vientre hinchado y lucha con la natación y el equilibrio.

Causa:

Las causas más comunes son la compresión de la vejiga natatoria por otros órganos que se agrandan. Es decir, un estómago agrandado de demasiado aire o comer en exceso. Las causas menos comunes incluyen: tener un hígado agrandado, intestino agrandado o riñones agrandados. Las bacterias o parásitos, así como problemas mecánicos y defectos de nacimiento también pueden causar trastorno de la vejiga natatoria.

Tratamiento:

Intenta saltarte las comidas durante 2-3 días, y luego alimenta guisantes pelados para peces. Aumenta la temperatura del agua. Y haz que sea fácil para los peces llegar a la superficie mediante la reducción del nivel del agua. Si las temperaturas del agua son más altas, ayudará en el proceso de digestión y ayudará a evitar el estreñimiento, que también podría causar problemas de vejiga natatoria. Utiliza un antibiótico de amplio espectro si es necesario.

Si el ayuno no está funcionando, tal vez el problema no sea el de un estómago agrandado sino de otro órgano o infección.

Prevención:

Para prevenir el Trastorno de la vejiga natatoria, mantén tu tanque limpio y realiza cambios de agua programados. Descongela y remojar los alimentos antes de la alimentación y definitivamente evita la sobrealimentación. Esta es una de las enfermedades comunes de los peces de acuario.

3.- Flukes

Los Flukes consisten en diminutos parásitos semejantes a gusanos que entran en la piel, branquias y otras partes del cuerpo del pez. Esta es otra de las enfermedades comunes de los peces.

Síntomas:

Puedes notar que tus peces se rascan contra objetos en el tanque. También se pueden ver capas de mucosidad o limo sobre las branquias o el cuerpo, lesiones, pequeñas manchas de sangre. O branquias con movimiento rápido, masticación de aletas o branquias, piel roja, peces descoloridos o pálidos o con respiración rápida.

Tu pez puede mostrar signos de letargo, natación intermitente, respiración superficial o movimiento mínimo.

Causa:

Malas condiciones de agua, hacinamiento, compañeros de tanque incompatibles y estrés.

Tratamiento:

Un tratamiento rápido con antibióticos es importante o un brote podría ocurrir y afectar al resto de sus compañeros de tanque.

Trata el tanque con Droncit (Praziquantel) a 2 ppm (2 Mg / L) o una combinación de malaquita verde-formalina hasta que todos los huevos se hayan ido. Los flukes se pueden eliminar de los peces (pero no del tanque), con formalina corta, sal (3%) o baños de hidróxido de amonio.

Prevención:

Con el fin de evitar los parásitos Flukes, pon en cuarentena a todos los peces nuevos antes de ponerlos en tu tanque. Evita el uso de alimentos vivos que pueden contener chufas.

4.- Hidropesía

Una vez que el sistema inmunológico de un pez ha sido comprometido por el estrés, puede ser susceptible a la Hidropesía. Está comúnmente presente en los hábitats del acuario.

Causa:

Poca calidad del agua, amoníaco o picos de nitrito. Además de cambios drásticos de temperatura y nutrición inadecuada.

Síntomas:

Vientre, cuerpo y abdomen inflamados, lesiones de la piel, ojos abultados, branquias pálidas. Además de úlceras y letargo. El pez puede dejar de comer y estar cerca del fondo o jadear por aire en la parte superior del tanque. También puede mostrar signos de natación desequilibrada.

Tratamiento:

Esta condición es difícil de curar. Algunos aficionados de acuarios llegan a la eutanasia para evitar la propagación de la infección a los otros peces saludables del tanque. Si es abordada temprano, es posible sanar al pez.

Mueve al pez a un tanque diferente y agrega 1 cucharadita de sal por galón. Alimenta a los peces alimentos de alta calidad y trata con antibióticos. Mantén el tanque limpio durante varias semanas. Un buen antibiótico se puede usar para usar para tratar esta enfermedad. De esta manera combates esta, una de las enfermedades comunes de los peces.

Prevención:

Para prevenir esta condición necesitarás mantener las condiciones ambientales apropiadas en tu tanque. No sobrecargues el tanque, mantenlo limpio al igual que los filtros. No sobrealimentes a los peces y realiza cambios regulares de agua.

5.- Ich

Es también conocida como la enfermedad de la mancha blanca. Es una enfermedad que la mayoría de los aficionados encontrarán. Esta enfermedad es parasitaria y podría ser fatal para tus peces si no se cuida de forma rápida y adecuada.

Síntomas:

Verás manchas blancas en el cuerpo del pez.

Causas:

Un sistema inmunológico comprometido debido al estrés causado por el hacinamiento. U otros factores ambientales como la dieta, la temperatura del agua, la calidad y habitantes de tanque incompatibles.

Tratamiento:

Aislar el pez infectado y usar la medicación específica. Realizar cambios diarios de agua en el pez aislado. Aumenta lentamente la temperatura cada pocas horas hasta un máximo de 86 grados. Limpia y aspira la grava y reemplaza el agua todos los días hasta que desaparezcan los signos de la enfermedad. Agrega sal de acuario al tanque para ayudar en la función de las branquias. Reemplaza todos los filtros, plantas y decoración. Y añade los tratamientos recomendados hasta que los puntos hayan desaparecido.

Prevención:

Adquiere peces sanos, pon en cuarentena los nuevos peces, mantén los parámetros del agua y las condiciones ambientales estables.

La Prevención es la clave

Tratar con las enfermedades comunes de los peces no es divertido, y estamos seguros de que no quieres ver a peces sufrir o pasar por estrés. La prevención es la clave para asegurarte de que tus compañeros de tanque tengan vidas largas y felices.

Recuerda comprar peces que estén libres de todos los signos de estrés y enfermedad. Al elegir un pez para comprar, tómate tu tiempo para asegurarte de que los otros peces en el tanque son saludables.

Sería una buena idea incluso colocar todos los nuevos peces en un tanque de cuarentena durante 2 semanas. Esto para asegurarte de que tu recién comprado pez no va a traer nuevos parásitos y contaminar tu tanque.

Si compra nuevas plantas, asegúrate de que estén limpias antes de colocarlas en tu nuevo tanque. Mantén los movimientos y manipulación al mínimo cuando compres nuevos peces para reducir el estrés.

Evita cambios drásticos en el agua, mantén el tanque limpio y los parámetros de agua estables. Alimenta a tus peces una dieta saludable y ten cuidado de no sobre poblar tu tanque. Todo esto te ayudará a prevenir las enfermedades comunes de los peces.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.