Las 7 características más comunes de los perros Pointer

1
7227

La raza de perros Pointer es un perro de caza tradicionalmente usado en Inglaterra. Ha dado nombre a los perros de muestra (o pointers). El pointer es uno de los perros de caza más conocidos a nivel mundial. Su imagen está tan íntimamente asociada con la caza que para muchos ya casi es imposible imaginarlo en otra faceta, aun cuando también es una excelente mascota. A menudo simplemente se le llama “pointer”, dejando a un lado su nacionalidad.

Algunas características que se destacan del Pointer, son el grado de energía que posee esta excepcional raza, su manera de ser directo a la hora de conseguir un objeto y su pasión por la vida. De todas formas, existen muchos detalles más sutiles que hace que este perro sea lo que bien es. Vivir con un ejemplar de esta peculiar raza nos revelará su gran inteligencia innata y su extraordinaria capacidad para solucionar las cosas.

El pointer común y corriente no necesita a la gente: él la acepta. Si fuese posible preguntar si necesita algún tipo de ayuda, su respuesta podría muy bien ser: “Me las puedo arreglar yo solo y muy bien, gracias”. Puede que un perro Pointer piense que esto es así. De todos modos, este perro debe ser guiado y disciplinado correctamente. No hay que olvidar que se trata de un perro que fue criado cuidadosamente a lo largo de la historia en pos de velocidad, resistencia e inteligencia, lo cuales son cualidades admirables aunque letales si no son canalizadas adecuadamente.

Su aspecto muy llamativo ha supuesto, en diversos casos, la razón de la elección de la raza como mascota familiar. Por desgracia, y con mucha frecuencia, se pasan por alto algunas de las necesidades de esta raza. El que vaya a ser propietario de un pointer, debe satisfacer las capacidades atléticas de esta inteligente raza.

Loading...

Si el dueño de un pointer no puede garantizarle como mínimo una hora diaria de ejercicio, entonces debe obligatoriamente haber alguien en casa que sí pueda hacerlo. Sólo entonces el pointer podrá convertirse en un perro familiar ideal. Si no es así, el propietario debería pensar en una raza distinta y que sea menos activa.

Si se le pueden proporcionar estos cuidados y este adiestramiento, sigue siendo muy importante no actuar tan a la ligera. En el caso de que se trate de un ejemplar destinado a ser un perro familiar y casero, será mucho mejor escogerlo de manos de un criador que haya seleccionado a sus animales teniendo en cuenta las características propicias para el ring de las exposiciones de belleza y el compañerismo, y no tanto de manos de un criador que esté concentrado sólo en la raza. Los perros de caza puede que resulten un poco o demasiado activos para una familia normal, aunque también resulta un tanto importante investigar bien a los criadores que por supuesto, crían pointer destinados a la exposición de belleza.

La gente se siente atraída por el pointer debido a distintas razones, principalmente su belleza y su porte son legendarios. Otros propietarios alaban la inteligencia y las habilidades de esta raza en el campo e incluso en la vida diaria. Aparte de estos atributos anteriormente mencionados, existe también una amplia gama de colores muy hermosos y de manchas entre los que escoger.

De todos modos, todas estas particularidades no constituyen razón alguna para que alguien adquiera un pointer sin que antes se evalúen también un poco a sí mismo.

No se trata de una raza a la que se pueda dejar encerrada durante todo el día en casa y el día para sacarle a pasear sean solo cinco minutos por la tarde. Cientos de generaciones de cría selectiva hacen que éste sea un perro que necesita correr y correr mucho. Sin importar de qué líneas provenga, tendrá el deseo natural de conocer el mundo exterior y de desempeñar su labor como cazador.

El pointer puede ser un gran compañero y un buen amigo durante toda su vida, pero sólo si el propietario quiere dedicarle el tiempo necesario, paciencia y mucho ejercicio fuera de casa, lo cual son necesarios para que la raza muestre todo su potencial.

perros Pointer

¿Cuáles son las características más comunes de la raza de perros Pointer?

1. Historia

El origen de esta raza se remonta en el siglo XVII, cuando algunos ingleses comenzaron la cría de perros de caza que se adecuasen a la práctica de este deporte con escopeta. En la primera exposición de perros celebrada en Inglaterra sólo se admitían perros de razas pointer o spaniel.

Como ocurre muchísimas veces, existen diversas teorías acerca de los orígenes del pointer. Algunos autores opinan que un antiguo pointer español fue el precursor de esta raza, debido a que este perro se estableció en Gran Bretaña en el año 1793, lo cual en cuya creación también se utilizaron distintas razas de sabuesos, pero no existen datos precisos para dar más soporte a esta hipótesis. Otros expertos afirman que es descendiente del braco francés mientras que otros dicen que su antepasado es el braco inglés.

El pointer fue desarrollado completamente en Gran Bretaña, pero su historia es poco conocida. En algún momento posiblemente se utilizaron líneas de Setter español antiguo.

Lo que sí se sabe con mucha certeza es que el pointer ya existía como tal en el siglo XVII como lo mencionamos anteriormente, y desde ese entonces era utilizado para señalar la presa. Únicamente, su nombre es proveniente del inglés “to point”, lo cual significa mostrar o señalar y que hace alusión a la conducta característica de estos perros durante la caza.

En la actualidad el pointer no es solamente un cazador avezado, sino también un bello y adorable perro de exposición y una excelente mascota en muchos hogares. Además, es afable, obediente y con una gran tendencia a tomarse la vida muy en serio, la finalidad original del pointer contradecía la conducta canina natural. Al ver una liebre solía quedarse quieto y apuntar, permitiendo los lebreles que le acompañaban a perseguir y capturar el animal. La cría selectiva ha creado un perro muy obediente, noble y entregado, pero también sumamente sensible. Su disposición bondadosa le convierte en un compañero de familia ideal.

2. Características físicas

El perro pointer es un perro de caza de gran alcance. Es un perro alto y esbelto, dando la correcta impresión de fuerza y agilidad al mismo tiempo. Sólo con mirarlo uno puede darse cuenta que se trata de un perro dinámico que disfruta de la actividad física intensa.

El perfil del pointer presenta curvas delicadas, debido a que su fuerte y musculoso lomo es algo abovedado. Además, el pecho es ancho y profundo, alcanzado los codos, y las costillas son bien arqueadas. Los flancos son bien levantados, dando más curvas aún al perfil de este perro.

La cabeza tiene aproximadamente la misma longitud que el hocico. Tiene un tórax ancho, muslos y patas bien desarrollados y musculosos. El cuello es bastante largo. El hocico es profundo, y tiene un stop bien definido. La trufa es de color negro o marrón en los perros con un pelaje oscuro, pero en los ejemplares con pelaje más claro, puede ser más clara o de color carne.

Los dientes por lo general deben cerrarse en forma de tijera. Los ojos son redondos y de color oscuro, contrastando con el color del pelaje. Las orejas cuelgan, y son un poco puntiagudas al final.

Las patas delanteras son rectas. Posee pies ovalados, con dedos arqueados. Una cola de mediana longitud, gruesa en la base lo cual se va afinando gradualmente hacia la punta, llevada a nivel del cuerpo. El pelaje es fino, corto, rígido, perfectamente liso y lustroso. Los colores del pelo suelen ser principalmente blanco-marrón hígado, limón, manchados de negro y naranja, moteados, parcheados o de color sólido. También puede darse un pointer tricolor.

3. Carácter y temperamento

El pointer por lo general, ha sido definido como el perro de caza por excelencia, en virtud de sus clásicas formas. Es un animal veloz e incansable cazador, orgullo de los aficionados de las grandes búsquedas por sus grandes peculiaridades, que sabe poner de manifiesto sobre terrenos llanos y limpios.

Dotado de un finísimo olfato lo cual sabe percibir el más leve olor de cualquier animal, inclusive en climas cálidos y secos. Galopado incansable, de ánimo impetuoso y buscador veloz.

Las particularidades de su manera de trabajar son la muestra firme, erguida y muy expresiva, y la guía decidida y entusiasta. En el campo doméstico, esta raza se caracteriza por ser muy fiel, noble y cariñoso.

Cabe destacar, que, los pointers son unos perros con una cantidad exagerada de energía y unos cazadores incondicionales e incansables, pero con una buena dosis diaria de ejercicio estarán tranquilos en casa.

El pointer es un perro muy inteligente, fiel y limpio, su actitud suele ser amable, cariñosa y paciente. Se lleva perfectamente bien con los niños y puede convertirse en un estupendo perro de familia. Se adapta muy bien a las situaciones nuevas. A veces puede tener una conducta un poco reservada con los desconocidos. Por ello, es muy importante socializarlos desde cachorros, los propietarios de un pointer deben transmitirle al perro la mayor de la serenidad para que así el perro pierda esa timidez, si el dueño transmite al perro nerviosismo el perro se volverá muy nervioso también, por tal motivo los perros necesitan esa seguridad por parte de su amo.

Si no le proporcionamos a nuestra mascota el suficiente ejercicio mental y físico, un pointer podrá volverse nervioso, destructivo y muy distraído. En cuanto el perro se dé cuenta de que su dueño no es un líder y perciba su inseguridad, él asumirá el papel de líder de la manada y se pueden volver ingobernables.

La cría selectiva como perros de caza también ha hecho que los pointer sean perros inteligentes y muy atentos a sus humanos. Esto, junto a sus instintos cazadores, hace que sea muy fácil entrenarlos para buscar en grandes áreas y mostrar la presa.

Sin embargo, también causa ciertas dificultades en el adiestramiento canino convencional destinado a hacer de los pointer buenas mascotas. Estos perros suelen aprender con mucha facilidad, pero también se distraen fácilmente, por lo que hay que ser un poco pacientes a la hora de adiestrar un pointer. En todo caso, el adiestramiento en positivo suele ser el mejor para estos peculiares perros.

Son de los que ladran cuando escuchan algún ruido sospechoso, pero no son de los mejores perros guardianes. Desarrollan desde una muy temprana edad los instintos de caza, de hecho comenzarán a mostrar esos comportamientos a partir de las ocho semanas de edad.

Los pointer por lo general, se llevan muy bien con otros animales domésticos y además no son perros agresivos.

De cualquier forma, el problema de comportamiento más frecuente en este tipo de perros (y en muchas otras razas más) radica en la falta de ejercicio que se les proporciona. Cuando estos canes no reciben el ejercicio suficiente y socialización adecuada suelen volverse tremendamente destructores.

4. Aspectos relacionados con la salud

Con un poco de suerte, un pointer que se encuentre bien cuidado puede vivir hasta 12 o 14 años, estando activo y sano durante la mayor parte de su vida.

Por lo general, los pointer son perros muy saludables, sin presentar altas frecuencias de enfermedades genéticas. Sin embargo, como sucede en cualquier otra raza de perros, no están libres de enfermedades hereditaria, entre las más comunes se encuentran: entropión, displasia de cadera, sordera, problemas de la piel y epilepsia.

Posiblemente, la primordial preocupación entre los criadores de un pointer es la displasia de cadera (DC). Se trata de un padecimiento relacionado con el desarrollo que afecta a la articulación de la cadera. Una de las dos caderas del perro que esté afectado sufre una deformación. Puede que algunos ejemplares muestre un poco de flojedad en la cadera, que caminen cojeando o con un movimiento de balanceo o también que tengan dificultades para levantarse. Los síntomas pueden ir de una cojera leve y temporal a una cojera grave en los casos más extremos. El tratamiento puede implicar la cirugía. Aunque la displasia no es de las más frecuentes en el pointer, se han detectado suficientes casos como para que valga la pena preguntar al criador de su cachorro el tipo de pruebas en la que ha llevado a cabo para descartar este problema.

Se ha documentado en esta raza diversos casos de un problema un poco extraño llamado osteopatía neurotrópica. Lo que parecen ser heridas en el esqueleto se dan a una edad que oscila entre los tres y los nueve meses de edad como resultado de la degeneración de la médula espinal.

Existen ciertas descripciones de algunos problemas cutáneos, entre los que se incluyen la sarna demodécica. El acicalado periódico es muy importante para evitar que estos problemas avancen mucho más allá de su etapa inicial.

Los problemas oculares como lo son el entropión y la atrofia progresiva de retina han sido comunicados por los criadores solventes, pero tampoco en un nivel alarmante. En este caso, es muy importante la compra de un cachorro de manos de un criador con reputación.

5. Cuidados

Los pointer son unos perros totalmente enérgicos e incansables. Es sumamente importante que se le proporcione a diario una buena dosis de ejercicio, así evitaremos la hiperactividad en la casa.

Esta raza como bien sabemos es muy enérgica e hiperactiva, inclusive para las familias más activas, no debemos nunca tener a un pointer como mascota si no estamos completamente seguros antes de que debemos proporcionarle altas dosis de ejercicio.

Es necesario tomar en cuenta que debemos sacar a nuestro perro a dar un buen paseo diario, pero debe ser un paseo largo. Además, también disfrutará mucho si sale con nosotros a hacer footing o acompañarnos mientras montamos en bicicleta, son unos excelentes acompañantes para practicar jogging o canicross. A estos perros también les encanta nadar e ir a buscar cosas, aunque no fueron criados para esta tarea en concreto.

Cuando estemos paseando con un pointer es muy importante llevarles pegados al talón o a nuestro lado, no debemos de ninguna manera dejarles la iniciativa del paseo, nosotros debemos ser los líderes en todo momento.

Si vamos a adiestrar a un pointer para la caza, es muy importante que aprenda a distinguir cuando estamos de caza y cuando no, cuando no estemos practicando la caza, el perro debe saber que tiene que ir tranquilo con la correa puesta.

No es para nada recomendable tener un perro de esta raza en un piso o en un apartamento, lo mejor es que tengan un buen patio, así serán más felices. Por la razón de que estos perros necesitan mucho ejercicio diario, no son adecuados para personas sedentarias o que viven en lugares pequeños.

Aun cuando pueden estar solos afuera por cierto tiempo durante cada día, los pointer también necesitan compañía. Aunque vivan en el jardín, necesitan pasar un tiempo considerable con sus familias humanas y socializar también con otras personas y otros perros de manera regular.

El pelaje de los pointer es una de sus cualidades más atractivas debido a que aunque pierden pelo regularmente, bastará con un cepillado o dos a la semana para así mantener el pelo saludable. Tampoco es necesario bañarlos con mucha frecuencia, ya que se mantienen limpios con facilidad, sólo debemos bañar a nuestro pointer cuando sea estrictamente necesario. El pelaje le quedará muy brillante si le frotamos con una toalla o gamuza.

Es muy importante revisarle las patas después de una larga jornada de ejercicio o de trabajo, además de secarle bien para evitar que se resfríe.

6. El propietario ideal de un Pointer

Al igual que el propietario debería disponer de una lista que le conduzca hacia un criador responsable, los buenos criadores deben tener una lista de requisitos que el comprador debe satisfacer. Éstos son sólo algunos de los aspectos obligatorios con los que el aspirante a propietario tendrá que lidiar si intenta adquirir un cachorro de manos de un criador responsable:

1) El comprador debe disponer de un jardín cerrado y de un lugar seguro y protegido en el que el perro pueda permanecer si el propietario está fuera de casa.

2) Los niños deberían tener, como mínimo, cinco años. Aunque los Pointer parecen mostrar una afinidad natural hacia los niños, puede que un Pointer adolescente sea algo torpe y pueda, inintencionadamente, hacer daño a un niño pequeño.

3) Los Pointer suelen ser demasiado musculosos para la gente mayor.

4) Toda la familia debe querer tener un Pointer.

5) El comprador debe, desde el punto de vista económico, poder proporcionar al perro cuidados veterinarios adecuados y cuidados en casa.

6) Ningún Pointer será vendido a gente que quiera hacer criar a animales con calidad como mascotas o que quiera convertirse en una “fábrica de cachorros”.

7) El comprador debe tener presente que a los Pointer les hace falta hacer mucho ejercicio.

7. El Pointer como perro casero

Un pointer que esté joven debe empezar a comprender las reglas de su hogar desde el momento en que entre en ella. Para ello, usted deberá mostrarle mucha paciencia, cariño y también una mano amable aunque ciertamente firme. Inclusive, el cachorro de pointer más joven comprende la diferencia entre una corrección y los malos tratos.

Los perros pointer son totalmente capaces de ser el mejor amigo y también compañero casero de cualquier tipo de persona pero, al igual que sucede con cualquier buena relación, las dos partes debe ser compatibles. Los pointer como bien sabemos fueron criados para cazar. En ningún momento de la historia del desarrollo de esta raza se hizo algún intento por hacer que el pointer fuera un perro faldero o un compañero de tocador. El pointer estará mucho mejor con alguien que se dé cuenta de que el trabajo puede venir en forma de casi cualquier actividad estructurada; llevando a cabo la rutina diaria de obediencia o inclusive jugando con una pelota.

A los pointer lo más recomendable es que se le asignen tareas diarias y sus oportunidades para hacer ejercicio, ya que, si no, puede que utilicen su tiempo inventando cosas que puedan hacer. Lo que su pointer decida hacer por su cuenta podría consistir en morder las patas de una mesa, escarbar un túnel para llegar al jardín de su vecino o poder comunicarse, ladrando, con cualquier otro perro. Por otra parte, si usted principalmente no se impone cuando él deba dejar de hacer algo, su falta de determinación será interpretada como carta blanco o libertad para continuar con lo que estaba haciendo. Sin duda alguna los pointer aprenden muy rápido, pero eso no significa que les importe siempre lo que usted trata de enseñarle. Además, si no asume usted el necesario liderazgo, su perro lo más seguro es que le deje claro que él es capaz de convertirse en el líder por sí mismo.

El Pointer tiene un pelaje corto y una gran resistencia, soporta especialmente bien el calor y, teniendo en cuenta que sólo tiene una capa, también tolera bastante bien el frío. De todas maneras, el Pointer debe tener una sombra cuando las temperaturas sean muy altas y debe poder resguardarse dentro de casa si son muy bajas.

El Pointer es muy curioso y querrá vagabundear si no dispone de un jardín cercado. Se puede adiestrar al Pointer para que haga cualquier cosa de la que sea capaz un perro, sobre todo si la tarea incluye agilidad y entusiasmo, tomando siempre precauciones para que no haga algo arriesgado.

También puedes leer sobre: La increíble raza de perros Basset Hound. 

Llegaron buscando:

  • perro pointer
  • pointer caracter
  • pointer
  • pointer perro caracteristicas
  • pointer perro
  • pointer caracteristicas
  • Pointer inglés
  • caracteristicas del pointer
  • Caracter pointer
  • caracteristicas de un pointer
Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here