Enterate cómo elegir el apropiado Transportín para perros

El transportín para perros o también llamado jaulas de viaje son accesorios muy útiles para nuestras mascotas. Un transportín adecuado debe ser seguro y muy cómodo para el perro. El transportín sin duda alguna es un complemento indispensable para muchas mascotas, no sólo sirve de gran ayuda para transportar a tu perro en viajes largos y cortos, sino que también te ayudan a educarlo y brindarle una mejor seguridad, además, también sirve para los viajes al veterinario.

Para acertar con el transportín apropiado, hay que tener muy en cuenta algunas recomendaciones que se explicarán a continuación. Cada transportín tiene que obligatoriamente adaptarse al tamaño de la mascota, antes de comprarlo hay que pesar cuál será su utilidad principal, lograr que sea un agradable habitáculo y elegir uno entre los numerosos tipos de transportines que existen: rígidos, de plástico, acolchados y hasta con ruedas.

Toparse con la elección del habitáculo que usará nuestra mascota es fundamental, debido a que de él depende la seguridad del perro durante todos los desplazamientos y también la nuestra ya que un perro suelto en el carro se convierte en un “bulto” que ante un posible accidente las consecuencias para los pasajeros puede ser devastadora. Nunca será lo mismo viajar con un perro que pesa 55 kilos, que moverse con otro que apenas llega a 6 kilos. Esto quiere decir que el tamaño de la mascota es uno de los factores más influyentes a la hora de elegir el transportín del perro. Conviene pesar y medir al animal antes de adquirir el transportín.

El cajón donde estará nuestra mascota debería ser tan amplio como para permitir al perro ponerse de pie y estirar las patas durante el trayecto. Además, la anchura del transportín también debería facilitar mucho la comodidad de la mascota durante todas las horas que dure el viaje.

El veterinario puede ser la persona ideal para aconsejar sobre el tamaño del transportín para perros más adecuado para nuestro amigo perruno. Los fabricantes, sin embargo, marcan a menudo los distintos modelos en función del peso y dimensiones del animal que los usará.

transportín para perros

Loading...

El principal uso de los transportines para perros:

La utilidad que se le da al transportín del perro suele ser uno de los aspectos más importantes para elegir un modelo determinado de habitáculo.

La función principal de los transportines es simplemente llevar a los perros de manera segura en los viajes. Sin embargo, todos los transportines no son igualmente útiles para viajes.

Para los viajes aéreos, te servirá solamente un transportín rígido. Además, es necesario resaltar que el transportín debe ser homologado por IATA, ya que en caso contrario no le permitirán de ninguna manera embarcarlo. Es decir, que no basta sólo con que el transportín sea de plástico duro, sino que también tiene que cumplir con las normas de IATA. Así que en el momento de comprar los pasajes, avise antes que va a viajar con un perro y pida que le explique cuáles son las normas que debe cumplir el transportín.

Los transportines rígidos también suelen ser muy útiles para los viajes en barcos y los medios terrestres de transporte público, debido a que brindan una mayor protección que los otros tipos de transportines.

Los transportines que son tipo jaula son bastante prácticos para los viajes por carretera cuando es un día de mucho calor. Estos transportines suelen permitir una mejor aireación y el perro sufrirá menos estrés por el calor. Además, también son muy utilizados para esperar en las exposiciones caninas, siempre y cuando se encuentren a la sombra.

Un transportín para perros mullido, flexible y acolchado puede ser adecuado para realizar las visitas al veterinario con un perro de dimensiones pequeñas.

Por lo general, los transportines plegables sólo son prácticos para los viajes cortos en automóvil. Éstos pueden llegar a calentarse mucho, así que no es recomendable utilizarlo para los viajes largos.

Además de todos los usos anteriormente nombrados, todos los tipos de transportines pueden ser adecuados como casetas para perros que viven en interiores. Si usted es de las personas que viaja mucho con su perro, puede ser bastante práctico que vea a su transportín como una casa. De esta forma estará cómodo en su “casa” a cualquier parte que vaya.

Es necesario resaltar, que, los transportines para perros no son de ninguna manera prácticos como casetas si tu mascota duerme en el jardín, debido a que no brindan suficiente aislamiento térmico.

Otro uso sumamente importante de los transportines se da en el adiestramiento canino. Estos accesorios para perros se pueden utilizar para enseñarles a los perros a no ensuciar la casa. El procedimiento se conoce como adiestramiento con jaula, y suele ser muy efectivo en la gran mayoría de los casos. Además, no es para nada complicado enseñarle a tu perro a estar cómodo en el transportín si lo haces con mucha paciencia e inteligencia.

Los tipos de transportines para perros:

Según el diseño del transportín y según los materiales con los que se encuentran construidos, existen tres tipos generales de transportines. Además, cada tipo de transportín ofrece ventajas para ciertas funciones.

1. Transportines rígidos
Estos suelen ser los más comunes, por lo general, son de plástico duro y bastante resistente. La puerta normalmente suele ser de rejilla metálica y, además, posee rejillas de ventilación a los costados o en la parte trasera del transportín.

Además de ser un transportín bastante resistente y también impermeable, estos transportines en muchas ocasiones son desmontables y les puedes quitar el techo para así poder facilitar su limpieza y guardado.

Estos transportín para perros son los que generalmente aceptan todas las empresas de transporte aéreo, por lo cual muchas personas lo llaman transportines de avión. No obstante, para que sean aceptados en los viajes aéreos no basta sólo con que sean de plástico duro, sino que también tienen que cumplir con ciertas características indicadas por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

2. Transportines tipo jaula
Estos transportines para perros también suelen ser bastante comunes y seguramente los has visto en algún lado. Tienen un diseño muy simple, son jaulas metálicas para perros. La base principalmente tiene que permitirle al perro pararse y echarse con toda la comodidad, por lo que lleva una bandeja metálica.

Los transportines que son tipo jaula les permiten a los perros tener visibilidad a todos lados, poseen una gran resistencia, tienen una excelente ventilación, son muy fáciles de limpiar y cuando los pliegas ocupan muy poco espacio.

3. Transportines plegables
Estos transportines son similares a las carpas para perros. Poseen un esqueleto rígido sobre el que se arma el transportín de lona pesada.

No suelen brindar mucha protección al perro, pero son de los que ocupan muy poco espacio, son fáciles de armar y desarmar, y son muy agradables a la vista. Como indica su nombre, los puedes plegar para guardarlos.

Otros accesorios para transportar a los perros:

Además de los transportines para perros que nombramos anteriormente, existen otros accesorios que sirven de ayuda para trasladar a nuestros amigos perrunos.

Entre éstos otros accesorios podemos encontrar los bolsos y mochilas para perros, que no son muy prácticos y tampoco brindan mucha protección a los animales. Son, simplemente mochilas y bolsos con diseños en particular lo cual permiten que metas a tu perro ahí. Estos accesorios solamente son útiles para los perros pequeños y para ser trasladados por poco tiempo. En todo caso, los bolsos suelen ser un poco más prácticos que las mochilas ya que al menos puedes ver a tu perro.

También existen otros llamadas “sillas de paseo” que son como los carritos para bebés, pero en este caso es para pasear perros. A simple vista pueden parecer accesorios inútiles, pero son de gran ayuda si tienes que pasear o llevar al veterinario a un perrito que no puede caminar. Son también muy útiles para perros viejos, enfermos y accidentados.

Y finalmente están los remolques para las bicicletas que son unos pequeños “remolques” que se ajustan a la bicicleta. Son muy útiles para trasladar a tu perro cuando tu medio de transporte suele ser la bicicleta, pero éste no brinda mucha protección. En cualquiera de los casos, los de plástico rígido pueden ser más seguros que los de lona.

Resumen y Consejos:

El tamaño de la mascota es sumamente importante a la hora de elegir el transportín. Además, también es conveniente pesar y medir al perro antes de adquirir el transportín.

-El transportín debería ser, por regla general, tan amplio como para permitir al perro ponerse de pie y estirar las patas durante el trayecto.

-Un transportín que sea mullido, flexible y acolchado puede ser el adecuado para realizar las visitas al veterinario, siempre y cuando sea un perro de pequeñas dimensiones.

Intenta acostumbrar a tu perro al transportín. Algunos días antes del trayecto que van a ejecutar sitúa el transportín en una área visible en tu casa donde esté al alcance de tu mascota para que así pueda entrar y salir de él cuando le provoque y no le resulte un lugar completamente desconocido el día del viaje. Además, también puedes premiarle con alguna golosina cada vez que entre en el transportín por voluntad propia.

Puedes colocar mantas, un colchón y algunos juguetes del perro para hacer de esta manera que el transportín sea un lugar más atractivo para nuestra mascota.

-Si vas a realizar algún trayecto largo ya sea en auto, en tren, en avión, etcétera., es recomendable que adquieras un transportín rígido que tenga buena ventilación y que estén homologados. Debido a que son habitáculos más estables, perfectamente ventilados y a los que podrás incluir recipientes para la comida, agua y a su vez son desmontables y te será más fácil habituar a tu mascota a ellos y limpiarlos.

Si tu perro es pequeño y vas a hacer un viaje corto o vas a dar simplemente un paseo, un bolso será el accesorio perfecto para llevarte contigo a tu perro. Los bolsos para perros suelen ser fabricados con materiales blandos y están provistos de rebordes duros para así evitar que se deformen al introducir el animal en ellos. A los lados se encuentran dotados de malla lo cual le permiten una mayor ventilación y a su vez que el perro pueda mirar hacia fuera.

-La IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo) establece ciertas normas internacionales lo cual se debe cumplir el transportín en los viajes aéreos, pero no recomienda ningún modelo o marca en particular. Estas suelen ser algunas de las características que debe cumplir el transportín:

• Espacio suficiente para que el animal pueda moverse.
• Estar de pie, sentarse derecho y estirarse con naturalidad.
• Suelo sólido, resistente y a prueba de fugas.
• Área de ventilación de al menos el 16% de la superficie de los cuatro lados del transportín.
• Recipiente de agua y comida con acceso desde el exterior para el llenado.

También puedes leer sobre: El adiestramiento canino con jaulas para perros. 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.