Perros Pinscher miniatura| Conoce sobre esta Increíble raza

La raza de perros Pinscher Miniatura suele ser una de las razas más pequeñas que existen, aunque se encuentren tan emparentada con su antecesor salvaje, el lobo. Es por esta razón que los ejemplares de la raza Pinscher Miniatura suelen sentirse tanto o más importantes que los ejemplares de otras razas de perros.

Es muy común observar cómo un perro de raza pinscher miniatura enfrenta sin temor y decididamente a cualquier perro más grande que él, lo cual es característico en la conducta de este peculiar perro, causando un gran desconcierto tanto en su contrincante como en los dueños de ambos animales.

El Pinscher Miniatura lo único miniatura que tiene es su tamaño, ya que éste busca más problemas que el Pinscher y el Doberman puesto juntos. Este can definitivamente tiene complejo de perro grande. Suele ser un excelente perro cucarachero, ratonero y todo lo que se mueva que sea más pequeño, o grande que él. Es un pequeño perro muy activo que no tiene paz, ni tampoco la da. Sin embargo, es bastante fiel y se da a querer como pocos otros perros.

El Pinscher Miniatura de ninguna manera es una raza sencilla. Por ejemplo, existen dos preguntas muy básicas que debería hacerse cualquier posible propietario de cualquier perro: ¿ladra demasiado y es agresivo con las personas o con los otros perros?

En relación con muchas otras razas de perros, estas preguntas pueden ser contestadas con un simple sí o un no, pero no es así cuando se trata del Pinscher Miniatura. La respuesta a estas dos preguntas es sí y no: por lo tanto, es un poco forzoso dar una explicación, pero te la damos más adelante. La personalidad del Pinscher Miniatura tiene muchas facetas y la mejor forma de conocer al perro integralmente es definiendo cada aspecto en particular. Pero primero conozcámosle mejor un poco antes de intentar responder a las citadas interrogantes anteriormente.

perro pinscher miniatura

Loading...

Historia del Pinscher Miniatura

El Pinscher Miniatura es una raza muy antigua que es descendiente del Pinscher Alemán de pelo corto y no una versión más pequeña del Doberman. Eran populares perros de salón lo cual eran apreciados por las damas de esa época que se adornaban con estas diminutas mascotas. Su primera función fue la caza de ratas.

Como bien lo dijimos, es una bastante antigua y lo atestiguan muchas de sus representaciones que se encuentran en cuadros y grabados de la época medieval. De ella derivaría la raza Doberman. El Pinscher Miniatura proviene de Alemania, donde fue muy reconocido entre los años 1905 y 1914. En el año 1895 el Pinscher fue oficialmente reconocido, y de esta manera, su popularidad fue creciendo cada vez más, durante la década de 1920.

A principios del siglo XX el Pinscher Miniatura ya era bastante común en su país de origen, y luego fue exportado por primera vez a los Estados Unidos en el año 1919, donde fue la primera raza registrada por el American Kennel Club en el año 1925.

Contrario a lo que su nombre indica, esta peculiar raza de perros no es una miniatura del perro Doberman. Se dice que sí se encuentra emparentado con el Doberman, pero es otra raza de perros distinta. El origen del Pinscher Miniatura es el mismo que el del Affenpinscher. Realmente hasta los finales del siglo XIX se le consideró ser la misma raza que el Affenpinscher.

Aspecto físico de los perros Pinscher Miniatura

El Pinscher Miniatura suele ser la imagen achicada del pinscher alemán, sin defectos de enanismo. Su elegante construcción cuadrada se encuentra claramente visible a través de su pelo corto, listo y apretado.

Proporciones importantes:

• La construcción en lo más posible debe aparecer cuadrada en relación al largo del cuerpo y a la altura de la cruz.

• El largo total de la cabeza (desde la punta de la nariz a la protuberancia occipital) debe guardar una relación de 1:2 con el largo del cuerpo (desde la cruz a la inserción de la cola).

Cabeza:

• Región craneal:

Cráneo: Es fuerte y alargado, y tiene el occipucio poco marcado. El occipucio no debe estar demasiado marcado; la frente es paralela con la caña nasal y plana.

Depresión naso-frontal (stop): Es suave, aunque se ve claramente marcado.

• Región facial:

Trufa: Se encuentra bien desarrollada y siempre suele ser de color negro.

Hocico: Termina en una cuña troncada y la caña nasal es recta.

Belfos: Son de color negro, se apoyan firmes y planos sobre los maxilares; además, la comisura de los labios es cerrada.

– Mandíbulas / Dientes: Los maxilares superiores e inferiores son poderosos. La mordida suele ser en tijera, fuerte y completa (42 piezas denarias limpias y blancas de acuerdo con la fórmula dentaria de los perros). Deben cerrar perfectamente y, la musculatura de la masticación se encuentra fuertemente desarrollada sin formar mejillas que molesten.

– Ojos: Son de color oscuros, de forma ovalada y con párpados adherentes y pigmentados de color negro.

– Orejas: Son dobladas y caídas, de inserción alta y tiene forma de “V”. Los bordes internos de las orejas descansan sobre las mejillas. Las orejas están dirigidas hacia delante en dirección de la sien y, el pliegue paralelo no tiene que sobrepasar la línea superior del cráneo.

Cuello:

El cuello es de porte aristocrático, no demasiado corto; sin interrupción, armoniosamente debe fluir hacia la cruz; es seco, sin papada ni piel suelta en la garganta. La piel de la garganta suele ser firme y sin arrugas.

Cuerpo:

Línea superior: Desciende levente desde la cruz hacia atrás.

– Cruz: Éste suele ser el punto más alto de la línea superior.

– Espalda: Es fuerte, firme y corta.

– Lomo: El lomo es corto, fuerte y profundo. La distancia desde la última costilla hasta la cadera es corta, de manera que el perro aparezca compacto.

– Grupa: Es levemente redondeada e imperceptiblemente hacia la inserción de la cola.

– Pecho: Es moderadamente ancho, de corte oval y profundo hasta los codos. El antepecho se encuentra especialmente marcado por la punta del esternón.

– Línea inferior: Los flancos no son excesivamente recogidos de modo de brindar junto a la parte inferior del tórax una linda línea en forma ondulada.

Cola:

Es bastante natural, siendo el objetivo obtener que sea en forma de sable o de hoz.

Extremidades:

• Miembros anteriores:

Los miembros anteriores vistos de frente, son, vigorosos, rectos y colocados no demasiado juntos. Asimismo, los antebrazos vistos de costado son rectos.

– Hombros: La escápula se encuentra firmemente apoyada sobre el tórax. Ésta es bien musculada a ambos lados de la espina del hueso, y sobresale por encima de las vértebras de la columna en su tramo torácico. Deben estar lo más posible y bien inclinada hacia atrás y, forma con la horizontal un ángulo de 50°.

– Brazo: Se encuentra bien junto al cuerpo, fuerte y musculoso; con la escápula forma un ángulo de aproximadamente 95 a 105°.

– Codos: Están bien ajustados, no girados ni hacia fuera ni hacia dentro.

– Antebrazo: Visto de frente y de perfil es recto; se encuentra fuertemente desarrollado y bien musculado.

– Carpo: Estable y muy fuerte.

– Metacarpo: Es fuerte y ligeramente elástico, visto de frente es recto y visto de perfil es ligeramente oblicuo en relación al suelo.

– Pies delanteros: Son cortos y de forma redonda, los dedos se aprietan unos a otros y son de forma arqueada (pies de gato), sus almohadillas son fuertes, las uñas cortas, de color negro y fuertes.

• Miembros posteriores:

Son oblicuos si son vistos de perfil, desde la parte de atrás, se ven paralelos y no demasiado juntos.

– Muslo: Es moderadamente largo, ancho y se observa fuertemente musculado.

– Rodilla: No debe estar girada ni hacia dentro ni hacia fuera.

– Pierna: Larga y fuerte, tendinosa y se continúa en un poderoso tarso.

– Corvejón: Se encuentra bien angulado, es fuerte, firme y no es girado ni hacia dentro ni hacia fuera.

– Metatarso: Es perpendicular en relación al suelo.

– Pies traseros: Son un poco más largos que los delanteros.

Piel:

Se encuentra firme en todo el cuerpo.

Pelo:

Es corto, tupido, muy brillante y bien apretado al cuerpo, no posee regiones calvas.

Color:

– Unicolor: Puede ser rojo ciervo, rojo marrón hasta el rojo oscuro-marrón.

– Negro y fuego: Es pelo negro laca con marcas de color fuego rojas a marrones. Se desea que las marcas sean los más oscuras posible, saturadas y bien delimitadas. Las marcas de color fuego están ubicadas: sobre los ojos, en la cara inferior del cuello, en los pies, en los metacarpos, en las caras internas de los miembros posteriores y en el perineo. En el antepecho, se encuentran dos triángulos de igual tamaño claramente separados uno del otro.

Tamaño y peso:

– Altura a la cruz: En los machos y las hembras es de 45 hasta 50 cm.

– Peso: En los machos y en las hembras puede ser desde 8 hasta 10 libras.

Carácter y temperamento del perro Pinscher Miniatura

El Pinscher Miniatura posee una gran energía y una curiosidad muy natural, además de poseer un instinto de guarda que le hacer ser un excelente perro guardián a pesar de su diminuto tamaño.

Al igual que muchos otros perros de tamaño pequeño, el Pinscher Miniatura no duda ni un segundo en plantar cara a perros de grandes dimensiones tales como el Doberman u otro, haciendo gala de un coraje y energía desproporcionados con su tamaño. De hecho, y a pesar de su apariencia frágil este perro no duda en enfrentarse a peleas con perros muchos más grandes que, desconcertados, se muestran confusos y huyen del pequeño Pinscher Miniatura, sólo en algunas ocasiones.

El Pinscher Miniatura es un perro bastante inteligente y rápido a la hora de aprender cualquier cosa que su propietario desee enseñarle. El gran don que posee es su deseo de complacer a su amo y a su familia. Este perro suele considerar que su hogar y todas las personas que habitan en él le pertenecen. Aunque puede ser tozudo en ciertas ocasiones, en realidad, él ama las candilejas y hará payasadas interminablemente ante cualquier público que le muestre con aplausos su entusiasmo. Asimismo, el Pinscher Miniatura tiene un encantador sentido del humor.

Estos particulares perros se desenvuelven muy bien en los deportes de obediencia y Agility, y también en el aprendizaje de juegos. Además, también suele ser perros de exposición muy elegantes.

El Pinscher Miniatura es un perro bastante versátil, que se puede ajustar rápida y fácilmente a distintos ambientes y situaciones. Este lindo perrito puede conformarse con pequeños espacios, tales como pisos o casas pequeñas, y vivir igualmente feliz en hogares y fincas de grandes dimensiones. Este es un perro que es posible adiestrarlo para que haga todas sus necesidades sobre papel de periódico, dentro de la casa, lo cual lo convierte en una mascota ideal para todas aquellas personas que no pueden acompañar a sus canes fuera del hogar para que hagan ejercicio.

Asimismo, el Pinscher Miniatura es un perro muy curioso, que si no se le vigila constantemente, puede verse metido en toda clase de problemas. Si, por casualidad, encuentra la forma de escaparse del jardín cercado, jugará con su propietario durante horas a aquello que se le conoce como “atrápame si puedes”. La inclinación natural del propietario por darle caza no hace más que excitar sus deseos de juego. Esta situación puede resultar un poco desastrosa para el perro, y por este motivo no sólo es indispensable un jardín cercado, sino también que se le controle.

Cuando se esté con el Pinscher Miniatura en zonas no cercadas, el perro deberá estar siempre con la correa puesta. Un jardín cercado y seguro, que se haya revisado cuidadosamente para eliminar cualquier objeto peligroso como cristales rotos, clavos, herramientas pequeñas, plantas tóxicas, etcétera., suele ser el lugar apropiado para ofrecer al Pinscher Miniatura todo el ejercicio que éste amerite. Sin embargo, el propietario debe estar al tanto de mantener la seguridad del área vigilando que no haya hoyos, pequeñas aberturas y tablas partidas, ya que por ahí el perro se puede escapar. Usted puede apostar que, si el cercado tiene alguna fisura, el perro la encontrará.

Consideraciones de salud en el Pinscher Miniatura

Por lo general, se puede decir que los perros Pinscher Miniatura son canes muy sanos y longevos que, a menudo, suelen alcanzar entre 12 y 14 años de edad. A diferencia de otras razas de perros, estos son animales muy sanos. Sin embargo, pueden sufrir ciertas enfermedades que hablaremos de ellas a continuación.

Síndrome de Legg Perthes o Displasia de cadera.

Se trata de un problema de la articulación de la cadera provocado por la falta de irrigación sanguínea en la cabeza del fémur. Por lo general, se presenta antes del año de edad y sólo es en una pata. Los síntomas fácilmente reconocibles son la cojera y el evidente dolor cuando la pata se encuentra en extensión. El tratamiento de este problema se basa en eliminar quirúrgicamente la cabeza del fémur. Como alternativa, los tratamientos con cortisona y disminuir el ejercicio físico pueden resultar efectivos en ciertas ocasiones.

Luxación patelar.

Este problema consiste en una dislocación de la rótula (patella) como resultado de un accidente o de una malformación congénita. Se puede presentar en una o en ambas patas. En la gran mayoría de los casos hay presencia de cojera y dolor severo. El tratamiento va desde el reposo física hasta la reconstrucción quirúrgica de la articulación afectada.

Problemas de piel: Sarna y mutaciones de color.

Estos problemas a menudo se encuentran muy relacionados. La sarna demodécica puede ser local o generalizada. Requiere la aplicación de una pomada en las pequeñas zonas afectadas de la piel o, si está afectado todo el cuerpo, baños de inmersión. La sarna demodécica sucede cuando grandes cantidades de ácaros microscópicos y parásitos invaden los folículos pilosos y la piel de los perros normales. En ciertos casos, los perros lo adquieren por contagio de los ácaros de sus madres poco después del nacimiento. En los perros de más edad, esta sarna puede indicar cáncer u otra enfermedad interna.

Las mutaciones de color en los perros Pinscher Miniatura están provocadas por folículos pilosos anormales que se diluyen algunos colores de la capa como el azul-gris y el leonado. Tanto la piel como el pelo se muestran afectados y causan alopecia mutante de color, lo cual es una enfermedad hereditaria que produce pérdida del pelo, y además, puede conducir a infecciones dérmicas secundarias. Cabe destacar que, no existe cura para la alopecia.

Estos problemas del pelo y de la piel del Pinscher Miniatura a menudo permanecen durante toda la vida del can. Los folículos pilosos anormales son colores de la capa mutantes lo cual pueden provocar secreciones anormales de los aceites naturales, y esto, a su vez, predispone al perro a infecciones dérmicas secundarias que pueden durar -y duran- toda la vida.

Epilepsia.

La epilepsia es un problema bastante común en los perros. Este suele ser el resultado de un malfuncionamiento en los impulsos eléctricos que son transmitidos por el cerebro hacia las células nerviosas. Una excesiva descarga de esos impulsos puede causar súbitos ataques o convulsiones. No existe cura para la epilepsia, pero se puede controlar con una medicación diaria. Los perros que padecen de epilepsia controlada viven vidas plenas y productivas. Muchos perros han alcanzado títulos de bella y de obediencia, así como también premios en pruebas de rastreo, Agility y otras áreas del deporte canino. Por lo general, se puede decir que una vez que se encuentra el medicamento adecuado para cada perro en particular, la personalidad y el temperamento del can no sufrirán cambios.

Atrofia progresiva de retina.

Este suele ser un problema ocular, y ha estado presente en el Pinscher Miniatura. La APR es hereditaria, causa ceguera y no tiene cura. La retina (la membrana fotosensible que se encuentra en el fondo del ojo) se degenera y produce la ceguera. Sin embargo, un especialista en oftalmología puede analizar a los cachorros (esto es para decidir si existe o no una APR potencial) y dar al criador un certificado de salud para que pueda entregarlo a los nuevos dueños. El propietario potencial siempre debería preguntar al criador si ha verificado que sus cachorros estén libres de cualquier anomalía ocular.

Otros aspectos de salud.

Ocasionalmente se han reportado en los perros Pinscher Miniatura, sordera y cálculos renales. Sin embargo, estos casos se han presentado en tan pocos canes que no han sido considerados problemas específicos de la raza.

¿Cómo cuidar a un Pinscher Miniatura?

El Pinscher Miniatura es muy conocido como el rey de los toy. Estos diminutos perros por lo general, tienen un peso de entre 8 y 10 libras, y se encuentran muy llenos de energía y valor. Su lealtad hacia su amo lo hace un compañero deseable. Quien acoge a un Pinscher Miniatura a menudo termina con más de uno.

Elementos que necesitas para el cuidado del Pinscher Miniatura:

– Toalla.
– Champú para perros.
– Cortaúñas.

Paso 1.

Proveer un cuidado veterinario regular para así asegurarle un buen estado de salud. Las vacunas se le deben administrad anualmente así como también realizarle chequeos regulares con la finalidad de detectar los problemas de salud antes de que empeoren. La cirugía de esterilización o castración debe ser programada tan pronto como sea posible, esto no sólo es para impedir camadas no deseadas sino también para evitar problemas de agresión y de salud. (Leer más sobre la esterilización en perros).

Paso 2.

Aliméntalo dos veces al día con una comida para perros de alta gama, que tenga carne como ingrediente principal. Evita todos aquellos alimentos que contienen gran cantidad de rellenos como lo es el maíz. Debido al pequeño tamaño de su boca, es mejor proporcionarle los alimentos blandos y en porciones que le quepan en la boca. Sigue las instrucciones del envase del alimento o consulta con el veterinario la cantidad que debes darle en cada comida. No olvides proporcionarle abundante agua.

Paso 3.

Limpia todo su cuerpo con un paño mojado en agua tibia una vez por semana, esto es para eliminar la suciedad y el pelo suelto. Báñalo con agua tibia y un champú suave sólo cuando sea necesario, teniendo cuidado al enjuagarlo bien con abundante agua para evitar irritación en la piel. Recorta sus uñas una vez al mes con un cortaúñas dando un pequeño corte para así evitar lastimarlo, de ser necesario puedes acudir a un profesional en peluquería canina.

Paso 4.

Es muy bueno hacer caminatas a diario con tu mascota de al menos 30 minutos así como también permitirle que realice juegos de tira y afloja o recuperación. Esto estimula la mente de u can junto con el ejercicio físico.

Paso 5.

Hazle notar que eres el líder de la familia. De ninguna manera le permitas saltarte encima sin permiso o hacer lo que le plazca. Debes considerar la posibilidad de asistir a clases de obediencia básica con un entrenador calificado. Los perros de razas pequeñas como lo es el Pinscher Miniatura que son tratados como bebés indefensos y se les permite hacer lo que ellos quieran, en ciertas ocasiones deciden que son los principales de la casa y los lleva rápidamente a mostrar conductas negativas.

Nota importante: Los Pinscher Miniatura tiene unas patas muy delgadas y cuerpos frágiles. Nunca permitas que nadie decida empujarlo cerca o contra los muebles. Debes tener mucho cuidado cuando se encuentre cerca de los niños pequeños, ya que pueden caer encima del perro y romperle un hueso.

Adiestramiento del Pinscher Miniatura

El Pinscher Miniatura es muy inteligente y por lo tanto requiere que el dueño sea muy atento, tenga paciencia y nunca deje de ser firme. De ninguna manera se le puede malcriar, debido a que se puede volver el dueño de la casa. Éste se adapta muy bien al apartamento, pero hay que enseñarlo a no ladrar por cualquier cosa. Requiere llevarlo a socializar, ya sean clases de obediencia o a caminar.

Puede llegar a ser un poco difícil. Con un tamaño relativamente pequeño (no suelen llegar a los cincuenta centímetros de cruz) lo cierto es que tiene complejo de tornado, al igual que todos los Pinscher. En todo momento quieren correr, rastrear, saltar, perseguir lagartijas, cucarachas, ratones, conejos o cualquier clase de bicho que se le cruce en su camino.

Este perro es, por sus genes, un can de mucha energía. Verdaderamente ser dueño de uno es como tener un terremoto en casa, ¡y de los fuertes! Es un animal que jamás para. Puede vivir igualmente en un piso pequeño que en una granja con terrenos grandes, pero cuidado: siempre hay que tenerlo vigilado, ya que también es muy curioso. Por su diminuto tamaño es muy fácil que se meta en cualquier rincón inaccesible, de modo que lo más importante es adiestrar a tu Pinscher Miniatura para que responda a la llamada de su amo, o cuando se esconda será imposible de encontrar.

Existen muchas personas en el mundo que creen que los perros pequeños no necesitan una buena educación. ¡Total error! No querrás que tu Pinscher Miniatura se haga sus necesidades en casa, persiga cualquier bicho, ladre como loco, te ignore cuando lo llames o escape por la calle, ¿verdad? Debes educarlo, y te aconsejamos que premies los buenos comportamientos e ignores los malos, o, a lo sumo, redirigir la atención del can. ¿Qué tu Pinscher está royendo la pata del sofá? Bueno, dile “¡no!” con autoridad, pásale un juguete, y cuando lo muerda recompénsalo. ¡No hay mejor forma para el adiestramiento canino! Jamás trates de golpearlo por portarse mal, ya que estamos ante un can que no tiene problemas para volverse y morder.

Por supuesto, para educar a un Pinscher Miniatura puedes encontrar muchas dificultades. Este pequeño torbellino es un poco difícil de manejar, pero por suerte también tiene tendencia servil y obediente, así que si lo cansas antes de adiestrarlo podrás educarlo como tú quieras, siempre recompensándolo cuando se porte bien, y así tendrás el Pinscher Miniatura más fiel y adorable de todos.

¿Ladran mucho los Pinscher Miniatura?

Ahora, volvamos a las dos preguntas que nos hicimos al principio de este capítulo. La primera era: ¿ladra mucho el Pinscher Miniatura?

El Pinscher Miniatura es, sin duda alguna, intrépido y, a pesar de su diminuto tamaño, constituye un excelente perro que avisa así como un guardián del hogar y de la familia. Sin embargo, su agudo e incesante ladrido puede resultar molesto, a menos que sea entrenado para dejar de ladrar ante una orden determinada. Cuando el can esté ladrando innecesariamente o durante mucho rato, el propietario deberá decirle, en tono severo: “¡No! ¡Basta!” Si el perro deja de ladrar, inclusive por un breve instante, el dueño entonces le dirá, en un tono muy suave y amable: “Muy bien, muy bien”.

Si la corrección verbal no fue efectiva, el dueño podrá ensayar el uso de un espray lleno de agua. Cuando el perro empiece a ladrar, el dueño irá hacia él diciendo: “¡No! ¡Basta!”, y le rociará la cara varias veces con el espray. Esto funciona debido a que los perros no les gusta que les arrojen agua a la cara, de manera que se bloqueará un poco y sacudirá la cabeza. Pero lo más importante es que, en el momento que esté sacudiendo la cabeza, deje de ladrar. En ese instante, el propietario deberá empezar a elogiarlo con un suave tono de voz para así demostrarle su aprobación por la obediencia que ha mostrado. Por lo general, suele bastar con unos cuantos ensayos con el espray y el agua rociada en la cara cada vez que se niegue a dejar de ladrar, para corregir el problema. A partir de ese momento, el dueño sólo va a necesitar mostrar al can el espray para recordarle que debe dejar de ladrar cuando él se lo ordene. Con el tiempo, la simple orden de “¡No! ¡Basta!”, será suficiente.

Si no se les educa correctamente, puede llegar a ser perros muy ruidosos y alborotadores que ladran ante la más mínima alteración de la rutina diaria. Cuando están convenientemente adiestrados, son perros tranquilos y bien educados que ladran sólo para dar la alarma y dejan de hacerlo cuando se les ordena.

De modo que la respuesta a esta pregunta en verdad es, sí y no. ¿Recuerdan a Bromley y a Midas? Éste es un problema que se puede resolver con un simple adiestramiento, todo depende del dueño. En el momento de adquirir el perro es cuando se deben establecer las reglas del estilo de vida que él llevara. Los perros Pinscher Miniatura son muy inteligentes y, apropiadamente enseñados, aceptarán a sus líderes y obedecerán reglas, ya que les gusta complacer.

¿Son agresivos los Pinscher Miniatura?

Vayamos a la segunda pregunta: ¿Son agresivos los Pinscher Miniatura con las personas o con otros perros? Al igual que la primera, la respuesta puede ser sí y no, ya que la conducta del perro depende de su amo. Por ejemplo, si un dueño le permite a su Pinscher Miniatura que ladre y que corra a morder los tobillos de los visitantes, el perro va a pensar que ese comportamiento es aceptable y continuará actuando de esta forma cada vez que llegue una visita. Antes de que pase mucho tiempo, el perro quedará clasificado como un animal agresivo e incontrolable.

Tan pronto como adquiera al perro, el dueño debe presentarlo a sus amigos y a los visitantes usando un alegre tono de voz y acariciándolo con suavidad. Cuando suene el timbre de la puerta, el amo puede empezar el procedimiento de acostumbrar al perro a saludar a las visitas mostrando su propio placer ante la perspectiva de recibir a todos los huéspedes. El tono alegre de la voz de su propietario, unido al disfrute de uno de sus dulces favoritos le va a enseñar que los invitados representan cosas agradables, y también de una atención positiva hacia él. Al realizar la asociación entre hechos agradables y llegada de visitantes, el perro aprende, desde el inicio, que a las personas no se les debe amenazar ni temer.

Conocer a personas fuera de la casa o en una zona de compras deberá causar el mismo tipo de placer en el can. El dueño siempre debe llevar en su bolsillo unas cuantas galletas para proporcionárselas a todos aquellos que deseen relacionarse con el perro y acariciarlo.

Para resumir, los Pinscher Miniatura pueden llegar a ser molestos ladradores si no se les enseña un buen comportamiento. Asimismo, pueden ser agresivos y desagradables si se les permite amenazar a la gente o a otros perros. Cuando son jóvenes, es muy fácil enseñarles buenas formas y a ser tranquilos y amistosos. En cambio, es un poco más complicado cambiar los malos hábitos de un perro adulto. Con el apropiado adiestramiento, los perros pueden aprender fácilmente a controlarse a sí mismos, pero el amo necesita ejercitar la paciencia, la constancia, la asiduidad y un método de adiestramiento humano y efectivo. Por esta razón, es recomendable muy expresamente buscar ayuda de un profesional para corregir los hábitos no deseados de un perro adulto.

Alimentación de un Pinscher Miniatura

La alimentación de nuestro Pinscher Miniatura es vital para así determinar la salud del animal. Esta alimentación debe ser muy saludable y equilibrada. Si el aporte de nutrientes y energía no es el adecuado, la vida de nuestro amigo perruno no será ni sencilla ni sana. Y esta incorrecta alimentación acarreará en nuestro perro (a corto, medio o largo plaza) la aparición de ciertas patologías.

Hoy en día, seguir una dieta correcta no es complicado, debido a que disponemos en el mercado de una amplia y variada gama de alimentos. Lo único que debemos hacer es buscar asesoramiento y seguir las recomendaciones que nos dé un profesional, ya que no todos los perros necesitan las mismas aportaciones. Su sexo, su edad, su estilo de vida, etcétera., son diversos factores que alteran esta dieta.

La mejor opción para alimentar como debe ser a nuestro compañero de vida es comprar el alimento comercial, que ya se encuentra equilibrado y reúne todos los nutrientes necesarios para el perro. Y además, suele ser lo más sencillo. En el mercado existe una gran variedad de opciones (no es cuestión de hacer publicidad de marcas), con diferentes fórmulas para las distintas etapas y actividades de cada perro. Y esta opción también resulta ser un poco más rentable, ya que si no deberíamos realizar día a día la comida de nuestro amigo de cuatro patas.

Como bien sabemos, después de la comida el perro necesita un reposo. Por este motivo, no debemos hacerle correr ni trabajar para así evitar desórdenes intestinales y congestivos.

El número de comidas diarias va a depender de la edad. Tras la época de lactancia (30-40 días), es decir, tras el destete, el cachorro debe comer 4 veces al día hasta los 3 meses de edad. Desde ahí hasta los 6 meses debemos quitar una comida: entonces comería 3 veces al día. Y desde los 6 hasta los 12 meses de edad, una menos: 2 veces al día. Ya a partir del año de vida, sólo una o dos veces al día. Hay quienes recomiendan dividir la comida para proporcionárselas en varias porciones al día. Esta también suele ser una buena opción.

Nota importante: La cantidad de alimento también depende de la estación del año y de la actividad física.

Nuestro Pinscher Miniatura y una dieta equilibrada

Una de las claves para mantener a nuestro Pinscher Miniatura saludable es ofrecerle una dieta sana. En este sentido, debemos tener un especial cuidado en el tipo de comida y la calidad de su alimentación. Nuestra mascota necesita los nutrientes esenciales para su crecimiento y desarrollo normal.

Nuestra responsabilidad se basa en asegurarnos de que nuestro can no coma en exceso y sea propenso a un cuadro de obesidad, pero también debemos tener cuidado en la falta de apetito con su comida y que pueda bajar de peso innecesariamente. Es por esta razón que los perros necesitan una dieta equilibrada que incluya todos los nutrientes necesarios.

Una dieta equilibrada debe incluir:

– Abundante agua.

– Leche en cantidades mínimas (los perros adultos no suelen tolerar la lactosa).

– Alimentos que contengan calcio.

– Alimentos ricos en proteínas, como lo es el pollo, salmón o cordero.

– Alimentos ricos en hidratos de carbono como lo son los cereales, pastas o arroz.

– Comida preparada para perros según las características de cada uno (cachorro, adulto, mayor, raza, etcétera).

Si deseas que tu perro tenga un pero hermoso, sano y brillante agrega vitamina B a su dieta. ¡Es muy efectivo!

Esperamos que te haya servido de ayuda y hayamos respondido a todas tus interrogantes. No olvides visitar todo nuestro portal.

También puedes leer sobre: El perro Pastor Blanco Suizo, una raza ideal para cualquier familia. 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.