Cuanto dura la gestación en perros + Cuidados pre y postparto

La vida de todos los perros, sean de razas grandes como lo es el Golden Terrier o muy diminutos como lo es el Chihuahua, empieza de la misma forma: un óvulo de la hembra que es fertilizado. A partir de ese momento se empieza el desarrollo del futuro cachorro, lo cual durará unos 58 a 63 días. Conocer las fases del embarazo canino ayuda mucho a cuidar de la salud de la futura madre y a velar por el bienestar de los cachorros que están de camino. Sigue leyendo si quieres saber más sobre cuanto dura la gestación en los perros.

Saber cuánto dura la gestación de un perro es algo que todo propietario de una perra quisiera saber, debido a que posiblemente al menos una vez en la vida de su perro ésta quedará embarazada. La gestación de una perra dura al menos 58 días, lo normal es que dure 63 días pero en ciertas ocasiones puede durar hasta 70 días, esto significa que para cuando te des cuenta probablemente ya faltaría poco más de un mes.

Es sumamente importante saber cuánto tiempo de gestación tiene la perra, debido a que de esta manera se puede ir preparando todo para el día donde tendrá a los cachorritos. Las perras por lo regular tienen solas a sus cachorros pero siempre es bueno estar atento para ayudar en caso de que sea necesario. Para saber cuánto tiempo tiene se debe llevar al veterinario quien podrá decir con precisión.

Repitiendo lo de siempre, todos estos tiempos son estimados y lo más recomendable es acudir a un especialista para que sea él quien determine el estado de gestación de tu perrita y te aconseje sobre los pasos a seguir para poder llevar a cabo de forma correcta el embarazo de tu mascota.

La gestación en perros

Loading...

Durante el primer mes de embarazo apenas si se manifiestan síntomas que certifiquen su estado, por lo que para asegurarse de que recibe la alimentación apropiada para el desarrollo de los fetos se le debe proporcionar un pienso para cachorros desde un tiempo después de ser cubierta por el macho; en caso de no haberlo hecho en un primer momento, el cambio de dieta se debe realizar en cuanto se tenga certeza de su preñez. Este punto es bastante importante, sobre todo en la segunda mitad de la gestación, debido a que este es el momento de mayor desarrollo fetal.

La mejor forma de saber si la perro se encuentra preñada es realizando una ecografía alrededor de los 25 a 30 días posterior a la última monta. Con la ecografía no sólo se puede determinar el estado de gravidez de la perra, sino que también se contrasta el estado general de los embriones y su ritmo cardíaco; además, permite un análisis del aparato reproductor de la madre. También es muy común realizar una radiografía alrededor de las seis semanas, en contra de lo que puede parecer esto no influye negativamente en el desarrollo de los fetos. La radiografía suele ser un muy buen método para determinar con exactitud el número total de cachorros.

Como bien lo dijimos anteriormente, el período de gestación oscila entre los 57 y 63 días, según la raza y el individuo, de manera que una media como especie sea de dos meses. Si una vez transcurrido dicho período no tiene lugar el nacimiento de los cachorros, se hace indispensable la visita al veterinario para que se estime la inducción del parto o la cesárea.

Diagnóstico de gestación:

En las perras el diagnóstico de la gestación puede ser realizado a través de los siguientes métodos:

• Palpación abdominal de tres a cuatro semanas luego de la cubrición.

• Radiografía (nunca antes de los 45 días).

• Ecografías.

¿Cuánto dura la gestación de un perro?

Conocer cuánto dura el embarazo de una perro suele ser una de las cuestiones que más se plantean los que son dueños de una hembra, a la que hacen embarazar por lo menos una vez en la vida, ya que se dice por ahí que es bueno. Nada de eso. Desde aquí aprovecho para desmitificar esto: si una hembra no pare en toda su vida, no es malo, y puedes perfectamente esterilizar a una perra sin necesidad de hacerla pasar por un embarazo.

Los días exactos de gestación o embarazo de una perra suele ser de 63 días, un poco más de dos meses, aunque hay perras que pueden parir a partir del día 58 de gestación, por esta razón, si tienes una berra embaraza ya puedes ir preparándote para el momento a partir de este día. Igualmente pasa, que hay perras que pueden parir hasta 70 o 72 días. De todos modos, cumplidos los 63 días de embarazo debes estar muy atento a su comportamiento y cualquier cosa que te llame la atención para mal, no dudes en consultarlo con un veterinario.

Es muy importante conocer el día o los días en la que la perra va a parir para así prepararnos para el momento. El veterinario será el responsable de hacer revisiones a la perra embaraza para comprobar que los cachorros vienen bien. Tener conocimiento de su salud durante el embarazo, conocer quién es el padre, etcétera., te irá dando información sobre si la hembra puede parir en casa tranquilamente, o bien, si necesitará parir en la clínica veterinaria debido a posibles complicaciones.

¿Cómo averiguar la fecha probable del parto?

La pregunta que acompaña a “¿cuánto tiempo dura el embarazo de una perra?” suele ser: “¿Cuándo tendrá sus cachorros mi perra?” Esto suele ser un poco más fácil de determinar cuándo se sabe la fecha exacta del apareamiento. Si tienes esa información, simplemente debes contar hacia adelante 63 días en un calendario para llegar a la fecha de parto más probable, con uno o dos días de margen de error. También puedes consultar un calendario de embarazo canino para encontrar con facilidad la fecha de parto.

Si no tienes ni idea cuando fue el día del apareamiento, intenta recordar cuando fue su último celo, y considera el día del medio del ciclo de celo como el momento más probable del engendramiento.

Si tampoco tienes esa información, tu veterinario podría ayudarte a determinar la fecha más probable para el parto en función del tamaño de las crías en gestación, pero esto generalmente requiere de una ecografía o una radiografía para ver como de grandes son los cachorros realmente.

Como puedes ver, existe un tiempo medio de embarazo en las perras, pero los factores individuales hacen que cada embarazo sea único. Haz todo lo posible para intentar determinar cuándo parirá tu perra, para que así puedas tener preparado un lugar cómodo y muy tranquilo para ella desde dos semanas antes del parto.

Factores importantes que influyen en el tiempo del embarazo

El tamaño de la camada

En promedio, una perra que posee una camada pequeña tiene el potencial de permanecer embarazada un poco más de tiempo, debido a que un menor número de cachorros en la etapa final de la gestación significa más espacio en el útero. Por otro lado, un perro que está teniendo una gran camada es muy posible que críe un poco más temprano, ya que los cachorros se quedan sin espacio más rápido y desencadenan antes el parto.

El tamaño de la raza

El tamaño de la perra gestante también puede ser un factor. Las perras de raza pequeña por lo general tienen una gestación un poco más larga que las perras de raza grande, aunque siempre existen excepciones a esta regla general. Tanto el tamaño de la madre como el número de cachorros en la camada juegan un papel fundamental en cuanto a la duración del embarazo.

La media familiar

La duración del embarazo de una perra a menudo se encuentra en consonancia con las líneas familiares, al igual que pasa con las personas. Si tú eres de los que te preguntas cuánto tiempo podría durar el embarazo de tu mujer, trata de averiguar cuánto tiempo duró el de su madre y el de su abuela. Aunque no siempre es posible averiguar esto, algunos criadores profesionales mantienen meticulosos registros de nacimiento para cada camada que producen.

Cuidados en el periodo de gestación de las perras

Durante el periodo de gestación canina que dura unas nuevas semanas aproximadamente, deberemos:

• Desparasitar a la gestante dos veces.

• Puede que durante las primeras tres semanas tenga menos hambre de lo normal. Si luego de haber pasado este tiempo sigue sin tener apetito o pierde peso, debemos llevarla al veterinario para que le haga un chequeo.

• Si es época de verano puede que sea por el calor, un ventilador la puede ayudar a sentirse un poco más cómoda.

• En el caso de que alimentemos a nuestro can con preparados caseros en lugar de pienso para perros es recomendable darle yogurt, huevo cocido o aumentar la cantidad de carne en su dosis diaria.

• En cuanto a lo que el ejercicio del perro se refiere, se debe continuar con los paseos y los juegos habituales, aunque en la última etapa del embarazo se deben reducir y deben ser un poco más suaves.

Comida en el periodo de gestación canina

Las perras cuando están en gestación se sentirán más cansadas y se pueden mostrar más sedentarias conforme al avance del embarazo canino, pero necesitará comer más:

1. Durante el primer mes de embarazo deberá consumir la cantidad habitual de comida para perros según su edad y su peso. Quedan totalmente prohibidos los suplementos adicionales, ya que esto podría desembocar en un excesivo desarrollo de los cachorros y ocasionar problemas en el parto. Poco a poco podemos ir aumentando la cantidad habitual de alimento como máximo en un 30%, aunque lo importante no es la cantidad sino la calidad.

2. A medida que el periodo de gestación vaya avanzando los cachorros serán más grandes y la perra necesitará más alimento. Por tal motivo, debemos aumentar el número de comidas diarias pero nunca obligando a la perra a comer. Tal vez no pueda ingerir tanta comida en una sentada, ya que el aumento del tamaño del útero de la perra le impide la ingestión de cantidades grandes de alimento. Además, también necesitará beber más agua, por lo que siempre tiene que tener a su disponibilidad agua fresca, no fría.

3. Durante la última etapa del embarazo canino observaremos en la perra la necesidad de anidar. Antes de q ella decida donde instalar su nido, debemos proporcionarle un lugar limpio, tranquilo y resguardado del frío. Si no lo hacemos puede que el lugar que elija sea la cama o un sillón.

El parto de la perra

Una vez ya finalizada la gestación, llega el momento del parto. Los síntomas más notorios que se van a mostrar son que la vulva se relaja, se segrega leche, reduce la concentración de progesterona en sangre y la temperatura corporal de la perra baja un grado.

Lo normal es que ella se encargue de todo, de manera que no es necesario intervenir. Sólo se debe prestar mucha atención al hecho de que aun produciéndose contracciones no se efectúe el nacimiento de un cachorro o que la perra se muestre muy abatida.

El tiempo que transcurre entre el nacimiento de los diferentes perritos no siempre es el mismo, puede nacer uno cada 15 minutos o cada cinco o seis horas. Es muy raro que una perra no se ocupe de limpiar a los cachorros, cortarle el cordón umbilical, estimular su respiración a través de continuos lametones y que mame lo antes posible. De no ser así, los cachorros deben ser atendidos rápidamente por su cuidador, quien tiene el deber de realizar todas estas funciones en lugar de la madre.

Es muy fácil observar cuando ya ha finalizado el parto, debido a que la actitud de la perra cambia por completo, disminuye su nerviosismo, desaparecen los jadeos y empieza a relacionarse con normalidad con los miembros de su entorno.

El posparto

Después del parto, la hembra manchará durante varios días hasta que todo su aparato genitourinario recobre su complexión habitual. Como al ocuparse de sus cachorros durante el parto lo normal es que ingiera las placentas, cordones umbilicales, líquidos, restos de sangre y demás, sus heces pueden mostrar un aspecto distinto del cotidiano al que no hay que prestar mayor atención.

gestación en perros

¿Cuándo se consideran prematuros los cachorros?

La gran mayoría de los veterinarios suelen coincidir en que el día 58 es la fecha más temprana en que los cachorros pueden nacer con seguridad, debido a que, para ese entonces, sus pulmones son lo suficientemente maduros como para tener una oportunidad de sobrevivir. Aun así, los cachorros que son nacidos en el día 58 de gestación todavía pueden considerarse ligeramente prematuros.

Por lo general, puedes reconocer cuando los cachorros son prematuros debido a que sus patas son de color rosa brillante y con muy poca piel en ellas. Los cachorros que nacen antes del día 58 normalmente lo hacen muertos o mueren un día o dos luego de haber nacido.

¿Qué es la distocia?

Distocia es el término que se le aplica a todo parto que presente algún tipo de problema, bien sea por una duración demasiado prolongada o porque éste no llegue a desarrollarse de manera natural, de modo que habría que practicar una cesárea.

¿Por qué un parto puede ser distócico?

Un parto distócico puede quedar determinado debido a una mala alimentación a lo largo de la gestación, tanto por exceso como por defecto. A grandes rasgos se pueden definir las causas de distocia como de origen materno, las provenientes de problemas en los fetos y las originadas por la ausencia de contracciones uterinas.

Las causas de distocia más comunes tienen su origen en la hembra, debido a que hay una especial propensión en ejemplares de edad avanzada o excedidos en su peso o que hayan padecido una rotura de cadera que estreche el canal pélvico; es muy importante considerar que esta característica suele ser propia de algunas razas, por lo que precisamente esa estrechez específica provoca casi con toda seguridad un parto bastante problemático que frecuentemente acaba en cesárea.

Cuando el parto es distócico debido a los cachorros normalmente es debido a que éstos tienen un excesivo tamaño; otra circunstancia, aunque de menor incidencia, es la mala colocación de los cachorros en el conducto pélvico.

¿Qué es el Destete?

El destete es el proceso que sigue al cachorro desde que empieza a cambiar su alimentación láctea exclusivamente de la madre hasta un régimen alimenticio normal. Este cambio sus hábitos nutricionales suele ser de suma importancia en la vida del cachorro y debe ser realizada de una manera pausada y gradual a fin de evitarle trastornos digestivos que tal cambio podría llegar a causar a su organismo.

Varios factores son los que condicionan la edad en que se debe iniciar el destete: la raza, el estado de los cachorros, la importancia de la camada y la calidad de la leche de la perra. Si la camada consta de un número pequeño de cachorros y la perra posee leche en abundancia, puede ser al mes para que los pequeños empiecen a acostumbrarse a su nueva alimentación. Pero cuando la camada es numerosa, el destete se puede iniciar al cabo de tres semanas.

Después de haber transcurrido un mes de lactancia, la hembra espaciará poco a poco el tiempo que dedique a los cachorros, por lo que puede ser necesario suplementarles la dieta con productos especiales para el destete. El destete completo se debe realizar entre los 45 a 60 días de edad. Así, un cachorro de dos meses ya debe comer exclusivamente pienso específico para sus necesidades.

¿Se le puede hacer una inseminación artificial a la perra?

La respuesta es . Si la hembra rechaza la monta, o si el macho con el que se desea cruzar está muy lejos o inclusive ya murió pero cuyo patrimonio genético es muy valorado, se puede proceder a la inseminación artificial con semen fresco, refrigerado o congelado, si bien con este último el porcentaje de éxito disminuye.

La técnica de la inseminación con semen fresco consiste en: luego de comprobar que la hembra está receptiva, el veterinario recoge el semen del macho, lo cual se analiza con un microscopio. De esta forma se comprueba el número, aspecto y movilidad de los espermatozoides. Si la calidad del esperma es apropiada se introduce en la vagina de la hembra con una sonda vaginal o, si es en el útero, con una sonda uterina.

La técnica de la inseminación con semen refrigerado consiste en que un veterinario autorizado recoge el semen del macho y lo analiza, luego se enfría hasta una temperatura de 4 grados centígrados y se envía en un recipiente térmico a otro veterinario, que será quien practique la inseminación, después de controlar el estado de conservación del esperma, así como la disponibilidad de la hembra.

Estas operaciones se deben realizar en un período de tiempo de 48 horas, desde la extracción del semen hasta su implantación en la hembra. Por tal motivo, requiere una buena sincronización entre las personas que forman parte del procedimiento, ya que es muy importante coordinar aspectos como:

• La disponibilidad del semental.

• El material y formación específica de los veterinarios.

• El seguimiento del ciclo menstrual de la perra.

• La rapidez en el envío del esperma, en las condiciones adecuadas para su conservación.

¿Por qué son tan importantes las revisiones veterinarias durante el embarazo?

Porque de esta manera, no sólo se podrá seguir el correcto crecimiento de todos los cachorros, sino que también se podrán diagnosticar (si las hubiera) complicaciones como lo son diabetes gestacional, acromegalia del diestro, micoplasmosis y ureaplasmosis, toxoplasmosis, neosporosis, brucelosis, herpes, hipoluteoidismo, etcétera. Si notas algún sangrado durante el embarazo, no dudes en acudir urgentemente al veterinario, ya que podría ser el aviso de un aborto. De una forma u otra, si tomas la decisión que tu perra se quede embaraza, siempre debe ser bajo el seguimiento de un veterinario para evitar, en la medida de lo posible, complicaciones durante la gestación y en el parto, así como seguir una dieta equilibrada para la perra gestante.

Calendario de gestación canina

1. Semana cero a una

• La cría se realiza.
• A los pocos días, el espermatozoide llega al óvulo y ocurre la fertilización.

2. Semana dos

• Los huevos fertilizados o cigoto se abren camino hacia el útero para su implantación.

• Se pueden observar cambios de conducta en la perra. Se puede tornar más afectuosa o inclusive malhumorada.

3. Semana tres

• La implantación ha tenido lugar y los embriones empiezan a desarrollarse.

• Comienzan a manifestar cambios de humor, cambios en el apetito y en el desarrollo del tejido mamario.

4. Semana cuatro

• Los fetos empiezan a sentirse dentro del útero y logran verse mediante una ecografía a partir del día 28.

• La médula espinal se comienza a desarrollar y se empiezan a formar sus rasgos faciales.

• El útero de la hembra poco a poco se irá llenando de líquido para proteger a los fetos. Pasado esto, pasarán varias semanas hasta que los cachorros se pueden sentir de nuevo.

• A partir del día 30 el apetito de la perra probablemente aumentará, por lo que se debe incrementar la calidad proteica y energética de los alimentos, estos deben ser mejorados en calidad y no en cantidad, debido a que una perra obesa puede tener problemas durante el parto.

5. Semana cinco

• Se empiezan a desarrollar sus órganos sexuales y comienzan a tener un verdadero aspecto de cachorro. Los brotes se alargan transformándose en patas.

• Los cachorros ocupan más espacio dentro del vientre de la perra, éste empieza a abultarse, observándose bastante hinchado. Internamente el estómago se desplaza dando lugar al útero. A partir de este momento es indispensable servir porciones de comidas más pequeñas pero con mayor frecuencia.

6. Semana seis

• Los cachorros siguen creciendo y la pigmentación finalmente se desarrolla. Los ojos ahora tienen párpados y permanecerán sellados hasta unos diez días luego del nacimiento.

• La perra se mostrará notablemente más incómoda en este momento. Puede llegar a vomitar de vez en cuando debido a la presión adicional sobre su estómago.

• La vulva aumenta de tamaño y se pueden notar ligeras. También se puede observar ligeras secreciones transparente y cristalina de su vulva. No es motivo de preocupación.

7. Semana siete

• Los cachorros se encuentran bien desarrollados, y ahora empieza la consecución de tamaño en preparación para el parto.

• Es probable que pueda ver y sentir los movimientos de los cachorros en el abdomen de la perra.

• Sus pechos están bien desarrollados, y probablemente, contienen un poco de calostro o “primera leche”.

• La hembra se notará muy cansada y buscará lugar para dar a luz a sus cachorros. Es el momento justo de buscar un sitio cómodo y cálido para que ella dé a luz a su camada.

8. Semana ocho

• Las crías ya tienen pelaje y se encuentran amontonadas una con otra en el útero. Se puede notar gran actividad a medida que se posicionan para nacer.

• La hembra puede empezar a excavar el lecho en el cuarto de parto. Esto es algo normal y se le llama “nido” de comportamiento.

9. Semana ocho y nueve

• Los cachorros ya están listos para nacer, y se pueden mostrar muy quietos mientras dura este proceso.

• La perra se puede notar incómoda e inquieta, inclusive ansiosa.

• Es hora de empezar a tomar lecturas de la temperatura rectal cada 12 horas. Durante la última semana la temperatura puede bajar de 38° a 37,5°C, estas lecturas se pueden presentar a la primera hora de la mañana o noche. De 48 a 24 horas antes del parto la temperatura suele bajar a 37°C, dos lecturas consecutivas con esta temperatura indica que el trabajo de parto se iniciará en un plazo no menor a 24 horas.

También puedes leer sobre: Aspectos claves sobre la alimentación de los cachorros. 

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.