5 Aspectos claves sobre la Alimentación de los cachorros

2
916

La alimentación de los cachorros suele ser de vital importancia para asegurarle una buena salud durante el resto de su existencia. Alimentar perfectamente a nuestro perro no significa únicamente llenar su taza de comida y dejarlo a su libre disposición. Para ello, son sumamente importantes las necesidades específicas de cada raza y de cada animal según la edad.

Los perros recién nacidos maman cada 2 o 3 horas directamente de la teta de su madre, o bien a través de la leche maternizada que le damos en caso de que la madre no posea suficiente leche o sea huérfano.

A partir del destete, que el perro se suele producir hacia las 6 semanas de edad, la ingestión de alimento se llevará a cabo entre 3 y 4 veces al día hasta que finalmente nuestro cachorro tenga 6 meses de edad. Al final, iremos disminuyendo la cantidad de comidas diarias llegando a una o 2 veces al día.

Cada fase de la vida de nuestra mascota requiere cubrir ciertas necesidades energéticas y de nutrientes distintos, sobre todo en cuanto a proporciones y dependiente de su nivel de actividad física también podemos encontrarnos con variaciones que deberemos saber cubrir perfectamente. Una buena alimentación va asegurar un buen crecimiento y desarrollo de nuestra mascota, así como también un buen estado de salud.

Es muy recomendable también que todos los miembros de la familia sean los que alternativamente le pongan la comida, debido a que de esta manera, nos considerará como los líderes de la manada.

El plato de comida se le debe dejar sólo por unos 15 minutos aproximadamente para luego retirarlo y nunca dejárselo todo el día hasta que no se lo haya acabado.

Loading...

¿Cuáles son los aspectos más importantes sobre la alimentación de los cachorros?

1. El calostro:

Al igual que en los seres humanos, el calostro es el líquido transparente que produce la madre antes de que comience la producción de leche propiamente dicha.

Ese líquido suele ser de vital importancia para los cachorros por sus 2 primordiales funciones:

Les aporta el 90% de las defensas necesarias para sobrevivir en las primeras semanas a los agentes infecciones que se encuentran alrededor de ellos. Sin el calostro los cachorros que nacen sólo poseen el 10% de las defensas necesarias y ven sus probabilidades de sobrevivir, muy reducidas.

• El calostro ingerido al poco tiempo de nacer, ayuda la sangre a circular perfectamente, alimentando todos los órganos internos del cachorro.

2. Leche materna:

La leche materna suele ser el mejor alimento para los cachorros hasta que ellos sean completamente destetado y estén listos para dejar a su madre, lo que puede ocurrir entre la sexta y la octava semana de vida.

La leche de la perra es una alimentación muy rica para todos los cachorros, es mucho más alta en calorías, grasas, proteínas y calcio que la leche de cabra o de vaca. Debido a eso si por cualquier motivo el cachorro no puede ser alimentado por su madre o esta no produce leche suficiente, la leche de vaca o de cabra NO podrá ser utilizada como alimentación sustituta para los cachorros, en estos casos el veterinario será quién recetará una leche de sustitución especialmente formulada para satisfacer las necesidades de los cachorros.

3. ¿Cómo saber si el cachorro se encuentra bien alimentado?

Un cachorro querrá mamar al principio cada 4 horas y luego poco a poco ira espaciando la toma a cada 6 horas. Pero un cachorro que tiene mucha hambre continuamente estará llorando.

4. El destete:

En las fases iniciales del destete la leche de la madre va a seguir siendo una parte necesaria en la alimentación de los cachorros.

A partir de las 3 a 4 semanas de edad, los cachorros ya tendrán la habilidad de lamer alimentos húmedos. En ese momento se puede comenzar el proceso del destete que culminará a las 6-8 semanas cuando el cachorro completamente destetado esté listo para separarse de su madre.

¿Cómo iniciar el destete?

Entre toma y toma de leche se le puede proporcionar a los cachorros un poco de papilla de transición, lo cual es un alimento enlatado para cachorros o simplemente un pienso espacial para cachorros, mojado en agua. De ninguna manera se debe utilizar leche para humedecer el pienso debido a que a medida que vaya creciendo ésta le irá provocando diarrea. Cada día echaremos menos agua hasta que el cachorro acabe comiendo el pienso completamente seco.

Se le debe ofrecer la alimentación a los cachorros juntos disponiendo la comida en uno o dos platos ya que la competencia por el alimento les animará a comer, pero también hay que asegurarse que haya bastante para todos.

Al mismo tiempo, es sumamente importante que los cachorros dispongan también en todo momento de agua fresca y limpia para beber.

Los cachorros que son de raza grande o pequeña, suelen necesitar de 4 a 5 comidas al día hasta que estos alcancen los 4 meses de edad, después podremos bajar a 3 veces al día hasta que alcanzan los 6 meses de edad y a partir de este momento, por lo menos 2 comidas por día.

5. Alimentación de los cachorros:

Desde el nacimiento hasta el destete, los cachorros basan su alimentación en la leche materna lo cual les proporciona su madre en las ubres (tetas). En este momento los cachorros no tienen dientes (como lo seres humanos cuando son muy pequeños) y no saben comer. Sólo tienen el reflejo de succión, por ello la madre o sino el biberón son indispensables para su supervivencia.

Entre el primer y segundo día de vida, los cachorros van a ingerir el calostro de la madre lo cual le proporcionará las defensas básicas para poder sobrevivir.

Es de vital importancia que puedan tomarlo. Por lo que si nuestros cachorros no disponen de su madre, deberemos llevar a nuestra mascota al veterinario para que así nos dé un calostro preparado como sustitutivo al calostro natural de la perra.

Llegando el destete, al cabo de unas 3 o 4 semanas de vida, las crías ya suelen ser muy autónomas y les gusta explorar todo y comienzan a comer el pienso que se come su madre.

La madre cuando ya tienen esa edad cada vez les da menos leche, por lo que los cachorros tienen que espabilarse por sí solos.

El proceso de alimentación de los cachorros es gradual. A medida que crece desarrolla una mayor actividad, cada vez tienen más hambre y su madre da menos leche, por lo que tiene que buscarse su propia comida (el pienso para perros).

La dieta sólida de los cachorros debe asegurar la cantidad correcta de los diversos nutrientes, los cuales son indispensable para el desarrollo de las crías, tanto física como mentalmente.

El equilibrio de absolutamente todos los nutrientes es imprescindibles para no provocar ni excesos ni defectos que pueden conducir a problemas de salud del animal.

El alimento que va a ingerir el cachorro debe aportar ingredientes de alta calidad que aseguren una correcta digestión. El nivel de los minerales debe ser el correcto, y además, no deben estar ni en defecto ni en exceso.

Muchas de las dietas actuales que podemos encontrar en cualquier supermercado nos ofrecen alimentos con niveles ideales de ácidos grasos esenciales como el omega-3 y el omega-6. Estos nutrientes suelen favorecer el desarrollo del aparato locomotor y mantendrán el pelo y piel sanos.

Las vitaminas también son esenciales para el buen desarrollo del sistema inmunitario, de la vista, de la piel y para la absorción del calcio para tener unos huesos sanos y fuertes. Una buena alimentación de nuestro cachorro puede asegurarle un gran futuro.

En este sentido, el aporte adecuado de todos los nutrientes que necesita el cachorro para su perfecto desarrollo nos evitará muchos problemas cuando ya sea adulto.

Debemos ajustar las dosis al crecimiento que se encuentra experimentando nuestra mascota, ya que no debemos caer en el error de tener un cachorro gordo, sino que deberemos acostumbrarlo a unos horarios.

También puedes leer sobre: Preguntas y respuestas sobre los alimentos para perros. 

Loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here