5 preguntas y respuestas sobre alimentos para perros

La idea de elaborar alimentos para perros industrializados surgió en el año de 1860 en Inglaterra.

En la ciudad de México, los primeros intentos se remontan al año 1950, cuando se industrializó la carne de caballo para distribuirla como alimento enlatado para perros. Sin embargo, no fue hasta la década de los años 90 cuando los alimentos para las mascotas mejoraron notablemente su aspecto y sus características de conservación.

Una de las cualidades más convenientes de los alimentos industrializados para los perros es que, a diferencia de las “sobras” o los desperdicios que suelen ser su comida, éstos proporcionan los componentes de una dieta balanceada (proteínas, vitaminas, grasas y minerales).

Los empaques para los alimentos de las mascotas deben brindar la protección específica para el tipo de alimento a embalar. Por ejemplo, el alimento para perros con un elevado contenido de grasa requiere resistencia a este tipo de sustancia.

Hay empaques que están diseñados con formato stand-up pouch (bolsa vertical) y solicitan la rigidez necesaria para así mantener la forma del empaque. Alta resistencia del sello a altas temperaturas y dureza son particularidades críticas para los empaques más grandes.

Las proteínas:

Las proteínas suelen ser una parte muy importante en la dieta de las mascotas; una ingestión proteínica deficiente puede causarle ciertos problemas de salud y de conducta, en cambio, la superabundancia podría acarrearles afecciones renales.

Aquellos alimentos que poseen altos niveles de proteína sólo son recomendables para los cachorros y los perros que desarrollan una constante actividad.

Los alimentos comerciales cubren las necesidades de proteínas, sin embargo, es necesario señalar que las mascotas digieren con una mayor facilidad las proteínas de origen vegetal.

Las que contienen los alimentos para mascota se obtienen de cereales como lo son el trigo, sorgo y maíz; y de leguminosas como lo es la soya. Las de origen animal derivan de harinas de carne, pescado, hueso y ave.

Las Grasas:

Los alimentos de fábricas para las mascotas también contienen grasas, sobre todo el ácido graso lo cual es denominado Omega, este proporciona energía y también permiten mantener saludables la piel y el pelaje.

Además, las grasas aumentan el sabor de la comida y favorecen la solubilidad de las vitaminas afines, fundamentales para la actividad reproductora y la función renal.

Loading...

Vitaminas y minerales:

Los alimentos para los perros deben contener vitaminas y minerales, ya que son fundamentales para que se lleve a cabo el procedimiento de absorción de grasas y carbohidratos, así como las reacciones químicas del organismo. El equilibrio de vitaminas y minerales deben ser apropiados; por ejemplo, una baja proporción en el balance de calcio y fósforo puede causar problemas musculares u óseos.

El consumo de vitaminas C y E es sumamente importante para las hembras durante la preñez. Los perros que tienen la piel seca mejoran notablemente con la vitamina E; algunos problemas de estrés pueden disminuir debido al consumo de vitaminas del complejo B.

Los minerales son indispensables para el metabolismo muscular y el buen funcionamiento del sistema nervioso. El potasio, es también muy importante en la actividad celular y su deficiencia puede provocar diversas lesiones en los riñones y en el corazón. El exceso de sodio se encuentra ligado a la hipertensión. El hierro es esencial para mantener los glóbulos rojos (en el caso de los perros se absorbe mejor el de origen animal que el vegetal).

En este artículo intentaremos ayudarte a determinar cuál es la mejor alimentación que puedes dar a tu perro y a entender las etiquetas de las comidas de perros preparadas que se ofrecen en el mercado.

alimentos para perros

¿Cuáles son las particularidades más comunes sobre los alimentos para perros?

1. ¿Alimentos para tu mascotas? ¿Qué son?

Los perros requieren de una alimentación que esté basada en lo que comía su antecesor, el lobo, pero adaptada a la necesidad del perro como animal de compañía. El tipo de comida y la cantidad pueden variar de perro a perro en función de su nivel de ejercicio, su edad y su metabolismo.

En la actualidad, el alimento para nuestros perros, tiende a comprarse ya hecha. El pienso seco industrializado suele ser muy práctico, pero ¿es lo más apropiado para tu perro? ¿Sabes qué le estás proporcionando? ¿Por qué razón algunas marcas de comida para perros son más caras que otras? ¿Existen diferencias entre una y otra?

Como bien hemos visto, escoger el alimento adecuado para nuestro perro suele ser todo un problema para cualquier propietario de mascota, pero algunos piensan que comprar lo más caro es lo mejor sin tener en cuenta las necesidades nutricionales del animal. Más adelante, te mostraremos a distinguir cuál es la mejor opción para tu mascota entre todas las variedades del mercado.

Al momento de elegir, es muy posible que te dejes llevar por lo que dicen los comerciales de televisión, pues al parecer si tu perro come algún determinado alimento va a vivir más o va a ser más feliz. Pero atención, el único responsable del cuidado y de la alimentario del perro eres tú, y por ello debes decidir en base a unos buenos ingredientes y a las características de tu mascota.

2. ¿Cómo están clasificados los alimentos para perros?

Los alimentos industrializados para los perros se encuentran divididos en: secos, semihúmedos y húmedos.

Secos: Estos alimentos están hechos con mezclas de cereales y productos como harina de carne, harina de pescado, grasas, subproductos de panadería, aceites, y minerales y vitaminas como suplementos. Por lo general, son galletas que pueden proporcionarse al animal durante toda su vida.

Semihúmedos: El contenido de humedad de estos alimentos son de 25 por ciento por 75 por ciento de elementos sólidos; se encuentran elaborados con mezclas de carne, subproductos cárnicos y carbohidratos, además, adicionados con grasas, vitaminas y minerales, lo cual son necesarios en la alimentación del perro. Las harinas, las soyas y las proteínas lácteas brindan un balance proteínico.

Húmedos: El contenido de humedad de los alimentos húmedos son de 75 por ciento por el 25 por ciento de elementos sólidos; estos se encuentran elaborados con mezclas de carne y subproductos cárnicos, y se les complementa con cereales, grasas, minerales y vitaminas. El 50 por ciento de las proteínas de estos productos son provenientes de la carne y pueden estar adicionados con huevo, leche en polvo, maíz, trigo, cebada, levadura y soya.

De igual forma se elaboran alimentos cuyas características cumplen con las exigencias nutrimentales de cada una de las etapas de la vida de los perros. Por ejemplo, existen alimentos para cachorros, para perros adultos (con un mayor contenido de proteínas) o bien para mascotas de trabajo, hembras en estado de preñez, etcétera.

3. ¿Qué debe tener un buen alimento para perros?

Al momento de observar las etiquetas de los alimentos para perro puedes toparte con infinidades de ingredientes, por lo que debes aprender a elegir aquellos productos que posean los ingredientes que tu perro necesita y así evitar los que le hacen malo.

Ingredientes que sí debe tener un buen alimento para perros:
Fuentes de proteínas: pollo, carne de vaca, cordero y pavo. Carbohidratos buenos: avena, arroz, mijo, papa, amaranto y batata. Fuentes de grasas: preferiblemente grasas animales como lo son la del pollo. Las grasas vegetales como la de canola, girasol y linaza también suelen ser buenas.

Ingredientes que se deben evitar:
Subproductos: Los subproductos son aquellos que quedan después de que las plantas procesadoras seleccionan lo que es adecuado para el consumo humano. Maíz: El maíz en cualquiera de sus presentaciones no es bueno para el perro. Las empresas que producen los alimentos normalmente utilizan el maíz como relleno. Los perros no lo digieren, ni tampoco sacan energías de él, e inclusive existen perros que son alérgicos a esta gramínea. Conservantes químicos como lo son la etoxiquina, BHT, BHA o propilenglicol son tóxicos a largo plazo. Arroz de cerveza, sal, sorgo, trigo, levadura de cerveza, soja, lino, cebolla vitamina K sintética y colores o aromas añadidos tampoco son recomendados.

4. ¿Qué alimento elegir para un perro?

Además de confirmar que una marca de alimentos para perros vienen incluidos las fuentes de proteínas, los carbohidratos y las fuentes de grasas, para terminar de decidir qué alimento le comprarás es necesario tomar en cuenta si tu mascota es alérgica a algún ingrediente en particular, además, si sufre de alguna enfermedad o si padece de algún trastorno hereditaria de la raza en su metabolismo.

Es necesario resaltar que también debes prestarle mucha atención a otras particularidades importantes de tu perro, como su edad, su nivel de actividad (no es lo mismo un perro que pasa todo el día acostado a uno que sale a correr a diario con dueño o que vive con niños), las condiciones ambientales en las que vive, si se encuentra esterilizado, si está en período de reproducción o de lactancia, y también su temperamento.

Un veterinario puede ayudarte con la ración apropiada para tu amigo perruno, pero recuerda que tú eres quien decide qué alimento comprar.

5. ¿Qué debo darle a mi cachorro en etapa de crecimiento?

El alimento para los cachorros debe ser de alta calidad, ya que en los primeros meses de vida experimentan un crecimiento impresionante, tanto en el peso como en la altura. Así no es nada extraño que el cachorro en pleno crecimiento consuma más comida que el mismo perro cuando sea adulto.

Los cachorros sean de raza pequeña o grande por lo general suelen necesitar de 4 a 5 comidas por día hasta que alcancen los 4 meses de edad, luego hasta que tengan 6 meses de edad podremos bajar a 3 veces al día y partir de ese momento, hay que proporcionarle por lo menos 2 veces al día comida a los cachorros.

Por regla general, a los 4 meses de edad, la gran mayoría de los perros alcanzan la mitad de su peso de adulto. Ese acelerado crecimiento se mantiene hasta los 6 o 9 meses. Al tener el año ya se puede decir que el perro ha alcanzado su estatura y peso de adulto.

La excepción a esta regla son las razas gigantes como lo son el Mastín Español o el San Bernardo que siguen en pleno crecimiento rápido hasta los 16 a 18 meses, y alcanzan su peso de adulto alrededor de los dos años.

Los cachorros necesitan dietas muy equilibradas, sobre todo de gran concentración energética y que además incluya nutrientes variados. En la actualidad, se han desarrollado comidas especiales para los cachorros, lo cual son altamente digestivas, equilibradas y completas.

Además inclusive algunas marcas incluyen en su comida para cachorros los ingredientes que protegen y estimulan las defensas naturales. Incluyen fibras naturales, inmunoglobulinas que refuerzan la estructura de las mucosas y también aumentan la protección frente a cualquier infección. En su fórmula especial para cachorros abarcan también los antioxidantes naturales que al mejorar la membrana celular son muy eficaces contra los gérmenes.

Si miras en el aspecto económico, te puedes dar cuenta que lo que te parece caro en realidad es más barato. Para ser más específico, si compras comida para cachorros de alta calidad y, por lo tanto, de fácil digestión y de asimilación de nutrientes, tu perro tiene que consumir menos cantidad de comida que si tiene que alimentarse con otro alimento de peor calidad, menos digestible y de peor asimilación de los nutrientes. Lo que al final sucede como un lento crecimiento, menor desarrollo y menor resistencia a infecciones.

De ninguna manera debes complementar la comida de tu pequeño cachorro con componentes de tu propia cosecha o de la cosecha del vecino, amigo bien intencionado, etcétera., como lo son la carne de caballo, leche condensada, huevo completo, calcio, fósforo, entre otros… Lo único que puedes conseguir con esto es un gran desequilibrio nutricional que puede acabar con graves enfermedades. Un veterinario de confianza es el único que puede orientarte sobre la comida de tu cachorro.

Recomendaciones

  • Es esencial que los alimentos contengan proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales, los cuales pueden ser absorbidos. Este aspecto es muy importante ya que algunos fabricantes usan fuentes proteínicas de residuos y subproductos animales que no son digeribles fácilmente. La digestibilidad implica también la asimilación de todos los nutrientes del alimento.
  • Tome en consideración también la actividad física que desarrolla su mascota; además, evite ofrecerle alimentos con alto contenido de grasas si es poco activa.
  • Lea la etiqueta y seleccione el alimento acorde con la edad del animal. Hay comida especial para cachorros, adultos y hembras preñadas.
  • Es muy conveniente administrar el alimento escogido durante un mínimo de dos meses antes de evaluar su efecto sobre la salud del animal. Una dieta estrictamente balanceada se traduce en ganancia o mantenimiento del peso corporal, iel saludable, pelaje sano y brillante, volumen fecal normal y cosistente y, sobre todo, en la vitalidad del animal.
  • Si detecta pérdida de peso en su mascota, escaso crecimiento, pelaje de mala calidad, problemas dermatológicos y falta de vigor, es necesario que el veterinario someta al animal a un examen exhaustivo para así determinar si el origen de las dichas alteraciones se encuentran en la alimentación o en otros factores.

También puedes leer sobre: Cómo elegir el transportín adecuado para perros. 

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.