Conoce las 6 características de los perros más comunes

Una de las características de los perros o perros domésticos (Canis lupus familiaris) o también conocido como “can” es que son un mamífero carnívoro que forma parte de la familia Canidae (cánidos), familia que a su vez incluye a unos animales con unas características morfológicas similares, como el ser digitígrados, apariencia fuerte, boca poderosa con unos caninos muy desarrollados, además, son unos animales veloces y resistentes. Un estudio publicado por la revista Nature explica que, gracias al proceso de domesticación, el organismo del perro se ha adaptado a ciertas clases de alimentos en este caso el almidón. Si bien al analizar su naturaleza y características corporales es posible hallar diferencias en función de la raza, la edad y el origen de cada perro. Poseen un olfato y un oído bastante desarrollados, siendo el primero su principal órgano sensorial. Por lo general, en las razas pequeñas puede alcanzar una longevidad cerca de los 20 años, con atención esmerada por parte del dueño, de otra forma su vida en promedio es alrededor de los 15 años.

El perro es el primer animal domesticado por el hombre, y aunque existen diversas teorías encontradas, sobre si es que el cerdo fue domesticado antes, se ha comprobado que los perros son los primeros en haber sido domesticados y de los que el hombre aprovechó sus habilidades de cazador para su servicio, incluso para cazar a los primeros cerdos.
Hoy en día sólo quedan especies supervivientes de la subfamilia Caninae, como por ejemplo los lobos, chacal, zorro o coyotes.

El perro doméstico es una subespecie del lobo gris, las pruebas arqueológicas demuestran que el perro fue acercándose a vivir en lugares donde existían asentamientos humanos desde hace al menos 9000 años, pero probablemente desde hace 14000 años, por ello hizo que se acostumbrara a la presencia del hombre y dio paso a su domesticación; al inicio era utilizado como ayudante de la caza o para realizar labores de defensa y guardia, después de eso se dedicaron a funciones de pastoreo; hoy en día es muy valorado como animal de compañía o mascota. Las pruebas fósiles revelan que los antepasados de los perros modernos ya estaban asociados con los humanos desde hace 100000 años. Las investigaciones más recientes indican que el perro fue domesticado por primera vez en el este de Asia, posiblemente en China; sin embargo, es falso si todos los perros domésticos provienen de un mismo grupo o si el proceso de domesticación se repitió varias veces.

Su adaptación al medio humano ha conducido a un cambio notable en sus hábitos alimenticios desde principios del siglo XX debido principalmente al estrecho lazo que existe con el hombre, en la actualidad se le puede considerar como un animal omnívoro, de hecho la alimentación industrial elaborada para estos animales, tienen en su composición, a parte de los aportes proteínicos que requiere el animal, otros componentes como lo son los cereales y las verduras.

Hay aproximadamente 800 razas, más de cualquier otro animal, que varían representativamente en tamaño, fisonomía y temperamento, luciendo una gran variedad de colores y de tipos de pelo según la raza de perro. Tienen una enorme relación con los seres humanos, para quien son animales de compañía, animales de guardia, perros de trabajo, perros de caza, perros de aguas, galgos de carrera, perros guía, perros pastores o perros boyeros por ejemplo. En 2001, se evaluaba que había 400 millones de perros en el mundo.
Los perros hoy en día son animales gregarios, acostumbrados a vivir en manadas, con comportamientos propios e instintivos que les permiten adaptarse fácilmente a vivir entre humanos. Las características del perro, deben emplearse para así educarlo correctamente, y también para ayudarlo a encontrar su lugar en la familia humana.

Estos animales tienen una serie de conductas propias, que le son naturales y específicos, que han permanecido inmutables desde tiempos remotos. El estudio de este comportamiento, sirve para interpretar las características del perro y podemos aprovechar su propio comportamiento para educarlos y adiestrarlos.

Loading...

Otra de las características más destacables del perro, es la capacidad que tiene de comunicación, para relacionarse con sus pares y además para interpretar las expresiones y gestos de los que le rodean. Esto se empleará para mejorar la convivencia con los humanos, y se apoya con una educación que tome en consideración las conductas naturales del can.
Uno de los datos que seguramente no sabías de los perros y es interesante mencionar es en relación a las cuestiones anatómicas, el esqueleto de estas mascotas suelen tener alrededor de 321 huesos. La dentadura por su parte, se inicia con 28 dientes de leche que, con el paso del tiempo, se reemplazan por 42 piezas permanentes.

Al tratar de descubrir las características más sobresalientes de los perros tampoco se pueden descuidar las cuestiones vinculadas a su nutrición y salud. Al respecto, es necesario tener presente que se le debe proporcionar una dieta equilibrada y acorde a sus necesidades nutricionales para que conserve un peso regular, un buen aspecto en su pelaje y buenas condiciones generales, así como también hay que recordar a diario que, aunque existan razas más propensas que otras a las enfermedades, a todas las mascotas hay que otorgarles las herramientas (entre ellas las vacunas y las medidas preventivas para toda clase de dolencia) para mantenerse sanas y fuertes.

características de los perros

Las particularidades de los perros

1. Socialización
Una de las principales características que destacan al perro doméstico, es su habilidad a la hora de aprender todo aquello que le enseña el hombre, por ello se dice que son animales muy inteligentes; por otro lado, es de destacar su alto grado de socialización con sus semejantes y también con las personas, sin embargo, si viven en manadas o grupos destacará el más fuerte ya que su rol social es jerarquizado.

Además, el término socialización es utilizado para determinar el procedimiento por el cual el animal se relaciona con su entorno, conoce sus reglas, entiende la estructura social, y percibe los límites. Los perros jóvenes a menudo aprenden velozmente cómo comportarse con otros miembros del grupo, ya sean otros animales, los mismos perros o humanos. Los perros adultos modelan a sus cachorros a través de correcciones auditivas o físicas cuando no se comportan de la forma esperada, y se le premia si tienen comportamientos aceptables jugando con ellos, alimentándolos, limpiándolos, entre otros.

El procedimiento de la socialización se lleva a cabo especialmente de manera intensa durante los primeros meses de vida, y la primera etapa se expande aproximadamente desde la tercera hasta la duodécima semana de vida. Tiempo en el cual se basa la maduración de los órganos sensoriales y el desarrollo de las habilidades motoras.

Cuando son cachorros deberán experimentar:
• La interacción con otros perros (comunicación, aprendizaje de conductas de grupo)
• La interacción con otros animales (gatos, cobayas, pájaros, caballos).
• La interacción con los seres humanos.
• Habituación a los estímulos ambientales, como lo son: las sirenas de automóviles, ruidos cotidianos en el hogar, aviones, sonidos estridentes, fuegos artificiales y también acostumbrarse a las multitudes o tráfico pedestre.

La socialización canina se refiere tanto a la capacidad del perro de interaccionar con los seres humanos, como también a su compresión para comunicarse y relacionarse con otros perros.
Un perro que se encuentre bien socializado aprende a estar tranquilo y receptivo a la hora de hacer frente a los extraños, los niños, otras mascotas y también situaciones no previstas. El desarrollo futuro de cada perro está determinado sobre todo por su socialización y educación. Los perros mal socializados tendrán ciertas dificultades para adaptarse a su entorno y tenderán a presentar conductas y actitudes temerosas o agresivas, junto con otros trastornos del comportamiento. Los procedimientos de socialización que no se originan en las primeras catorce semanas de vida del can no pueden ser sustituidos. Un cachorro que no tenga socialización alguna con catorce semanas de vida será muy complicado de educar o adiestrar. En qué medida esto se traduce en trastornos de la conducta dependerá de la evaluación del perro de forma individual.

Debido a que son animales con tendencia a usar guaridas en el momento del parto y para criar a sus cachorros, pueden aprender fácilmente comportamientos como mantener su lugar limpio y aceptar estar en una zona cerrada como es el caso de una jaula temporal para transporte u otro lugar cercado.

2. Comunicación
Los perros se comunican de diversas maneras, rastros de orinas a modo de marcaje, se trata de una comunicación olorosa para defender su territorio. También utilizan vocalizaciones como ladridos, gruñidos e incluso aullidos. Los gestos con el cuerpo también muestran mensajes que transmiten estos animales, por ejemplo, si mueven la cola reiteradamente sabemos que se encuentra alegre, pero si la mantiene hacia abajo y metida entre las patas indica que se encuentra en un estado de miedo o terror. La postura corporal es muy relevante a modo de comunicación, ya que un perro que inclina su parte delantera hacia el suelo, mueve la cola y te mira fijamente está retando al juego; pero si se encuentra cánido con el manto erizado está en situación de alerta y predispuesto al ataque; en definitiva, existen un conjunto de señales que los canes manifiestan y que ayudan a entablar una mejor comunicación con el animal.

3. Aspectos físicos
El sentido del gusto es menos desarrollado que el de los seres humanos, de hecho no distingue el sabor salado.

Tienen buenas capacidades para visualizar objetos en movimientos, además la vista la tienen desarrollada para ver mejor en la oscuridad, debido al uso del tapetum lucidum (una pantalla reflectiva dentro del ojo. La visión del perro parece haber sido diseñada para la caza; no tiene gran agudeza visual de detalles, pero tienen excelente percepción de movimientos. El campo visual del perro se encuentra entre los 240 y 250 grados, mucho mayor que la del humano que es de aproximadamente 180 grados.

Los perros tienen una forma de visión dicromática llamada deuteranopia que en los humanos se conoce como una forma de daltonismo que afecta el rojo y el verde. Los perros perciben tonalidades de amarillo y de azul, pero al rojo lo perciben amarillo y al verde lo ven gris.

Su olfato es uno de los más finos entre los cazadores, puede detectar presas pequeñas y sabe buscarlas, sus cualidades le permiten escarbar y encontrar los nidos bajo tierra, sobre todo en los perros pequeños; el hombre ha utilizado esta particularidad para criar perros de búsqueda y para que busquen trufas.

El oído de los perros es extremadamente agudo, pueden percibir sonidos que para el hombre común son completamente imperceptibles.

Cuentan con una excelente estructura ósea, unido a su fuerte musculatura, lo cual habilitan al animal a deslazarse con velocidad. Su corazón, al igual que el de los seres humanos está formado por cuatro cámaras, dos aurículas y dos ventrículos. El sistema circulatorio es sofisticado y dota al perro de buena resistencia y agilidad.

El pelaje de los perros es muy variado, y siempre se ha adaptado al clima en el que viven. Su naturaleza produce que sea corta si lleva más de cinco generaciones un clima específico.
Sus cualidades olfativas y el notable desarrollo de su oído han contribuido a ser considerado por el ser humano como una animal de gran utilidad práctica.

4. Reproducción
Las hembras obtienen su primer celo que en otras palabras es la madurez sexual, a partir de los nueve meses y los machos sobre los 15 meses de vida, esta es la regla general, aunque hay excepciones en función de la raza a la que pertenezca el perro. Lo ideal es aparear a los ejemplares a partir del año y medio. La gestación dura alrededor de los dos meses, paren un número de cachorros variable dependiendo de la raza en cuestión, los cachorros nacen ciegos y sordos y será a partir del primer mes de vida cuando comiencen a ingerir alimento sólido y a desarrollar sus sentidos.

5. Inteligencia
Los perros son apreciados principalmente por su inteligencia. La inteligencia canina es la capacidad que tiene un perro para aprender, pensar y para resolver problemas. Los adiestradores de perros, los amo y los investigadores no se ponen de acuerdo en un método para comprobar la inteligencia canina tal y como existe para los seres humanos, a pesar de que la misma se evalúa tradicionalmente mediante la resolución de laberintos.

Diversas razas, como lo son el “Border Collies” y “Golden Retrievers”, son por lo habitual más fáciles de entrenar respecto a otras como lo son los perros de caza y de trineo, aunque existen excepciones. Aún el perro más introvertido, distraído y flojo puede obedecer más fácilmente el entrenamiento que, por ejemplo un gato. La capacidad de obedecer y aprender sin embargo no es la única medida de la inteligencia.

Por su naturaleza sociable entienden la estructura social y las obligaciones, y constantemente aprenden rápidamente cómo comportarse con otros miembros del grupo, ya sean perros o humanos. Los perros adultos modelan a sus cachorros a través de correcciones (auditivas o físicas) cuando no se comportan de la manera esperada y con premios se si tiene comportamientos considerables (jugando con ellos. alimentándolos, limpiándolos, etcétera).

6. Salud
La longevidad media de un perro varía mucho dependiendo de la raza, y se encuentra entre los 8 y 15 años, pero si goza de buena salud puede vivir hasta 20 años, o incluso más; el perro más viejo que se conoce llegó a los 29 años. Las razas pequeñas tienden a vivir más que las grandes y las gigantes. La salud del perro, al igual que en los seres humanos, está relacionada con su estilo de vida (alimentación equilibrada, ejercicio físico, educación), sobre todo durante los períodos de mayor vulnerabilidad como el: crecimiento, gestación, amamantamiento, trabajo y vez. Un perro grande gana peso en un año con el mismo porcentaje que un hombre. Las causas de las enfermedades son múltiples y muy variadas.

Aunque en ciertas ocasiones es el médico veterinario quien recomienda qué tipo de vacuna es la que se debe aplicar, es importante que el dueño tenga en conocimiento que en cuanto a aplicaciones víricas, funciona mejor e el organismo del animal una vacuna de virus atenuado o modificado, debido a que este tipo de biológicos dan un incremento paulatino de anticuerpos logrando así una protección muy eficaz y sin los adversos efectos postinoculación que pueden existir con la aplicación de una vacuna a virus activos; los efectos de este tipo de vacunas son desde una simple fiebre y vómito hasta un choque anafiláctico o la muerte.

También puedes leer sobre un artículo muy interesante: Las enfermedades más comunes de los perros.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.