Home Otros 10 preguntas y respuestas relacionadas con el adiestramiento canino

10 preguntas y respuestas relacionadas con el adiestramiento canino

1
309

El adiestramiento canino, o también llamado adiestramiento de perros, es el arte y la ciencia de comunicarse y negociar con los perros. A través del adiestramiento crearás una unión tan intensa con tu mascota que jamás podrás volver a tener un perro sin antes adiestrarlo.

Esta es la primera pregunta que nos viene a la cabeza cuando llega un nuevo miembro a la familia o surgen dudas sobre el comportamiento de nuestro perro cuando ya convive con nosotros; ¿Cómo adiestrar un perro?

En diversas ocasiones vivimos determinados momentos en los que no sabemos interpretar lo que ocurre a nuestro perro, nos desespera y suceden situaciones que se nos escapan de las manos, en tales casos empezamos a pensar si debemos castigar al perro, gritarle, utilizar correcciones, ignorar su comportamiento, reforzarle, etcétera., y eso nos está indicando que necesitamos la ayuda de un profesional.

Lo primero que debemos plantearnos, es la línea de trabajo que queremos seguir y la relación que queremos mantener con nuestro perro, desde siempre hemos recomendado usar técnicas de adiestramiento en positivo, que es una filosofía de trabajo en la que no se utiliza el castigo positivo (aparición de algo desagradable para el perro) evitando así de esa manera correcciones innecesarias.

Se basa más que todo en buscar la motivación y el vínculo con nuestro perro, utilizando refuerzos que le guíen hacia comportamientos que queremos que repita, en vez de centrarnos en corregir los indeseados.

Esta filosofía nos permite relajarnos en la relación con nuestro perro, debido a que busca la colaboración en vez de la confrontación y es un alivio sentir, que no tienes la necesidad de imponerte continuamente a tu perro buscando “dominarle”, esto comienza desde el momento en el que empezamos a utilizar términos como “señal verbal” en vez de “orden” o “comando”, para referirnos a las palabras que vamos a utilizar para comunicarnos con él y que procedan a una acción deseada como sentarse, tumbarse, acudir a la llamada, etcétera. De esta manera conseguimos que las acciones no se hagan por miedo, sino porque le motive hacerlas.

Para muchas personas, los cachorros son la máxima imagen de la ternura; son pequeños, peludos y adorables. Aunque los cachorros sean tiernos y muy divertidos, también toma trabajo y mucho tiempo criarlos adecuadamente. Convertir a un cachorro en un perro bien educado tomará de tiempo, paciencia y mucho amor, pero tus intentos darán frutos a la larga.

Loading...

Un cachorro que esté bien entrenado se convertirá en un perro totalmente maravilloso para tenerlo cerca, mientras que no entrenar a tu cachorro podría significar que pronto tendrás en tus manos a un perro problemático. Empieza el entrenamiento de tu cachorro estableciendo una buena relación con él y luego pasa a enseñarle todas las órdenes importantes que tendrá que saber en la vida.

Es fundamental entender el comportamiento de tu perro para que su adiestramiento sea efectivo, debido a que si entiendes bien su naturaleza y comportamiento será mucho más fácil adiestrarlo.

En el siguiente artículo encontrarás todas las preguntas sobre el adiestramiento de perros, enfocados sobre todo en el adiestramiento en positivo. Es decir, que encontrarás información acerca de cómo entrenar a tu perro sin maltratarlo.

Los elementos más importantes en el programa de adiestramiento de tu perro son la constancia, la paciencia y también la alabanza.

adiestramiento de perros

Consideraciones del adiestramiento de perros:

1. ¿De qué se trata en realidad el adiestramiento canino?

El adiestramiento de perros es una disciplina que no está definida con claridad, aunque la practican muchísimas personas en el mundo. La dificultad para definir con precisión lo que es el adiestramiento de perros constituye uno de los motivos por las que muchos propietarios de perros no entienden la necesidad de adiestrar a sus mascotas.

Algunas o muchas personas piensan que el adiestramiento canino consiste en robotizar a los perros mediante alguna técnica mística de programación mental. Otras personas piensan que solamente es necesario o esencial el adiestramiento especializado para perros de trabajo real y deportivos. Y sólo algunas personas consideran que es necesario adiestrar a perros mascota, sobre todo a los perros pequeños como los chihuahua o los Yorkshire terrier.

Esa dificultad para precisar lo que es el adiestramiento canino también es una de las razones; aunque no la única, por las que existen tantas discrepancias entre adiestradores de perros.

Aunque existen diferentes puntos de vista, y muchos de ellos son válidos, aquí consideramos que: “De acuerdo con esta definición, el adiestramiento canino necesita la participación de una persona, ya sea directa o indirectamente. Por lo tanto, lo que tu perro aprenda sin tu intervención no forma parte del adiestramiento, aunque si forme parte de su comportamiento”.

Nota también que la definición de adiestramiento canino exige la adquisición y mantenimiento de destrezas. Es decir, que no basta con enseñarle algo nuevo a tu perro, sino que es necesario mantener y perfeccionar ese aprendizaje para poder decir que perro está adiestrado.

Debido a que las conductas adiestradas necesitan mantenimiento, el adiestramiento de perros es una actividad de por vida. No es posible decir “mi perro está entrenado” y no practicar nunca más en su vida. Sin embargo, una vez que las conductas adiestradas se convierten en hábitos, el mantenimiento es mucho más fácil y no requiere de mucho esfuerzo.

2. ¿Cuál es la edad adecuada para adiestrar a un perro?

Esta suele ser otra de las dudas que se nos viene a la cabeza cuando decidimos llevar a casa un cachorro y la respuesta también está directamente relacionada con el método de trabajo que elijamos; Mientras que en el adiestramiento tradicional, por lo general los adiestradores nos indican que debemos esperar a que el perro sea mayor para poder trabajar con ellos, en el adiestramiento en positivo, podemos comenzar a educarle desde que llega a casa y esta diferencia radica fundamentalmente en que en el adiestramiento tradicional, se necesita que el perro sea lo suficientemente mayor como para asimilar las correcciones, los castigos que se van a utilizar y el material como collares de ahogo, de púas, eléctrico, etcétera., mientras que en el adiestramiento en positivo podemos empezar a educar a nuestro pequeño desde que llega a casa y está con nosotros, afrontando el aprendizaje de una manera innata a través del juego.

Naturalmente estamos hablando de la organización y las normas básicas que utilizaremos en casa para una buena convivencia y de los juegos educativos que le ayudarán a desarrollarse, teniendo siempre en cuenta que es un cachorro y debemos dejarle disfrutar de las primeras etapas del desarrollo dejándole ser lo que es él: un cachorro.

3. ¿Cuáles son los principios del adiestramiento?

El adiestramiento de perros consiste como bien lo dijimos, en la modificación de conductas del perro a través del aprendizaje guiado. Por lo tanto, los principios del adiestramiento de perros son los mismos principios propuestos por las teorías del aprendizaje, sólo que se aplican de una forma específica.

Aunque existen diversos entrenadores que tienen éxito sin conocer estos principios, conocerlos te ayudará a entrenar mejor y con más eficiencia a tu perro. Ya sea que te interese convertirte en un adiestrador profesional de perro, que ya seas uno o que solamente quieras entrenar a tu mascota en el nivel más básico, los principios del adiestramiento te darán una enorme ventaja sobre quienes no tienen este conocimiento.

4. ¿Cómo son las sesiones de adiestramiento?

La sesión de adiestramiento de perros es el tiempo que dedicas a entrenar como debe ser a tu perro sin ningún tipo de interrupciones.

Aunque la mayoría de los libros sobre el adiestramiento de perros hablan sobre la sesión de adiestramiento, normalmente le dedican un espacio pequeño y no la tratan con detalles. Por ello, muchos entrenadores principiantes se confunden al decidir cómo van a trabajar en cada sesión. Algunos ocupan mucho tiempo para una sesión, otros eligen mal el lugar, otros tratan de entrenar muchos ejercicios en cada sesión, entre muchas otras cosas más.

Antes de iniciar una sesión de adiestramiento con un perro, tienes que determinar en qué lugar la llevarás a cabo, qué criterio entrenarás en esa sesión, qué equipo necesitarás y qué reforzadores vas a usar. En otras palabras, tienes que haber planificado la sesión de adiestramiento antes de empezarla.

Para poder planificar correctamente una sesión, tienes que conocer la diferencia entre sesión y período de adiestramiento canino. También debes comprender la importancia del timing, la tasa de reforzamiento y los criterios del adiestramiento de perros.

5. ¿En qué consiste la obediencia canina?

La obediencia canina consiste en adiestrar perros para que haga ciertos ejercicios cuando se les da la seña o la orden correspondiente. En ciertas ocasiones se confunde la obediencia canina con adiestramiento ya que la primera es la forma más común de adiestramiento. Sin embargo, no son tampoco sinónimos, sino que la obediencia es una parte del adiestramiento.
Algunos de los ejercicios de obediencia más comunes son: sentado, echado, acudir al llamado y caminar sin jalar la correa.

Obediencia canina para la vida cotidiana:
Existen distintas exigencias para el adiestramiento en obediencia según cuál es el objetivo que se persigue. Es decir que el adiestramiento en obediencia canina será diferente si se entrenan perros que realizan trabajos en la vida real, como lo son los perros de búsqueda y rescate, perros de policía, etcétera., o también perros deportivos como el schutzhund, agility, etcétera., o pueden ser también perros mascota.

La obediencia que se entrena en perros de trabajo real y en perros deportivos cuenta con algunos ejercicios que no son útiles en la vida cotidiana de un perro mascota. Por ejemplo, el ejercicio de caminar junto al guía en schutzhund y en obediencia deportiva exige, entre otras muchas cosas, que el perro vaya con el hombro derecho a la altura de la pierna izquierda de su guía. Ese ejercicio resulta muy vistoso, pero es inútil para sacar a pasear al perro ya que no le da mucha libertad. Para perros mascota, es mucho mejor entrenar el ejercicio de caminar sin jalar la correa, que permite al perro disfrutar los paseos con cierta libertad.

6. ¿En qué consiste la socialización del perro?

La socialización es el proceso por el cual tu perro aprende a relacionarse con otros perros y con los humanos. A través de la socialización, tu perro también aprende a llevarse bien con otros animales o al menos a ignorarlos.

Por otra parte, la habituación es el proceso por el cual tu perro aprende a ignorar elementos ambientales que no son peligrosos. De esta forma, un perro habituado a un ambiente citadino no se preocupará por el ruido del tráfico urbano ni por la presencia de muchas personas en las calles.

Aunque la socialización y habituación son conceptos diferentes, en este artículo consideraremos ambas dentro del proceso de socialización del cachorro. Así, para fines prácticos, la socialización de tu perro es el procedimiento por el cual acostumbrarás a tu mascota a reaccionar de manera adecuada (sin ningún miedo ni agresión) frente a diferentes ambientes, personas, otros perros y otros animales.

La socialización de tu perro es lo más importante en su educación ya que es lo que previene conductas agresivas y miedosas en el futuro. Además, un perro bien socializado es más fácil de entrenar y puede ser aceptado con más facilidad por otras personas.

¿Qué ocurrirá si no socializas a tu cachorro? Bueno, en el futuro tendrás un perro agresivo o un perro que puede morder por miedo, así que tendrás que adoptar ciertas medidas para cuando tengas visitas. Además te costará mucho llevar a tu perro de paseo, al veterinario o a cualquier otra parte, debido a que le tendrá miedo a todo.

¿Cómo puedes saber si tu perro está bien socializado? Una regla simple para evaluar esto dice: “si el dueño no se asusta de algo, entonces el perro tampoco debería hacerlo”.

7. ¿Cuáles son las técnicas de adiestramiento?

Aunque existen diversas técnicas de adiestramiento canino, todas ellas se pueden clasificar en dos grandes categorías: técnicas de adiestramiento canino basadas en las teorías del aprendizaje y técnicas de adiestramiento canino basadas en etología canina.

Las técnicas basadas en las teorías del aprendizaje se concentran la modificación de conductas del perro, dando menor relevancia a la conducta típica de la especie canina.

Por su parte, las técnicas basadas en la etología canina se concentran más que todo en la conducta natural típica de los perros, priorizando el establecimiento de jerarquías de dominancia y dando menor importancia a las teorías del aprendizaje.

Nota importante: La violencia y el maltrato del perro no deben ser admitidos, y ni siquiera considerados, en las técnicas modernas de adiestramiento de perros.

1) Técnicas basadas en las teorías del aprendizaje:
Esta categoría comprende aquellas técnicas cuyas vías principales de enseñanza son el refuerzo positivo, el refuerzo negativo o el castigo. Como todas estas técnicas son muy distintas entre sí, se clasifican en tres subcategorías específicas: adiestramiento canino tradicional, adiestramiento positivo y técnicas mixtas.

• Adiestramiento canino tradicional: El adiestramiento tradicional se originó en las escuelas caninas de perros de guerra y tuvo un gran éxito para entrenar perros militares para las dos guerras mundiales. Después de la segunda guerra mundial adquirió muchísima popularidad gracias a las historias de perros heroicos.

En estas técnicas, el refuerzo negativo y los castigos son el medio exclusivo de adiestramiento. Para conseguir buenos resultados es necesario forzar físicamente a los perros hasta que realicen las acciones que desea el adiestrador. Los collares de ahorque, de púas y eléctricos constituyen como excelentes herramientas para este tipo de trabajo.

Aunque estas técnicas son defendidas férreamente por sus practicantes, también son atacadas con la misma obstinación por quienes las consideran crueles y violentas.

El principal beneficio del adiestramiento tradicional es la gran confiabilidad de las conductas entrenadas. Por su parte, las desventajas incluyen potenciales problemas colaterales de conducta, provocados por el adiestramiento, así como posibles daños en la tráquea del perro cuando se usan collares de ahorque.

Estas técnicas no debería ser de las primeras opciones si tienes poca experiencia en el adiestramiento de perros. Lastimosamente, son las técnicas sobre las que más se ha escrito.

• Adiestramiento en positivo: El adiestramiento en positivo comprende un conjunto de técnicas que están basadas en los principios del condicionamiento operante desarrollados por B.F. Skinner. Su popularidad fue muy baja hasta la década de los 90, cuando el libro “No lo mates… enséñale” de Karen Pryor se convirtió en best seller.

Con estas técnicas no es necesario usar collares de adiestramiento, y las sesiones de adiestramiento son muy gratificantes tanto para los adiestradores como para los perros. El procedimiento principal de enseñanza consiste en el uso de refuerzos positivos, popularmente conocidos como recompensas.

Por lo tanto, lo que se hace principalmente es reforzar las conductas deseadas. También existen medios para eliminar conductas indeseadas, pero no se utiliza el castigo para esto.
Hoy en día la más popular de las técnicas de adiestramiento positivo es el adiestramiento con clicker.

Las principales ventajas del adiestramiento positivo son que:

-Los resultados son tan confiables como los que se obtienen con el adiestramiento tradicional.

-No es necesario doblegar físicamente al perro.

-Es muy sencillo, rápido y divertido entrenar a un perro de esta manera.

-Paradójicamente, la principal desventaja del adiestramiento positivo está en la rapidez con que se consiguen los resultados iniciales. Muchos adiestradores que no tienen experiencia quedan maravillados con las etapas iniciales y no se preocupan de perfeccionar el adiestramiento. La consecuencia es, lógicamente, que el adiestramiento quede a medias.

• Técnicas mixtas: Las técnicas mixtas son intermedios entre el adiestramiento tradicional y el adiestramiento en positivo. Por lo tanto, suelen ser menos duras que el primero, pero menos amigables que el segundo.

Estas técnicas han dado resultados muy buenos con perros que compiten en deportes caninos de contacto, como el Schutzhund, RCI, Mondioring, Ring Belga, etcétera.

Por lo general, los adiestradores que usan este tipo de técnicas mixtas combinan el uso del collar de ahorque con recompensas. Sin embargo, suelen preferir usar juguetes en lugar de comida. Según afirman los adiestradores, esto estimula el impulso de presa.

La excepción a no usar comida suele darse en las etapas iniciales y para el adiestramiento en rastreo, pero esto depende del adiestrador.

2) Técnicas basadas en la etología canina:
Las técnicas basadas en la etología canina son las que ignoran total o parcialmente las teorías del aprendizaje, y se concentran en las conductas naturales del can. Su premisa fundamental es la de que el dueño tiene que admitir un estatus jerárquico superior al del perro. De esta forma, el dueño asume el rol de líder de la jauría, o perro alfa.

Aunque estas técnicas son muy populares, su eficacia real es muy cuestionada. Además, son técnicas tan diversas que no se puede encontrar un estándar o una línea de adiestramiento claramente definida, a diferencia de lo que ocurre con el adiestramiento tradicional y con el adiestramiento positivo.

La mayoría de los adiestradores no considera a estas técnicas como medios de adiestramiento, sino simplemente como procedimientos complementarios que son útiles. De la misma manera, muchos practicantes de estas técnicas rechazan ser considerados adiestradores de perros. Sin embargo, la mayoría de la gente no relacionada con el mundo canino cree que éstas son técnicas de adiestramiento canino.

8. ¿Cuáles son los adiestramientos más comunes?

• Adiestramiento para obedecer: Aunque tu cachorrito tiene que aprender los hábitos de aseo y de buenos modales a partir del día en que llega a casa, las simples órdenes de obediencia como las que aquí presentamos pueden esperar hasta que tenga al menos seis meses de edad. Es muy importante tener presente la necesidad de tener paciencia en todo lo relativo al adiestramiento de un perro. Junto con la paciencia hay que tener constancia. Si tienes esto bien presente mientras estás adiestrando tu cachorro, tendrás muchas más posibilidades de alcanzar el éxito.

• Adiestramiento para la correa: No es demasiado difícil enseñar esto a un cachorro, pero antes de comenzar acostúmbralo a usar un collar y la corre. Es necesario que lo acostumbres al collar dejando que lo use por la casa durante períodos cada día más largos. Después de un par de días haciendo esto, puedes sacarlo para su primer paseo. Llámalo a tu lado, y al dar tu primer paso dile “Quieto” o alguna orden parecida que sea, a partir de ese instante, siempre la misma. Esta es una orden de obediencia que tendrá que aprender más tarde, de modo que no está mal que comience a conocerle desde el principio. Posiblemente querrá quedarse atrás o adelantarse corriendo y tirará de la correa en uno u otro sentido. No obstante, continúa tu paseo, atrayéndolo hacia ti (y repitiendo “quieto” o la palabra que hayas escogido a ese efecto). Pronto se dará cuenta de que es inútil y que estará más cómodo si te sigue en tus movimientos. Cuando te siga, acarícialo y prémialo.

• Adiestramiento para perros destructores: Los perros destructores son un gran problema para mucha gente, y, muchas veces, para ellos mismos. Esos perros que se dedican a masticar los muebles, los zapatos, las plantas y todo lo que encuentren, suelen terminar abandonados o en un albergue en espera de una familia que quiera adoptarlos.
Lastimosamente, las conductas destructivas son muy habituales en los perros y no creo que exista un solo perro que jamás haya sido destructor, aunque sea por un corto tiempo. Esto debido a que masticar cosas y cavar son conductas naturales en los perros. Tan naturales como respirar, alimentarse o hacer sus necesidades.

Los entrenadores de la vieja escuela suelen solucionar los problemas de perros destructores mediante el castigo. Simplemente castigan a los perros cada vez que éstos empiezan alguna de las conductas destructivas. El problema con ese enfoque es que suele causar más problemas que aportar soluciones. La mayoría de los perros desarrollan otras conductas inapropiadas en respuesta a esos “tratamientos” e incluso pueden aumentar la intensidad y frecuencia de las conductas destructivas.

La mejor forma de prevenir y solucionar dicha conducta de los perros consiste en enseñarles a masticar solamente sus juguetes y cavar sólo en los lugares apropiados.

• Adiestramiento para perros ladradores: El perro ladrador es de verdad un problema serio para muchos propietarios de mascotas y sus vecinos. Aunque todos los perros ladran o hacen algún otro ruido de vez en cuando, sólo algunos lo hacen en momentos y situaciones inapropiadas. Estos últimos, los perros ladradores, pueden interrumpir el sueño, crear conflictos con los vecinos, dificultar las labores de la casa y causar mucho estrés a sus propietarios.

Sin embargo, no todos los ladridos son inapropiados y en algunas ocasiones puede ser muy útil que tu perro ladre. Por ejemplo, puede ser útil que tu perro ladre para avisar que hay extraños merodeando afuera de la casa o también para avisar que quiere salir a hacer sus necesidades.

Por otra parte, si vives en una quinta en el campo, quizás no te moleste que tu perro ladre por cualquier motivo y, al no tener vecinos muy cerca, no tendrás problemas.
Antes de modificar la conducta de un perro que ladra constantemente, debes determinar en qué situaciones es aceptable que el perro ladre y en qué situaciones debe permanecer callado.

Por otra parte, es importante que conozcas qué razas de perros son más proclives a los ladridos y qué razas son menos ladradoras en promedio. Si todavía no has adquirido a tu cachorro, es bueno que investigues bien las razas que te interesan y puedas decidir si deseas una raza con tendencia a los ladridos o una raza menos ruidosa.

9. ¿Cómo alcanzar la excelencia en el adiestramiento?

El primer paso para alcanzar la excelencia en el adiestramiento canino es que tengas muy claro lo que quieres conseguir. Si necesitas que tu perro se eche sobre charcos cuando se lo ordenas, entonces eso es algo que debes tomar en cuenta. Pero es muy poco probable que eso sea una necesidad.

Si tu perro es una mascota, tus prioridades serán otras. Algunos ejercicios comunes a la obediencia básica tal vez te sean de gran utilidad. Ejercicios como enseñarle a tu perro a sentarse y echarse a la orden, a acudir al llamado y a quedarse quieto. Otros ejercicios de la obediencia canina te serán completamente inútiles. Por ejemplo, caminar en “Junto” es un ejercicio muy vistoso e impresionante, pero poco práctico en la vida cotidiana. Es más útil que tu perro aprenda a caminar sin jalar la correa, pero que no esté pegado a tu pierna izquierda como si fuera una extensión de tu pantalón.

Por otro lado, si deseas incursionar en los deportes caninos, tendrás que trabajar con todos los ejercicios de la obediencia canina y otros ejercicios específicos del deporte que te interesa. Dependiendo de esto, tendrás que enfocarte no solamente en un conjunto de ejercicios, sino en la calidad con que se realizarán los ejercicios. Si decides practicar schutzhund, el ejercicio de “Junto” será diferente de si lo entrenas para mondio ring o para freestyle canino (dog dancing).

Además, define con claridad las conductas que vas a enseñarle a tu perro, así como la calidad de las mismas (velocidad y precisión) y el nivel de dificultad (distracciones, duración y distancia) con que serán ejecutadas.

Entonces, el primer paso para que alcances un adiestramiento de excelencia es que tengas claro lo que deseas. Si te basta con que tu perro no jale la correa cuando lo sacas a pasear, entonces apunta a eso. Si quieres control total cuando tu perro está sin correa en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia, define cómo debe actuar tu perro en esas circunstancias. Si buscas un campeón canino, elige el deporte y el nivel en el que quieres ganar y define claramente cómo quieres verte en la competencia.

10. ¿Cuáles son las normas para adiestrar a un perro?

En el libro “Las normas de César Millán”, el conductor de los programas “El encantador de perros” y “El líder de la manada” nos da ciertas claves para el adiestramiento sin contacto físico. El método fue creado por el doctor Ian Dunbar, pionero en este tipo de enseñanzas, libre de correas.

1) Al elegir a un cachorro de ocho semanas asegúrate de que está adiestrado para una vida doméstica y para no morder. Que haya aprendido a venir, sentarse, recostarse y rodar a la orden. Que haya conocido y lo hayan tocado al menos un centenar de personas.

2) Al adoptar un perro adulto asegúrate también de que todos los miembros de la familia lo prueben. Dedica mucho tiempo a tratarlo y sácalo a dar largos paseos. Hay un perro adecuado para tu familia, así que asegúrate de que lo elijas con cuidado.

3) Desde el día que tu cachorro o el perro que hayas adoptado lleguen a tu casa debes poner en práctica un programa infalible de adiestramiento doméstico y que aprenda a no morder. Así evitarás que llene la casa de tierra, muerda los muebles y que ladre demasiado, y prepararás a tu perro para que disfrute de los inevitables momentos en que tiene que quedarse solo en casa.

4) Nunca se deja de aprender a ser sociable. Has que tus invitados ofrezcan siempre golosinas para mascotas a tu cachorro o perro, y enséñales cómo indicarle que se acerque y se siente cuando lo saluden. Del mismo modo, lleva encima unas cuantas golosinas por si un desconocido quiere saludarlo. Elogia a tu perro y dale un par de golosinas cuando suceda algo que lo pueda asustar. De ese modo tu mascota ganará confianza y apreciará la compañía de las personas.

5) No permitas jamás que tu perro coma de un plato. Pesa su porción diaria de albóndigas y emplea estos valiosos premios y señuelos de comida para enseñarle buenos modales y adiestrar su conducta. Por las noches humedece las albóndigas, rellena con la pasta juguetes para morder y déjalos toda la noche en la heladera para dárselos en el desayuno. Un perro que come de un juguete para morder reduce sus ladridos en noventa por ciento y atenúa la hiperactividad y la ansiedad.

6) Adiéstralo sin correa y ofrécele señuelos y premios desde el principio. Jamás uses una correa o toques a tu perro para obligarlo a obedecer. Sino, sólo responderá cuando lleve puesta la correa o cuando se encuentre al alcance de la mano. Por el contrario, usa la mano para acariciar (premiar) al perro cuando obedezca.

7) Intercala breves períodos de adiestramiento en los paseos y los juegos. Cada dos minutos más o menos pedí al perro que se siente cuando está andando o que venga si está jugando, ofrécele una golosina y luego dile: “vamos” o “a jugar”. De ese modo, el perro no dará tirones de la correa y tanto el paseo como el juego se convertirán en recompensas que benefician el adiestramiento en lugar de distracciones que lo perjudican.

También puedes leer sobre: La adopción de perros. 

Llegaron buscando:

  • resultado : el perro el canino
  • en que momento se recomienda regresar al perro a la tecnica de entrenamiento
  • entrenamiento canino jabones que debemos usar
  • etrenamiento canino
  • preguntas de respuestas de perros para la escuela
  • preguntas sobre perros
  • vomi evaluar a un guia canino
Loading...

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here