6 distintas preguntas y respuestas sobre la adopcion de perros

1
2820

La adopción de perros significa abrirle las puertas de tu casa a ese animal con el objetivo de convertirlo en un miembro más de la familia, darle todos los cuidados que requiere y, sobre todo, darle la atención y el cariño que tanto necesita y merece. Evitar el abandono es de suma importancia, por ello es fundamental darse cuenta de la responsabilidad que supone tener un perro antes de adquirir uno. También hay que tener en cuenta un aspecto del cual a veces nos olvidamos, y que es la compatibilidad de tu propia personalidad y la de tu perro. Una buena comunicación es esencial para una buena convivencia con él.

Antes de adoptar a un perro, es necesario que estés perfectamente consciente de los cuidados que requiere el animal que elijas. Un perro necesita un lugar limpio para dormir, comida adecuada, un lugar para hacer sus necesidades lo cual deberás limpiar a diario, requiere ejercicio, paseos diarias, vacunas, atención médica, baños y tendrás que proteger a tu perro de enfermedades con un plan de vacunación completo. Asimismo, mantén a tu perro alejado de los parásitos (pulgas, garrapatas y mosquitos) que, además de causarle molestias, pueden provocarle distintas enfermedades. Además de todo lo anteriormente nombrado, los perros necesitan un periodo de tiempo para poder adaptarse a su nueva familia y a su nuevo hogar. Esto quiere decir que le tendrás que enseñar dónde debe hacer sus necesidades, dónde puede subirse y dónde no, con qué puede jugar y con qué no. Si son cachorros, debes estar al tanto que muy probablemente en algún momento destruirán algo o irán a hacer sus necesidades donde no deben. Además, también debes estar muy consciente de que el cachorrito crecerá y que esa no es ninguna excusa para abandonarlo ni dejar de prestarle atención y darle cariño. Los perros adultos nos dan tanto cariño como cualquier otro cachorro y también tienen necesidades.

Cuando ya estés consciente de todo esto y dispuesto a tener a un animal durante toda su vida (ya que pueden vivir hasta más de 15 años), entonces ya puedes adoptar uno.

Por lo general, los perros y gatos que se encuentran en adopción han sido rescatados de situaciones de maltrato y/o abandono, por lo que necesitan mucho cariño y en ciertas ocasiones mucha paciencia mientras aprenden que no todos los seres humanos quieren hacerles daño.

Loading...

De igual manera, muchos de los perros en adopción son criollos o mestizos, es decir, son cruzas de dos o más razas. Esto no quiere decir que los perros de raza no sufran abandono y maltrato. Sin embargo, a la hora de adoptar, te pedimos que tomes muy en cuenta a los criollos, que adoptes por el carácter del animal y no por su raza, edad ni tamaño. Piensa, ¿cuál es el perro que se adapta más a mi forma de ser? ¿Quiero un perro tranquilo o juguetón, amoroso o más independiente, que conviva con niños, con perros, con gatos, que sea muy atlético o que le guste más estar en casa descansando? Todas estas preguntas son muy importantes en el momento de adoptar un perro. En general las personas que alojan a perritos o gatos rescatados conocen su carácter y te pueden asesorar. Infórmate. El bienestar de tu perro es tan importante como el tuyo, así que no escatimes esfuerzos en conseguirlo. Recuerda que un perro feliz te hará feliz a ti con su amor, cariño, comprensión, lealtad y compañía. Y recuerda que todos merecen una oportunidad.

¿Cuáles son las cosas más importantes que debo saber sobre la adopción de perros?

1. ¿Por qué adoptar un perro?
El problema de la sobrepoblación canina es abrumador. Casi en cualquier parte del mundo existen perros abandonados o maltrados. Muchos de ellos se encuentran en las calles, aunque los que tienen casa tampoco se salvan del maltrato. Existen numerosas asociaciones y grupos en todo el mundo dedicados a rescatar animales del abandono y el maltrato. Sin embargo, ni todos ellos juntos pondrían cambiar esta realidad si la ciudadanía no toma conciencia del problema y se involucra en su solución.

Entre las causas de esta sobrepoblación destacan la venta indiscriminada de animales de compañía y el abandono de mascotas por parte de sus propietarios. En la mayoría de los casos, los perros que vemos en los escaparates de tiendas de mascotas o en camionetas en la calle provienen de lugares conocidos como granjas de cachorros (del inglés “puppy mills”). Estos son lugares donde se tienen a los animales en jaulas, se obliga a las hembras a tener camada tras camada sin importar su salud, y además se tira a los animales que ya no sirven o que simplemente ya alcanzaron cierta edad y no se han vendido. En diversas partes del mundo también existen los criaderos de traspatio, denominados de tal manera ya que en general son patios donde la gente tiene a sus perros en jaulas y las cruzan para vender a los cachorros. Las condiciones en estos criaderos dejan mucho que desear.

Cuando compramos un perro o quizás pudiera ser también un gato, estamos fomentando estas formas de explotación animal. Por ello, una de las maneras de contribuir a la solución del problema es adoptar. Cuando adoptas un animal abandonado, le estás dando una nueva oportunidad de vida, algo que el nuevo miembro de tu familia te agradecerá por siempre. Además, adoptar a un animal te dará una enorme satisfacción y te traerá muchas experiencias entrañables. ¡Date la oportunidad de adoptar!

Existen muchas otras buenas razones por las cuales adoptar a un perro. Aquí te seguiremos mostrando algunas de ellas:

• El adoptar un animal es un acto gran humanidad, ya que seguramente ha vivido situaciones y condiciones crueles o podría vivirlas en el futuro.

• Al rescatar un animal de la calle obtendrás un amigo que te lo agradecerá toda su vida.

• Evitas o disminuyes el comercio de animales.

• Por lo general, los perros abandonados son mestizos o criollos y estos animales son mucho más fuertes, sanos y menos vulnerables a enfermedades características de los animales de raza.

• Disminuyes el número de sacrificios innecesarios realizados para controlar las poblaciones caninas y felinas.

• Reduces los problemas de basuras causados por perros hambrientos los cuales buscan alimentos entre los desechos.

• El lugar que una mascota “de raza” comprada ocupa en tu hogar, podría ocuparlo un animalito de la calle que necesita protección.

• Bueno, y si después de todo lo nombrado aún prefieres comprar una mascota, piensa también que el adoptar uno podría ahorrarte bastante dinero.

Un perro mestizo es un fiel y cariñoso amigo que nada tiene que envidiarle a un perro de raza en lo que se refiere al tamaño, vigor y temperamento. Si deseas tener un perro, una de las principales ventajas de un perro mestizo es que puede resultar muy barato ya que en las protectoras donde están sólo te han de cobrar los gastos veterinarios y el envío que no suele ascender para un cachorro.

Y si el problema es la edad, no es cierto el mito que dice “un cachorro es mejor que un perro adulto, porque se acostumbra desde pequeñito”. Inclusive, los cuerpos como bomberos, policías, guardias, etcétera., inician el adiestramiento de sus perros pasado el primer año de vida.

En general los mestizos son también extremadamente amables y muy amistosos. Tienen una gran capacidad para dar afecto y cariño, además de poseer una admirable capacidad física.

adopcion de perros

2. ¿Cómo elegir al perro ideal?
Una adopción de perro siempre puede ser un poco dificultosa debido a la gran cantidad de perros que podrías encontrar. Los refugios por lo general cuentan con importantes cantidades de perros de todo tipo, de diferentes edades, diferentes tamaños, diferentes personalidades, razas, entre otros muchos factores. De esta manera, siempre podría ser una gran ayuda al tener una idea sobre cuál tamaño de perro estas buscando al igual que la edad que quisieras que tuviera al momento de adoptarlo.

3. ¿Cuáles son los requisitos para adoptar a un perro?
Esta suele ser una de las preguntas más frecuentes de los interesados en perros y también gatos. Los requisitos que debes cubrir son de acuerdo al país y estado en el que vivas, pero aquí te mostramos los más comunes:

Lo más importante de todo es que estés absolutamente seguro/a, junto con las personas que viven contigo, de que quieres adoptar, y, sobre todo, que estés consciente de los cuidados, la atención y también la inversión que requiere un animal de compañía.

• Debes ser mayor de edad.

• Estar dispuesto/a a recibir una visita de verificación, así como llamadas y visitas de seguimiento.

• Firmar un contrato de adopción y dejar en el lugar de la adopción una copia de su identificación oficial y un comprobante de domicilio.

• Finalmente, comprometerte a cuidar de tu adoptado durante toda su vida, a proporcionarle todos los cuidados que necesita, a darle mucho cariño y a no abandonarlo jamás.

Existen muchas personas que se preguntan por qué se piden estos requisitos. En su gran mayoría, los animales que se ofrecen en adopción han sido rescatados de la calle, del abandono o del maltrato. Lo que menos se quiere es que vuelvan a caer en una vida de negligencia. Debemos asegurarnos de que los posibles adoptantes estén conscientes de lo que implica adoptar un animal y que estén dispuestos a brindarle todo los cuidados y el amor que necesita.

4. ¿Cuáles son las normas de adopción de perros?
La Sociedad Humanitaria de Estados Unidos (The Humane Society of the United States), institución que fue fundada en 1954, recoge unas normas mínimas lo cuales son reconocidas a nivel internacional sobre la adopción responsable de perros. Este principio se asienta en la máxima de “encontrar hogares responsables y permanentes” para estos animales.

Por lo tanto, la adopción responsable se produce, entre otros factores, cuando la entrega de perros abandonados a individuos y/o familias se realiza en términos como los siguientes:

• El animal es entregado debidamente identificado, en condiciones aceptables de salud y esterilizado (para no contribuir a la superpoblación y consecuente riesgo de abandono).

• El perro es adoptado mediante la formalización de un contrato que recoge los datos de la persona que se hará responsable de él hasta su fallecimiento, el derecho al seguimiento por parte del centro o casa de acogida, albergue o refugio, y el compromiso de esterilización por parte del nuevo propietario en caso de que el perro no lo estuviera.

5. ¿Qué hacer después de la llegada del perro adoptado?
Cuando llegamos a una casa nueva, necesitamos un buen tiempo para acomodar nuestras cosas, acostumbrarnos al nuevo espacio, conocer a nuestros nuevos vecinos y también nuestra zona. Lo mismo sucede cuando un perro llega a nuestra casa. Necesita de un periodo de adaptación durante el cual irá olfateando y reconociendo su nuevo territorio, así como aprendiendo las nuevas reglas de convivencia. Dado que muchos de los perros que están en adopción han sido víctimas de maltrato o abandono, deberás ser muy paciente con ellos, cariñoso, amable, y a la vez firme. Nunca olvides que un perro rescatado se convertirá en tu mejor y más fiel amigo si sabes darle la oportunidad.

Es muy importante que sepas que en las primeras semanas observes las reacciones de tu perro hacia todo lo que le rodea. ¿Es amistoso con la gente? ¿Le gusta salir a la calle? ¿Cómo se comporta frente a otros perros? ¿Le ladra a los autos? Estas primeras observaciones te permitirán saber si tu perro adoptado tiene algún miedo, si es dominante, etcétera.

De ser posible, antes de introducir a tu adoptado a casa, llévalo primeramente a dar una caminata. Esto le permitirá relajarse y llegar un poco más tranquilo a su nuevo hogar. Al llegar a tu puerta, todos los miembros humanos de tu familia deben entrar a casa antes que lo hago el perro, para que él aprenda su lugar en la manada y sepa también que puede confiar en ti.

Cuando tu perro llegue, ya debes saber dónde va a dormir, dónde irá a hacer sus necesidades y dónde va a comer. Si va a dormir dentro de la casa, puedes colocarle una manta, un cojín o una camita en un espacio tranquilo. Si va a dormir fuera de la casa, compra una casita que lo proteja de la lluvia y el frío.

Es necesario que establezcas un horario regular para alimentar y sacar a pasear a tu nuevo amigo perruno. Enséñale a hacer sus necesidades durante el paseo y no olvides de recoger sus heces con una bolsa. Además, debes mantener limpio el lugar donde orina y defeca. Para ello utiliza un buen antibacterial y un pequeño chorro de vinagre.

Cómprale juguetes para que tenga algo con qué jugar y con qué entretenerse. Leer más sobre juguetes para perros. Si lo ves mordiendo algo que no debe morder, dile “No” con fuerza y firmeza, y dale uno de sus juguetes. Así aprenderá con qué puede jugar y con qué no. Retira los cables y protege los enchufes. Y también, asegúrate de no tener plantas que puedan hacerle daño.

Es muy posible que tu adoptado no quiera comer en un principio. Ello puede deberse a su estado de ánimo (podría extrañar su hogar temporal) o a algún trastorno digestivo (si se encontraba en la calle). Si esto ocurre, sírvele en su plato la comida a la que estaba acostumbrado y déjala a su alcance unos diez minutos. Después retírala, aunque no haya probado nada. En poco tiempo habrá aprendido que debe comer cuando tú le ofreces comida.

Si cambias de marca, no lo hagas de un día a otro. Hazlo por etapas, combinando primero las croquetas anteriores con las nuevas, y aumentando poco a poco la cantidad de las nuevas. Algunos perritos requieren de comida especial. Es importante que consultes con tu veterinario de confianza sobre e tipo de comida más adecuada para tu perro, así como las cantidades que debes proporcionarle.

El plato de tu amigo perruno nunca debe estar lleno todo el día, sólo en sus horarios de comida. Lo que si debe estar lleno de agua limpia y fresca todo el día es su bebedero.

Por lo general, salvo que el perro sea cachorro o esté muy bajo de peso, siempre se entregan los perros vacunados, desparasitados y esterilizados. A partir de su adopción, tú eres el encargado de mantener sus vacunas y desparasitaciones al día. De igual manera, tendrás que mandarle a hacer una plaquita de identificación con su nombre y tus datos. Recuerda que cuando un perro se pierde, las posibilidades de encontrarlo aumentan cuando lleva una placa con tus datos de contacto. Cuando lo saques a pasear que sea siempre con collar y cadena.

6. ¿Por qué las tiendas de mascotas no son la mejor opción?
Para muchos de nosotros, la promesa de ir a comprar perritos parece bastante sencilla: vas a una tienda donde se encuentran en unas jaulas varios perritos, elijes el tuyo con su debida garantía, lo pagas y te marchas del lugar. ¿Suena agradable, no? Suena ideal y sencillo.

Absolutamente nadie hace preguntas. Ni el staff de la tienda va a cuestionar si lo vas a cuidar o si tienes suficiente espacio y te comprometes a mantener a tu mascota feliz y contenta, ni tú vas a pedir que te muestren a los padres, ya que estás comprando tu cachorrito en una tienda que te lo garantiza incluso si a los pocos días se te muere. Tal y cual si fuera sólo una cosa reemplazable. Y un ser vivo es todo menos eso.

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen esos perritos tan tiernos? La mayoría de las tiendas de mascotas compran sus cachorros de granjas. En las granjas que hablamos anteriormente, donde los padres son mantenidos en jaulas, sin el cuidado ni amor que un perro necesita y se convierten básicamente en máquinas de hacer más perros.

• Vas a ser consiente sobre tu mascota: Los que han adoptado a un perro antes, lo saben. Las personas a cargo van a checar que estás apto para cuidar a un cachorro, que tienes el espacio, el dinero, el tiempo y el amor para cuidar de otro ser vivo. En este proceso conoces de qué se trata esto de tener mascota.

• Todas las mascotas a adoptar son esterilizadas: De forma que si un día se te escapa o se pierde no colabore con los cientos de perros callejeros que ya existen en las ciudades.

• No necesitas una gran inversión: Sólo tienes que cubrir las cuotas de adopción y esterilización, que ayudan a que los centros de adopción ayuden a más mascotas abandonadas.

• No importa cómo es o de dónde venga. Si lo que quieres es un amigo incondicional y un compañero, en realidad, ¿importa que sea de tal raza o que ya no sea cachorro?

Ahora que si quieres un perro de cierta raza por alguna razón muy específica como alergias o las características de tu familia y las que son inherentes a la raza, busca siempre a criadores de perros certificados. Que no sólo tienen en excelentes condiciones a los padres, te dejarán visitarlos, y ver las condiciones en que viven. Si son perros de Pedigree incluso tendrás la oportunidad de certificarlos.

También puedes leer sobre: El adiestramiento canino con jaulas para perros.

Llegaron buscando:

  • preguntas frecuentes sobre los perros
  • campaña adoptar perros preguntas
  • entrevista a gente que adopta perros
  • encuesta segura para dar en adopcion mi perro
  • cuestionario centro adopcion canino
  • condicion adoptar perriño
  • como y a donde puedo adoctar un perro grande y fuerte economico
  • como cuando te mandan a vacunar perros
  • como aberiguar si mi perro fue adoptado
  • se requiere perrito en adopcion
Loading...

1 Comentario

  1. Es adorable ver el amor tienes por los perros, pero es estridente el poco conocimiento tienes de perros, abandonados o de raza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here