Todo lo que necesitas saber sobre el pastor alemán

3
2157

Ya hemos dado algunos consejos genéricos aplicables a todas las razas de perros como, por ejemplo, con qué frecuencia debemos bañar a nuestro perro o cómo terminar con las pulgas en los perros. Pero, hoy, vamos a hablar sobre las características principales que definen al pastor alemán, una raza increíblemente confiable que se ha colado en muchos hogares de los amantes de los perros.

El pastor alemán es una raza de perro proveniente de Alemania, al igual que la raza Schnauzer de la que hablamos la semana pasada, pero con la diferencia de que el pastor alemán remonta sus orígenes al año 1899, bastante más tarde que el Schnauzer.

La característica principal de esta raza es la función de pastoreo o cuidado de animales de granja que desarrollaban durante los primeros años de descubrimiento de su raza. Con el paso de los años, se ha comprobado que el pastor alemán es una raza de perro con mucha fuerza y resistencia y extremadamente obediente. Además, los pastores alemanes son perros muy inteligentes y, por eso, están siendo utilizados en la actualidad como perros guía para ciegos, tareas de salvamento o ayudantes de policía (perros policía). De hecho, es muy habitual ver a perros policía en las altas fuerzas de seguridad y en el ejército de algunos países como España, llegando incluso a conformar una unidad especial llamada K-9.

El pastor alemán también llegó a la gran pantalla por medio de series, películas o videojuegos como en el caso de “Riley”, el perro del juego Call of Duty (Ghosts), “Sam” en Soy leyenda de Will Smith o “Thorn”, el pastor alemán blanco de The Lost Boys.

 

Algunas de las características que conocemos sobre el pastor alemán son las siguientes:

– Tienen una esperanza de vida en torno a los 10-12 años.

– Son cariñosos y de fácil adiestramiento, por lo que pueden convivir con niños sin ningún problema.

Son ágiles y despiertos, inteligentes y, a veces, dependiendo de la educación que se le imparta, pueden llegar a ser algo agresivos y dominantes. El mix de todos estos elementos da como resultado un perro utilizado para trabajos específicos: guarda y defensa, vigilancia, perro lazarillo, perro de avalancha, perro militar, perro de rebaño, etc.

El pastor alemán es un excelente compañero para el hogar, ya que es sumamente inteligente, adiestrable y fiel. Es una mascota que vigilará a toda la familia y protegerá a los niños y a la propiedad del dueño. De hecho, se dice que el pastor alemán es capaz de percibir si alguien tiene problemas o necesita ayuda de algún tipo.

– El pastor alemán puede ser de color negro entero, negro y tostado, negro, blanco, color leonado con matices diferentes, etc.

– Los cachorros tienen orejas colgantes, que llegan a levantarse entre los tres y seis meses de edad.

 

Fisionomía del pastor alemán

1) Cabeza: es ancha y junto con las orejas largas y erectas le dan apariencia de perro lobo. Sus ojos expresan seguridad y son muy oscuros.

 

2) Dentadura: fuerte. Tienen una mordida firme y segura.

3) Cuerpo: tienen un aspecto robusto y musculado. Suelen tener una altura de unos 60-65 cm en el caso de los machos y entre 55-60 cm en el caso de las hembras. El peso varía entre los 30 y 40 Kg en los machos y entre 22 y 32 Kg en las hembras.

4) Cola: es larga y la lleva colgando cuando está en reposo o levantada cuando está en activo (la lleva por encima de la horizontal).

5) Pelaje: según el estándar oficial del pastor alemán, el pelaje correcto se basa en un manto doble con lanilla interna. Es bastante duro y fuerte.

Salud del pastor alemán

Es una raza de perro con algunos problemas de salud. Por ejemplo, son muy susceptibles al llamado “moquillo” y a problemas de cadera (displasia de cadera), como casi todas las razas de perro grande. Como sucede en la mayoría de razas de perro, la cría irresponsable es la culpable fundamental de este tipo de defectos genéticos. Por esta razón, se recomienda adquirir el pastor alemán en un sitio controlado y certificado adecuadamente para poder exigir el pedigrí del cachorro.

Otras enfermedades comunes en el pastor alemán son: queratitis crónica artificial (puede producir ceguera crónica), síndrome de cauda equina (compresión de nervios de la región lumbosacra), panosteitis (provoca cojera) o Enfermedad de Von Willebrand.

En cualquier caso, el pastor alemán es un excelente compañero y si están pensando en adquirir un cachorro de esta raza o de cualquier otra, investiguen todo lo posible antes de incorporarlo a su hogar.

Llegaron buscando:

  • como hablarle a un pastor aleman
  • cosas sobre el pastor alemán
  • fisonomia del pastor aleman

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here