Raza De Perros Maltés. Historia, Cuidados, Alimento, Fotos Y Video

Top de los 5 aspectos importantes de la Raza de Perros Maltés

La raza de perros Maltés o también conocida como Bichón Maltés es una raza canina pequeña que surgió en el Mediterráneo central siendo Italia quien tomó el patrocinio. El nombre del perro y el origen son, por lo general, asociados a la isla mediterránea de Malta, no obstante, el nombre es a veces descrito con referencia a la isla de Mljet o Meleda (en latín: Melita).

Es importante resaltar que este perro es llamado en algunas partes de América como Bichón Maltés, mientras que las personas que hablan o dominan el idioma inglés, lo reconocen como “maltese”.

Por ello, se puede decir que el nombre correcto y oficial es el del perro maltés y no este tipo de sobrenombres como lo es bichón. Lo de bichón fue establecido de forma popular e inclusive algunas personas lo relacionan por su tamaño y también es la manera que hace que provoque su sobrenombre.

Al momento de hablar sobre los diferentes tipos de perros, podemos ciertamente decir que estos son distintos y provoca que exista una particularidad especial dentro de su mascota. Puede decirse que hablando al respecto del perro Maltés, se debe decir que esta raza es considerada como una de las más finas y además como una mascota perfecta para cualquier tipo de lugar y persona, puesto que por su tamaño pueden adaptarse en cualquier espacio.

Sin duda alguna el Maltés es un perro encantador, lleno de vida, alerta y con una enorme inteligencia. Aunque se trata de una raza muy pequeña lo cual está clasificado dentro del grupo de razas miniaturas, es un pequeño perrito robusto que es capaz de disfrutar haciendo mucho ejercicio y divirtiéndose.

Sería un completo error pensar que el Maltés es un perro pequeño y “blando”, debido a que aunque no se trata de un Terrier, fue considerado como uno de ellos durante muchos años, y su personalidad es lo suficientemente alerta para mostrar, de vez en cuando, alguna cualidad propia de un Terrier. Ciertamente fue capaz de cazar ratas y se dice por ahí que en algunas ocasiones dio buena cuenta de un tejón.

En el libro del señor Sir Richard Glynn Champion Dogs of the World, se describe perfectamente al perro Maltés como “un pequeño y atractivo pillín”, lo que posiblemente resume con excelencia a esta raza.

Loading...

El perfil comportamental del Maltés es clásico entre los perros de su tamaño. Suele ser un perro muy excitable y ladrador, por lo que es capaz de reaccionar ante los estímulos cotidianos de manera rápida y marcada.

No es extraño observar como un perro maltés corre y ladra no sólo por el sonido del timbre de la puerta de la calle, sino también ante todo tipo de ruidos, como el simple sonido producido por el teléfono.

Esta particularidad puede ser idónea para muchas personas, sobre todo para aquellas con problemas auditivos. Sin duda, no será de total agrado de quienes aman el silencio y la tranquilidad.

La conducta destructiva de la raza maltés por lo general es medianamente baja y tampoco suele ser un perro de marcada agresividad, aunque es necesario resaltar que no es demasiado paciente con los niños. La respuesta al entrenamiento de obediencia de los ejemplares de la raza maltés es de un nivel moderadamente aceptable, aunque esto se ve favorecido ya que no es un perro demasiado dominante con su propietario.

Al igual que la mayoría de los perros de tamaño pequeño, el perro Maltés tiene una expectativa de vida razonablemente larga, lo cual es un elemento que debe ser tomado muy en cuenta antes de decidir si se trata de la raza adecuada para usted, pues, cuando traiga un perro a su casa, su finalidad será, por supuesto, que viva con usted durante toda su vida.

A pesar de las varias desigualdades a lo largo de la historia, el perro Maltés se encuentra ahora bien ajustado en muchos países de todo el mundo. En Gran Bretaña se inscriben unos 500 nuevos cachorros cada año en el libro de orígenes genealógicos del Kennel Club.

¿Cuáles son los aspectos más importantes de la raza de perros Maltés?

1. Historia de los perros maltes

El origen de la raza Maltés no está muy clara, debido a que no hay mucha información al respecto lo cual provoca que esta raza sea considerada de origen italiano, aunque se dice que los fenicios llevaron a esa raza para que fuese considerada como una de las más importantes.

Se dice que los vendedores fenicios trajeron de Egipto a los ancestros de esta raza posiblemente hace más de 2000 años siendo difundida en el Mediterráneo. En la tumba del rey Ramsés II (1301-1225 a.C.) se han encontrado estatuas de piedra que ya se parecían a los malteses de hoy en día.

Hay imágenes en vasos del período entre 500 a.C. lo cual también son muy similares a los malteses, al lado del perro se lee la palabra Melitae. Desde el plano actual, la relación no es completamente evidente debido a que eso podría haber sido después.

Nuevamente, el nombre con el que la Federación Cinológica Internacional (FCI) lo describe en el estándar describe que no proviene de la Isla de Malta. Debido a que el vocablo de una derivación de semítico de la palabra málat, lo cual significa refugio o puerto y es la raíz de muchos topónimos. La Federación Cinológica Internacional explica el origen de la palabra de la siguiente manera:

Su nombre no significa que es proveniente de la isla de Malta, ya que el adjetivo “maltés” deriva del vocablo semítico “málat” lo cual significa refugio o puerto; esta raíz semítica se encuentra en una diversidad de nombres de lugares marítimos, como lo son el nombre de la isla adriática Meleda en la ciudad siciliana de Melita, y también en la isla de Malta.

Los ancestros de este peculiar perro vivían en los puertos y las ciudades costeras del Mediterráneo central, donde cazaban a las ratas y a los ratones que se encontraban en los almacenes de los puestos y también en las bodegas de los barcos donde se reproducían abundantemente.

En la serie de perros existentes en el tiempo de Aristóteles (384-322 a.C.) se nombra una raza de perros pequeños a los que se atribuye el nombre latino “canes melitenses”. Este perro era conocido en la antigua Roma y además era el compañero preferido de las parteras, fue enaltecido por Estrabón, lo cual era un poeta latino del siglo primero.

Después de Plinio el Viejo, Calímaco, Esteban de Bizancio y Constantino VII, la raza consiguió el nombre de la isla Mljet (en la antigüedad Melita o Melitaea).

Aristóteles fue el primero en aludir su nombre Melitaei Catelli, en el momento en que se compara el perro a un mustélido, aproximadamente de 370 a.C.

Alrededor de los siglos XVII y XVIII, muchos criadores determinaron “mejorar” la raza, haciéndola aún más pequeña. Linnaeus redactó en el año 1792 que estos perros eran del tamaño de una ardilla. La raza fue casi desaparecida y fue cruzada con otros perros también pequeños como los caniches y los Spaniels miniatura. En el siglo XIX, hubo hasta nueve diferentes razas de perro maltés.

Parti colores y malteses de color sólido fueron aceptados en Inglaterra desde el año 1902 hasta 1913, y en fecha tardía, como 1950 en Victoria, Australia. No obstante, más adelante se estableció que el perro maltés tenía que ser de color blanco.

El maltés finalmente fue reconocido como raza oficial por la Federación Cinológica Internacional bajo la tutela de Italia en el año 1954, en la reunión anual de Interlaken, Suiza. El estándar de hoy en día se aprobó el 27 de noviembre del año 1989 y la última traducción del italiano al inglés es la del 6 de abril de 1998. El American Kennel Club ratificó la raza en 1888 y el último estándar es del 10 de marzo de 1964.

2. Características físicas

El Maltés tiene distintos elementos para poder considerarlo como una mascota inmoderadamente fina y donde sus cualidades físicas son algo también considerables para que con esto pueden verse cada vez mejor.

Es así como hablando sobre el aspecto físico de un perro de raza Maltés tendremos que decir que esto lleva a una escala de formas y tamaños de las partes más resaltantes de su cuerpo para que con esto se pueda determinar como un perro original.

El perro Maltés es una raza de tamaño pequeño, suele pesar por lo general entre 1,8 y 2,8 kg, y según el estándar británico este perro no debería superar los 25,5 cm de altura a la cruz. Se trata de un perro compacto que posee la misma longitud desde la cruz hasta el nacimiento de la cola que desde el suelo a la cruz. Tanto las hembras como los machos son perros pequeños y hermosos, aunque existen ciertas diferencias entre ambos.

El cuerpo es resistente y de huesos finos. Es un perro muy robusto y ligeramente más largo que alto. El pecho del Maltés es profundo, el cráneo es levemente redondeado en la parte superior, con un stop moderado.

El hocico es de longitud media, se estrecha pero no de golpe. Las orejas lo cual son de implantación baja se encuentran muy cerca de la cara y se encuentran cubiertas por un buen pelaje. Los ojos son de color negro, grande, redondos, separados entre sí y con los bordes oscuros. La trufa también es de color negro con las fosas nasales abiertas.

Además, podemos también señalar que sus labios son muy finos y es que la forma de sus labios superiores al igual que los labios inferiores, se complementan de manera adecuada al momento de abrir o cerrar su boca. Su boca es larga y con una textura un poco sedosa, además de que el color de la boca de este perro es algo muy característico debido a que puede ser de color blanco, o marfil.

La capa blanca del maltés es, por supuesto, la característica más importante de esta raza, aunque es muy importante prestar una atención regular para mantener estos flecos de pelo limpios y en muy buen estado.

La gran mayoría de los dueños recogen el pelo con un moño pequeño, mostrando así el aspecto de la cara y manteniendo, de esta forma, el pelaje alejado de los ojos. Esto incremento el atractivo aspecto general del Maltés. Cabe destacar, que, tiene muchísimos seguidores con todo merecimiento.

Aunque el pelaje blanco y largo posee un aspecto excelente y necesita algunos cuidados regulares, no tiene subcapa, como sí sucede con el primo de esta raza, el Bichon Frisé. Esto origina que el pelaje de este hermoso perro resulte un poco más fácil de cuidar. Una ventaja agregada es que, siempre que se cuide, el pelaje no va acabar sobre los muebles y las alfombras.

Su pelo completamente liso es de textura suave y nunca debería ser lanoso, lo cual es otra de las diferencias entre esta raza y aquellas con las que está emparentado. Aunque posee una buena longitud, es muy importante que no sea tan largo que le impida el movimiento.

En el caso de los perros de exposición, el pelaje puede ocultar cantidad de faltas, pero un buen juez siempre usará la palpación con cuidado en el perro y también por debajo de la capa para así comprobar que la constitución de su Maltés, con su espléndido pelaje, sea correcta.

El color de la capa del perro Maltés y su presentación son sumamente importantes, así que sus dueños deben estar dispuestos y preparados para mantenerla en un estado impecable y nunca con un aspecto descuidado ni sucio. Un pelaje blanco solamente se puede mantener limpio si bañamos al perro con habitualidad.

El perro de raza Maltés debe tener siempre la capa blanca, aunque son permitidas unas leves manchas de color limón. La blancura de su pelaje contrasta intensamente con el pigmente negro de la nariz y con los ojos ovalados y oscuros, con el halo de piel oscura a su alrededor. Inclusive, las almohadillas de los pies deberían ser negras.

Su cola es bastante gruesa y puede indicar una altura máxima del tamaño de nuestro can que sería de un 60% aproximadamente. Algo que es importante señalar es que la cola de un perro maltés tiene forma puntiaguda al igual que es curva, por lo que se convierte en una manera perfecta de hacer que puedas determinar con exactitud si es un perro maltés o no.

3. Carácter y temperamento

El perro de raza Maltés es un perro muy enérgico, alegre y juguetón. Es un perro extremadamente adorable, bastante confiado y fiel a su amo. Es un perro lo cual es muy inteligente y muy bueno aprendiendo nuevos trucos. Suele ladrar muy rápido y nos avisará en caso de escuchar ruidos extraños, así que por lo general es un buen perro guardián.

El Maltés sin duda alguna tiene un “algo” que pide a la gente que le mire, y responde a estas miradas con una expresión satisfactoria. Es, efectivamente, un compañero pequeño y activo, lleno de mucho humor y con sentido de la diversión.

Si en algún momento se le dejara hacer lo que él quisiera, se dedicaría a cazar ratones y otros pequeños roedores entre los arbustos, lo cual no siempre suele ser posible debido a su largo pelaje. Desde luego, gozará grandemente con lo que ve y huele durante los paseos por el campo, aunque esto pueda arruinar un pelaje de exposición.

El maltés es un perro que siempre ha sido considerado como una gran y buena opción donde puede convivir con cualquier tipo de persona, inclusive es recomendado para aquellas personas solitarias o niños para que sean su primera mascota, siempre y cuando tengan cuidado.

Otro punto que es necesario señalar es que la raza de perros maltés es una de las más nobles que existen según los expertos, por la misma razón es que nadie puede dejar de considerarlos como una de las mejores opciones para toda la familia.

Además, por su diminuto tamaño es adecuado para cualquier tipo de lugar, inclusive muchas estrellas famosas que tienen un perro de esta raza suelen llevarlos a cualquier sitio y con esto no vaya a despejarse de nosotros.

Es un perro de compañía clásico, elegante y le encanta que le hagamos caso. Por lo general, es una raza que normalmente se porta bien con otros perros y otras mascotas que podamos tener en casa. A estos perros les encanta jugar al aire libre, y a algunos les gusta meterse en los charcos.

Ciertamente puede ser un perro difícil de adiestrar. Si en algunas ocasiones les damos de comer las sobras de la mesa pueden convertirse en unos perros muy caprichosos.

En ningún momento debemos dejar que estos perros desarrollen el síndrome del perro pequeño, el comportamiento en los que el propietario deja que el perro se crea el líder de la manada, esta actitud provoca muchos problemas de conducta, debido a que el perro piensa que es el líder de la familia y se puede convertir en un perro desagradable y agresivo tanto con los niños como con los adultos.

Por ello, es sumamente importante no mimar demasiado a esta raza de perros y tampoco conviene sobreprotegerlos para que así no se vuelvan inestables, ya que algunos podrían volverse extremadamente celosos con la gente que venga a nuestra casa a visitarnos.

Cuando se deja que el Maltés se haga cargo de la casa, pueden desarrollar ciertos problemas como lo es la ansiedad por separación, lo que causaría una postura de protección en exceso y un ladrido constante. Y esto no son los perros.

Esta no es la conducta natural del perro Maltés, sino que son comportamientos causados por la manera en la que el dueño y las personas que le rodea trata al perro. Estas conductas desaparecen cuando el perro se encuentra rodeado de gente que sabe cómo actuar con ellos.

El maltés es muy afectuoso con sus amos, además, es bastante independiente y no acepta de inmediato a los extraños. Se trata de una raza limpia y atenta que ha sido, evidentemente, una mascota muy querida y que posee una cierta elegancia.

Aun tras lo expuesto, algunos de estos perros han participado en las pruebas de mini-agility y otros se divierten con las de obediencia. Sin duda, se trata de un perro muy valiente a pesar de su pequeño tamaño.

Como lo mencionamos anteriormente, es un buen perro guardián debido a que siempre se encuentra alerta y posee una determinación y coraje para hacer frente a cualquier imprevisto. En el hogar, el perro Maltés es un perrillo perfecto que se adapta bien a la rutina de la casa, cualquiera que sea.

Siempre y cuando los padres hayan educado correctamente a los niños para que traten a los perros con cuidado, para que no sean agresivos ni salvajes, la gran mayoría de los perros Malteses disfrutarán mucho jugando con ellos.

De todos modos se debe comprender que los niños pequeños siempre deberían ser vigilados cuando se encuentren con un perro para que así no se produzca ningún accidente, por muy involuntario que este sea. Sin importar lo resistente que sea su mascota, se trata de un perro frágil y liviano al que un niño travieso puede causar heridas de consideración.

El pequeño tamaño de este perro siempre resulta atractivo para los niños, que suelen quedar fascinados con el hermoso aspecto y el pelaje largo de esta peculiar raza. Si su perro es de exposición, encárguese de vigilar al niño por si se le ocurre jugar con el pelaje mientras usted no mira.

Siempre que un animal o en este caso un perro, se acerca a otro, es necesario vigilar atentamente. Los malteses en su gran mayoría se encuentran bastante preparados para convivir con otros animales, pero una buena parte dependerá, compresiblemente, del otro.

Puede que un gato o un perro mayores no acepten de una buena vez a un nuevo inquilino, aunque existen otros que los aceptan sin ningún tipo de problemas. Por lo general, cuando un perro Maltés convive con otro animal, ya sea felino o canino, la relación suele ser duradera y sincera. De hecho, uno de los peligros es que con sus juegos se estropee el pelaje, lo que puede provocar un desastre en la larga capa del Maltés, sobre todo detrás de las orejas.

Aunque el perro maltés se encuentra considerado entre los 60 perros más inteligentes, es necesario resaltar que es un perro lo cual no puede dejar pasar una buena educación, esto puede ser a través de una escuela de obediencia o personal para que con ello no tengamos problemas más adelante. La raza de perro maltés al ser tildada como rebelde, puede llegar a afectar su vida e inclusive su entorno, puesto que llegarían a ser un poco “enojones”.

Es recomendable empezar a educar al perro desde los primeros 4 meses de vida del cachorro para que así con esto pueda comprender de forma adecuada las cosas y que no lleve a ninguna clase de problemas.

4. Problemas relacionados con la salud del Maltes

Por lo general, el perro Maltés suele ser bastante sano y vigoroso, pero, al igual que ocurre con otras razas, pueden manifestarse ciertos problemas salud. De todos modos, si los dueños son conscientes de estas posibles complicaciones, se encontrarán, preparados para tratarlos de la mejor manera posible. Algunos problemas de salud del Maltés son de origen genético y se heredan, pero otros no lo son.

Por supuesto, en muchas ocasiones son necesarias las consultas y el tratamiento veterinario, pero muchos propietarios de los Maltés creen que esta raza responde perfectamente a los remedios herbales y homeopáticos, así que es necesario tenerlos en cuenta. Un gran número de veterinarios ofrece hoy en día tratamientos homeopáticos y otras prácticas curativas naturales junto con sus procedimientos más tradicionales, aunque puede que sea un poco más difícil encontrar a un veterinario así.

La raza de perros Maltés es propenso a las quemaduras a causa del sol, sobre todo en la raya del pelo. También es partidario a los problemas oculares, respiratorios y a sofocarse. Algunos malteses pueden tener problemas de digestión y estomacales esto hace que sea a veces un poco complicado encontrar la comida adecuada para ellos.

Pueden tener escalofríos y también pueden experimentar ciertas molestias si hace mucho calor. Es muy recomendable tener alejado al maltés de zonas húmedas. También suele tener problemas con los dientes, así que proporcionales algunas golosinas especial para los dientes además de su comida usual puede contribuir a mantener su dentadura sana y limpia. A continuación otros problemas que presenta el Maltés…

Lamido: En ciertas ocasiones inclusive una pequeña irritación causará que un perro se lama la piel y puede que esto se convierta en un hábito. En el caso de la raza Maltés, los lamidos pueden ocasionar que el pelaje se convierta en rosado, así que los dueños de los mismos son los que deben prevenir esto.

Existen diversos preparados a su disposición para disuadir a un perro de que se lama: por lo general suelen tener un gusto muy amargo y esta costumbre puede detenerse habitualmente usando uno de estos productos.

Problemas de las extremidades: Diversas razas miniaturas y otras de tamaño pequeño suelen sufrir problemas en sus articulaciones de la rodilla, lo que comúnmente se conoce con el nombre de luxación patelar o rotuliana, aunque, obviamente, sólo se ven afectados unos pocos ejemplares.

Muchos criadores someten sus animales reproductores a pruebas regulares, en un intento por disminuir la incidencia de dicho problema. Otro aspecto muy importante es que el perro no debería tener sobrepeso, debido a que es posible que esto agrave al problema.

Muchos perros que padecen luxación rotuliana pueden convivir con este problema sin que les cause ningún tipo de dolor, pero en ciertas ocasiones es necesario llevar a cabo una operación quirúrgica.

Cálculos en la vejiga de la orina: Aunque no es muy frecuente, los cálculos en la vejiga de la orina pueden, en diversa ocasiones, causar problemas, debido a que se suelen encontrar con mayor habitualidad en las razas pequeñas que en las de tamaño grande.

Los signos y síntomas son que el perro orine con mucha constancia, que haya sangre en la orina, que tenga dificultades a la hora de orinar, decaimiento general, depresión y pérdida del apetito.

En estos casos es necesaria la atención veterinaria de inmediato, debido a que las piedras en la vejiga pueden dar paso a daños renales irreparables y, como resultado de ello, el perro hasta podría perder la vida. En ciertos casos se puede alejar el problema con una dieta especial bajo la supervisión de un veterinario, aunque ciertos tipos de cálculos tienen que ser extraídos quirúrgicamente.

Dientes: Así como sucede con muchas otras razas de menor tamaño, algunos perros malteses pierden sus dientes a una edad relativamente temprana. Así pues, es muy importante prestar la mayor atención posible al cuidado de los dientes y de las encías del perro, para que así permanezcan tan sanos como sea posible, evitando la infección, las caries y, por supuesto, la pérdida de piezas dentarias.

En muchos casos la infección de las encías puede que no se pare ahí. Las bacterias de esta infección son trasladadas mediante la vía sanguínea, y como resultado pueden causar enfermedades renales, hepáticas, articulares y también cardiacas.

Todo esto es un buen motivo para darnos cuenta que los buenos cuidados dentales son de las más grandes importancias a lo largo de la vida de un perro. Además, es necesario el cepillado y el suministro de instrumentos dentales que sean seguros (como los huesos de nylon, juguetes masticables y otros artefactos semejantes), el dueño del perro debería llevar a su Maltés al veterinario para que se les someta a pruebas dentales y a limpiezas completas.

Mal aliento: El mal aliento o también conocido como halitosis suele ser consecuencia de los problemas dentales y de las encías, aunque normalmente también puede ser causado por las indigestiones o inclusive, estar relacionado con los riñones.

En los casos de los problemas digestivos que causen el mal aliento, el carbón activado, ya sea en forma de gránulos o de tabletas, suele ser de mucha ayuda. Un producto muy eficaz para simular el mal aliento son las tabletas de clorofila.

Problemas oculares: Como el perro Maltés suele ser una raza con abundante pelo, éste puede causar irritaciones oculares. Esto traería como consecuencia una conjuntivitis y es muy posible que también produzca un exceso en la producción de lágrimas.

Esto, como resultado, causa manchas debidas a las lágrimas por debajo del ojo, algo que se puede apreciar en los perros de colores blancos y claros. Por ello, es muy importante y necesario mantener los ojos limpios y esto debería formar parte de la rutina de limpieza.

Las úlceras oculares también son usuales en los perros pequeños y, al evaluar cualquier síntoma, es necesario buscar ayuda veterinaria inmediatamente para así prevenir daños a largo plazo. Habitualmente son provocadas por algo tan simple como lo es un golpe o un raspón.

Problemas orejas-oídos: Como el Maltés es una raza de color claro, es relativamente fácil detectar los problemas de orejas-oídos al menor síntoma. Los síntomas de una infección del oído implica una descarga de color marrón y maloliente que provoca que el oído enrojezca, se irrite y se inflame. En esta etapa el perro por lo general se rascará violentamente su oreja y puede que lleve la cabeza inclinada debido al dolor.

Es muy importante y necesario mantener las orejas y los oídos limpios en todo momento, pero si se manifiesta una infección, el veterinario es el que puede recetar unas gotas adecuadas para así lograr un tratamiento eficaz.

Semillas de hierba: Como son unos perros muy bajos y poseen un pelaje largo y también unas orejas largos, al maltés en ciertas ocasiones, se les pueden enganchar semillas de hierba, los ganchos de las cuales pueden llegar hasta la piel.

Habitualmente quedan atrapadas en el pelaje, pero se van profundizando hasta introducirse en la piel, donde pueden causar un fuerte dolor, y, a veces, abscesos. Inclusive, pueden atravesar los orificios nasales o entre las almohadillas de los pies. Por ello, es necesario examinar muy bien el pelaje después de cada paseo, sobre todo a finales del verano y en otoño.

Otros problemas de salud: Existen muchísimos problemas de salud que pueden padecer los perros, pero no es posible especificarlos todos aquí. A medida que vaya conociendo a su perro Maltés, usted podrá reconocer cuando no se encuentra bien, momento en el que una rápida visita al veterinario puede ayudar a cortar el problema de raíz y que así le puedan facilitar los cuidados adecuados y se le administre cualquier medicación.

5. Cuidados especiales

Cabe destacar, que, el perro Maltés necesita por lo menos un paseo diario, jugando y corriendo va a quemar mucha de la energía que posee, sin embargo como todas las razas, sólo con el juego no vamos a complacer su instinto elemental de correr y vagar.

Como bien sabemos, aquellos perros que no dan un buen paseo diario son muy propensos a manifestar problemas de comportamiento. También es recomendable permitirle que juegue, se divierta y corra con otros perros en el parque.

Este perro va a seguir siendo muy juguetón hasta tener una edad avanzada. Son perros excesivamente activos en el interior de la casa.

Con respecto al pelaje del Maltés, este requiere de muchos cuidados y un cepillado diario con un peine adecuado para el mismo para así mantener su abrigo suave y limpio. Es muy importante también limpiar todos los días los ojos del Maltés para evitar que se manchen y limpiar la barba después de cada comida por el mismo motivo.

A este perro es bueno proporcionarle un baño con regularidad con un champú seco, asegurándose de que el perro se encuentre totalmente seco y caliente después.

También es necesario limpiar sus oídos y quitar el pelo que crece en el interior del canal auditivo. Los ojos deben ser revisados con regularidad y limpiar si es necesario el pelo en la parte superior de la cabeza.

A veces al maltés se le hace un moño para así mantener el pelo de la cabeza alejado de los ojos. Algunos propietarios optan por cortarle el pelo al perro para así poderlo asear con mayor facilidad y no invertir tanto tiempo en estos cuidados. Los Maltés con el pelo corto son recomendables para las personas alérgicas.

También puedes leer sobre: Las particularidades más importantes de los perros Chihuahuas. 

Llegaron buscando:

  • tipos de maltes
  • maltes
  • raza maltes
  • perros maltes bueno y lo malo
  • perro maltes viejo
  • enfermedades inflamatorias de las articulaciones
  • perros finos raza maltes
  • perro maltese
  • hay diferentes razas de maltes
  • Videos de todas las razas de maltes
Loading...




{ 0 comments… add one }

Déjanos tu comentario