El estrés en los gatos: Causas y señales

0
288

Los gatos comparten muchas cosas con nosotros los humanos, y una de esas cosas es la posibilidad de que exista el estrés en los gatos por alguna situación. La diferencia es que nosotros podemos expresar nuestras incomodidades e incluso buscar medios para solucionarlas mientras que nuestros peludos dependen de nuestra capacidad para reconocer los síntomas y las causas que los afectan para tratar de ayudarlos en la mayor medida posible.

Los gatos no saben manifestar de este estado de estrés, y son varios los factores que lo detonan y múltiples las consecuencias que puede tener para su comportamiento e inclusive para su salud. Como dueños responsables es nuestro trabajo conocer las causas y efectos de esta reacción a los cambios para que podamos canalizar los posibles pasos a seguir para ayudarle a lidiar con el estrés.

Nuestros gatos pueden padecer de estrés

¿Qué es el estrés?

Muchos estamos acostumbrados a utilizar esta palabra como parte de nuestro vocabulario y usualmente nos referimos a una sensación de preocupación o angustia que llega hasta el punto de apoderarse de todos nuestros procesos mentales. Generalmente en los humanos este sentimiento se presenta cuando nos angustian cosas como el dinero, la familia, el trabajo, realmente sería una lista muy larga si tratamos de nombrar todos los factores que pueden estresarnos día a día.

Cuando hablamos de los gatos quizás nos es muy difícil entender qué cosas podrían causar este sentimiento en ellos, la verdad es que son cosas más sencillas como por ejemplo los cambios. Todos los seres vivos establecen una gran importancia al hecho de tener una vida estable y que cubra todas sus necesidades básicas y son las alteraciones en este equilibrio las que pueden causar incomodidades en nuestra mascota. Las presiones que se generan tanto desde fuera como desde dentro de su cuerpo pueden interferir en este balance y en consecuencia generar la incomodidad conocida como estrés. Estos cambios pueden generar problemas tanto físicos como psicológicos en nuestros mininos sin importar si son cambios para mejorar, cualquier cosa que no le sea habitual al gato puede ser fuente de estrés para él.

¿Qué causa estrés?

Las causas específicas del estrés pueden ser difíciles de determinar. No se trata tanto de la amenaza como tal, sino de la manera en la que se percibe la amenaza lo que causa el estrés en el gato. Por esta razón es que no todos los factores producen las mismas reacciones en diferentes individuos. Algunos gatos son simplemente más propensos a sufrir de estrés que otros, tal y como pasa con nosotros, por lo general son animales más sensibles a los cambios en el ambiente en el que se desenvuelven, este tipo de gatos tienden a percibir muchas más situaciones como amenazantes que otros.

Los psicólogos han determinado dos causas potenciales de estrés en las personas que de alguna manera se comparten con las causas de la misma situación en nuestros animales, estas son:

1.- Eventos: sin importar sin son positivos, cualquier cosa que se presente como un compromiso o que genere la necesidad para realizar algún tipo de cambio en las rutinas. La pérdida de algún miembro de la familia o la adición de otro, un cambio de casa, etc.

2.- Factores de estrés crónicos: son situaciones con las que debemos lidiar en nuestra vida, para los humanos podría ser por ejemplo un jefe difícil o trabajar en un ambiente ruidoso, para nuestros animales esto se traduce en cosas como vivir en ambientes poco estables donde la comida no es constante o las condiciones de vida no mantienen una rutina.

Efectos del estrés

Todos los seres vivientes están propensos a padecer de estrés así que los gatos no son una excepción. A largo plazo, tener largos o constantes períodos de estrés puede ser dañino. En los humanos estos efectos se traducen en depresión y un sistema inmune débil lo que puede producir una gran variedad de padecimientos físicos. Es probable que el estrés tenga un efecto similar en la salud de los gatos. Algunos estudios demuestran que el estrés puede causar o exacerbar la presencia de condiciones médicas como alergias, problemas de piel, inflamación de ciertos órganos y otras condiciones que estén relacionadas con una disminución de las funciones inmunológicas del cuerpo.

Los cambios de comportamiento también son un resultado común de la presencia de estrés; estos cambios puede que se presenten inmediatamente después de aparecer la causa o pueden ir desarrollándose a lo largo de un período de tiempo. Prácticamente cualquier problema o cambio de comportamiento en nuestro gato puede ser el resultado de una situación estresante, es por esto que es muy importante prestar mucha atención a las posibles situaciones que puedan aumentar los niveles de estrés de nuestro gato.

Si nuestro gato presenta repentinos síntomas de alguna enfermedad además de acudir al veterinario, es importante que hagamos un pequeño estudio para tratar de determinar si hay algún factor que pudiera estar produciendo estrés en el ambiente.

Los cambios de comportamiento en nuestro gato pueden ser causados por estrés

Causas del estrés en los gatos

Los patrones del estrés en los gatos pueden ser complejos de entender, por ejemplo, una enfermedad puede ser una consecuencia de un episodio de altos niveles de estrés pero también puede ser un factor en el desarrollo del mismo.

Cuando se evalúa la condición del gato, sobre todo si trata de cambios en el comportamiento, debemos ir descartando una larga lista de posibles factores desencadenantes de estrés para lograr identificar el que está causando el problema. Esto es de gran importancia pues solo atendiendo estos factores que son la causa podremos tener una solución a largo plazo del problema, cuando hagamos esto, siempre es muy importante descartar la presencia de problemas médicos antes de pensar en otras posibles causas.

Te presentamos una lista de posibles factores que producen estrés en nuestros gatos, algunos de estos pueden ser cambiados y otros no, pero es importante que tengas una idea de las cosas que podrían producir alteraciones en el equilibrio de la vida de tu mascota. Es importante que aunque tu gato pareciera tener un bajo nivel de estrés conozcas qué cosas podrían afectarle:

Físicos

  • Visitas al veterinario u hospitalizaciones
  • Enfermedades
  • Parásitos
  • Pérdida de alguno de los sentidos
  • Dolor agudo o crónico
  • Celo
  • Embarazo
  • Lactancia
  • Baños
  • Hambre
  • Sed
  • Tratamiento para las pulgas
  • Desparasitación
  • Estar bajo tratamiento médico
  • Deficiencias en la nutrición

Ambientales

  • Cambio en las comidas
  • Caja de arena sucia
  • Cambios en el tipo o ubicación de la caja de arena
  • Mudanzas
  • Ruidos fuertes
  • Viajes
  • Cambios en la rutina diaria
  • Calor o frío
  • Falta de actividad física
  • Aburrimiento
  • Nueva mascota
  • Llegada de un nuevo miembro a la familia
  • Una muerte en la familia
  • Remodelaciones en casa
  • Abuso físico
  • Estrés en los humanos de la casa
  • Confinamiento a un espacio
  • Poca atención
  • Llegada de un nuevo gato

Debemos estar atentos al comportamiento y estado de salud general de nuestro gato para determinar si hay algún factor que pudiera desencadenar estrés, como podemos ver, son muchos los pequeños cambios que pueden estar afectando a nuestra mascota y aunque en muchas ocasiones no podemos hacer nada al respecto por ser cosas que no dependen de nuestro control, es de gran importancia conocer que hay situaciones afectando la salud física y mental de nuestro minino, esta es la única manera en la que podemos tomar medidas para aminorar los efectos del estrés y así manejar las consecuencias que éste puede producir.

Llegaron buscando:

  • gato en celo estress

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here