Otitis Canina: Causas, Diagnóstico y Tratamientos

La otitis y otras infecciones del oído como la otitis canina, son unas de las enfermedades más comunes en los perros. Hay muchas causas diferentes para esta enfermedad del oído canino y diagnosticar la causa es una parte muy importante en el tratamiento. La otitis canina es una condición delicada que puede convertirse en un padecimiento crónico además de ser muy incómoda y dolorosa para nuestra mascota.

Es de gran importancia entender la importancia de conocer las causas exactas de este tipo de infección así como seguir al `pie de la letra los tratamientos establecidos por el especialista con la finalidad de erradicar la enfermedad.

En este artículo te contamos todo lo que debes saber acerca de la otitis canina.

Qué es la Otitis Canina ?

Otitis-Canina-1

La otitis es la inflamación de las membranas internas de los oídos y puede ocurrir por una variedad de razones diferentes, incluyendo las alergias alimentarias, la atopia, alergia a las pulgas y mucho más. Debido a que el canal del oído en los perros es principalmente vertical (a diferencia del canal humano que es horizontal), es fácil que los desechos y la humedad sean retenidos en el canal auditivo lo que ocasiona la infección e inflamación.

Cuáles son las causas de la Otitis Canina?

Los perros pueden tener problemas de oído por muchas razones diferentes. Cuando se presenta la otitis canina tenemos que pensar en que puede causada por algunas de estas posibilidades:

  • Alergias: Los perros con alergias a los alimentos, o a algo que inhalan o que está en contacto con su piel, a menudo tienen problemas de oído. De hecho, la otitis puede ser el primer síntoma de una alergia. Dado que la alergia cambia el ambiente dentro del oído, a veces vemos infecciones secundarias con bacterias. Si nos limitamos a tratar la infección del oído, no estamos llegando a la raíz del problema. Necesitamos tratar las alergias también.
  • Parásitos: El ácaro del oído, Otodectes cynotis, es una causa común de los problemas de oído en gatos, pero menos común en los perros aunque si se presenta. Algunos perros son hipersensibles a los ácaros, sin embargo, y el picor resultante puede ser intenso. Estos perros pueden rascarse tanto que logran traumatizar severamente la oreja.
  • Infecciones de oído: Numerosos tipos de bacterias como la Malassezia pachydermatis, causan la otitis canina. El oído normal, sano, tiene una buena defensa contra estos organismos, pero si ocurren cambios de entorno en el oído debido a alergias, alteraciones hormonales, o humedad, las bacterias se pueden multiplicar en gran medida y romper estas defensas.
  • Cuerpos extraños: aristas de plantas, o esas pequeñas partículas que se adhieren a la ropa y la piel de nuestros perros, a veces pueden entrar en el canal auditivo. Su presencia provoca irritación, picazón y antes de que lo notemos tenemos un oído infectado y traumatizado por rascarse demasiado, así que cuando termines de dar un paseo por el bosque, asegúrese de comprobar los oídos de tu mascota también y asegúrate de que no tenga cuerpos extraños dentro.
  • Trauma: Como hemos descrito anteriormente, el trauma infligido a sí mismo en el oído debido al rascado puede exacerbar los problemas del oído y causar otitis canina.
  • Anormalidades hormonales: Las deficiencias o excesos de varias hormonas pueden resultar en problemas de la piel y los oídos. La hormona tiroidea, los glucocorticoides producidos por la glándula adrenal y las hormonas sexuales influyen en la salud de la piel y las orejas.
  • Ambiente dentro del oído: Las bacterias no pueden pedir un mejor entorno para vivir que el canal caliente, oscuro y húmedo de la oreja. Los perros con orejas caídas tales como los perros de agua o los cocker pueden tener comúnmente problemas de otitis canina debido al exceso de humedad que se acumula en sus oídos.
  • Otras causas: Hay varias enfermedades hereditarias raras que ocurren en diferentes razas o líneas y afectan a los oídos. Estas incluyen la dermatomiositis en collies y los perros pastor de Shetland, y la seborrea primaria en Shar Peis y West Highland White Terriers. Los carcinomas de células escamosas, melanomas y otros tumores se pueden ver en los oídos.

Cómo saber si mi perro padece de Otitis Canina?

Otitis-Canina-4

Los siguientes síntomas pueden indicar que su perro necesita una revisión profunda de los oídos por su médico veterinario:

  • Rascarse mucho la oreja o el área alrededor de la oreja
  • Secreción marrón, amarilla o sanguinolenta
  • Mal olor en el oído
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Costras en el interior del oído externo
  • Pérdida de pelo alrededor de la oreja
  • Frotar la oreja y el área circundante en el suelo o muebles
  • Mover la cabeza o inclinarla hacia un lado constantemente
  • Pérdida del equilibrio
  • Movimientos inusuales de los ojos
  • Caminar en círculos
  • Pérdida de la audición

Si su perro está sufriendo de otitis o una infección de oído, las orejas pueden ser sensibles al tacto. En los casos más crónicos de la enfermedad, el conducto auditivo externo puede llegar a ser muy estrecho.

Descubre todo acerca de la Diabetes Canina

Cómo se diagnostica la Otitis Canina?

Otitis-Canina-2

En la mayoría de los casos el diagnóstico se iniciará con un examen de los oídos y también incluirá un examen general de la salud de su perro. Su veterinario querrá hacer un examen exhaustivo de su perro en busca de evidencia de enfermedad fuera de las orejas. Esto se debe a que la otitis canina es muy a menudo un síntoma secundario de otra enfermedad. La evidencia de enfermedades de la piel u otras lesiones puede darle a su veterinario un indicio de que hay algo más complicado que sólo una infección en los oídos de su perro.

Un examen de las orejas de su perro utilizando el otoscopio le permitirá a su veterinario observar el interior del canal auditivo. Esto puede revelar objetos como cuerpos o masas extrañas dentro del oído, así como permitir a su veterinario ver cómo se ven las estructuras más profundas del oído de su perro. En algunos casos puede ser necesario realizar un lavado de oídos bajo anestesia con el fin de visualizar el tímpano y otras estructuras para asegúrese de que están intactas.

Una muestra de secreción proveniente del oído puede examinarse para detectar bacterias o parásitos. Si se sospecha una infección bacteriana su veterinario puede enviar una muestra de la secreción del oído a un laboratorio para ver qué tipo de bacteria está causando la infección. Otros diagnósticos se pueden hacer (por ejemplo, la comprobación de una tiroides poco activa) si el veterinario considera que esta puede ser la causa de la otitis.

Debido a que hay múltiples causas y factores que contribuyen a las infecciones del oído en los perros, es importante que un diagnóstico preciso se obtenga en al consulta veterinaria.

Aprende a limpiar correctamente los dientes de tu perro

Cuáles son los tratamientos de la Otitis Canina?

El tratamiento va a depender de lo que causó el problema en el oído y qué condiciones secundarias están allí como resultado. Se utilizan antibióticos para las infecciones bacterianas y antifúngicos para infecciones por hongos. Los glucocorticoides tales como dexametasona se incluyen a menudo en estas preparaciones para reducir la cantidad de inflamación en el oído.

La otitis canina causada por una enfermedad sistémica tal como una anormalidad hormonal o alergia debe incluir en el tratamiento una terapia especial tal como el reemplazo hormonal o pruebas de alergia e hiposensibilización (inmunoterapia).

Cómo se puede prevenir la Otitis Canina?

La clave para unos oídos sanos es mantenerlos limpios. Revise los oídos de su perro semanalmente, una ligera cantidad de acumulación de cera puede estar presente en las orejas normales. Si su perro nada mucho, tiene orejas colgantes, o un historial de enfermedades del oído, la limpieza de rutina (de una a tres veces por semana) se recomienda. El exceso de pelo alrededor de la oreja puede ser recortado para permitir un mayor flujo de aire. Siga las recomendaciones de su veterinario sobre la manera de tratar cualquier enfermedad subyacente que predisponga a su perro a los problemas del oído.

Cómo limpiar los oídos del perro para evitar la Otitis Canina?

Otitis-Canina-3

El oído de su perro tiene forma de L a diferencia del nuestro, y los residuos usualmente se acumulan en la esquina de esa L. Para eliminar estos desechos, aplique un limpiador de oído recomendado por su veterinario en el canal auditivo de su perro; los productos de limpieza del oído deben ser ligeramente ácidos, pero NO deben picar. Masajee la base de la oreja durante 20-30 segundos para suavizar y liberar las partículas que puedan encontrarse. Se debe limpiar la suciedad suelta y el exceso de líquido con una bola de algodón.

Repita este procedimiento hasta que vea que el algodón sale libre de partículas. Deje que su perro mueva la cabeza para eliminar cualquier exceso de líquido. Cuando haya terminado, limpie la oreja del perro y el área debajo de la oreja suavemente con una toalla. Dependiendo de la condición del oído de su perro, puede que tenga que realizar esta limpieza de los oídos dos veces al día. Siempre siga las recomendaciones de su veterinario.

Los hisopos de algodón se pueden utilizar para limpiar el interior de la oreja y la parte del conducto auditivo externo que se puede ver. No deben ser utilizados más abajo en el canal auditivo, ya que tienden a empacar los desechos en el canal auditivo, en vez de ayudar a eliminarlos.

Algunos casos de otitis canina son tan dolorosos que el perro debe ser anestesiado para hacer un buen trabajo de limpieza de los oídos. Es muy posible que a su perro no le guste esta rutina de limpieza de los oídos porque es incómoda, en ese caso, hable con él durante el proceso, detenga momentáneamente la limpieza para darle un premio si se está portando bien (no queremos recompensar irritabilidad!) Y hagan algo divertido después, estos consejos pueden ayudar a que se acostumbre al proceso de limpieza si tantos problemas de conducta.

Después de que el oído esté limpio, deje pasar un tiempo para que los oídos se sequen. A continuación, se puede aplicar cualquier medicamento para la otitis canina que haya sido prescrito por el especialista.

Loading...

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. Alejandro dice

    Hola,
    Muy buen artículo. Solo un pequeño apunte: Malassezia no es una bacteria, sino una levadura, por lo demás todo genial.
    ¡Saludos!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.