6 Preguntas y Respuestas sobre las Garrapatas en los Perros

Las garrapatas en los perros despiertan y se activan más que todo en verano, con la subida de las temperaturas. En el siguiente artículo te orientaremos sobre qué son las garrapatas, cómo se contagian, cómo es el ciclo de vida, cuatro pasos para alejar, evitar y eliminar las garrapatas, y además, los mejores remedios caseros para eliminarlas.

1. ¿Qué son las garrapatas?

Las garrapatas son parásitos externos de diferentes especies de animales, los cuales se clasifican como ácaros, cercanos parientes de las arañas.

Las garrapatas forman uno de los grupos de parásitos externos más importantes que existen, no sólo por los daños directos que causan a los animales de compañía, al ganado y a las especies silvestres, sino también por la enorme cantidad que pueden llegar a transmitir.

Estas terribles garrapatas tienen características biológicas insólitas lo cual colaboran a su gran éxito reproductivo y su potencial como vector o transmisor de enfermedades infecciosas. Una de las más distinguidas es su extraordinaria supervivencia. Esta particularidad no sólo perpetúa en el ambiente a las garrapatas sino que, además, también prolonga la longevidad en el medio de los patógenos que ellas transportan, dificultando de tal manera el control de dichas enfermedades.

Loading...

Otra de las características se encuentra relacionada con la probabilidad de acumular reservas en su aparato digestivo. En efecto, tienen la pertenencia de poder almacenar en su organismo, sin digerir, parte de la sangre que absorben de las mascotas para consumir progresivamente este alimento durante varios meses o inclusive años.

En todo el mundo existen aproximadamente unas 800 especies de garrapatas lo cual se dividen en dos grandes grupos: las duras y las blandas, según la dureza de la cubierta o membrana que reviste su cuerpo, aunque las más importantes para los perros y el ser humano son las duras. Todas ellas se alimentan de la sangre del animal que está parasitado, es decir, son hematófagas. En España y toda Europa, aunque existen varias especies de garrapatas, las más habituales son tres: Rhipicephalus sanguineus, Dermacentor Reticulatus e Ixodes ricinus.

Para poder alimentarse, cuentan con su especial aparato bucal lo cual les permite perforar la piel de los hospedados, pegarse fuertemente a ella y succionar toda la sangre que pueda. Debido a este mecanismo de fijación, si una garrapata es arrancada del perro de manera incorrecta, el aparato bucal seguirá estando enterrado en la piel.

garrapatas en perros

2. ¿Cuál es la forma de contagio?

Una garrapata suele contagiar a un perro cuando éste entra en contacto con un ambiente que se encuentre infestado por estos terribles parásitos. Las garrapatas se suben al perro para así poder alimentarse. Según la especie de la garrapata, existen ciertas diferencias en cuanto a la relación que mantienen con su hospedador durante su ciclo biológico.

En el caso de la garrapata marrón del perro (Rhipicephalus sanguineus), el parásito se sube a 3 huéspedes diferentes (perros generalmente) a lo largo de su ciclo de vida (en algunos casos se puede tratar del mismo animal).

3. ¿Cómo es el ciclo de vida de las garrapatas?

El mayor riesgo de infestación de los perros es en primavera y verano, pero es necesario resaltar que las garrapatas pueden estar presentes durante todo el año.

La duración del ciclo de vida de las garrapatas se encuentra influida por la inteligencia que tienen estos parásitos de reducir sus funciones vitales y “quedar en espera”, si las condiciones ambientales no son favorables.

Todas las garrapatas existentes atraviesan por 4 fases de maduración durante su ciclo biológico: huevo, larva, ninfa y adulto. Según sea su especie, este ciclo puede desarrollarse totalmente sobre un mismo hospedador o está el caso en que puede tener dos o tres hospedadores distintos (lo más habitual en las especies que se encuentran presentes en España y Europa).

Una vez que los huevos se manifiestan en el ambiente, nacen las larvas lo cual buscan de inmediato subirse a su primer hospedador, un perro, un gato, un roedor o inclusive a una persona, simplemente para alimentarse de su sangre. Posterior a haberse alimentado, la larva se baja del huésped y se muda para convertirse en ninfa que también empieza a buscar un proveedor de alimento para subirse a él. De la misma manera, una vez alimentada, la ninfa se deja caer del animal parasitado para transformarse, en el suelo, en adulto. La forma ya adulta vuelve a subirse a su tercer hospedador, donde se alimentará nuevamente.

En tan sólo 5 a 7 días, una garrapata adulta hembra puede llegar a crecer hasta 4 veces de tamaño y aumentar más de 100 veces su peso. Todo esto a expensas de la sangre de la mascota parasitada. Además de alimentarse encima del animal, las formas adultas también suele aparearse allí. Finalmente, se baja la hembra del hospedador para así poner los huevos, retomando un nuevo ciclo.

Cabe destacar, que, cada garrapata hembra puede llevar a poner entre 3 y 4 mil huevos, para lo cual siempre se baja del hospedador y escoge preferiblemente las áreas de vegetación o jardines.

En condiciones convenientes, el ciclo biológico de la garrapata se desarrolla en apenas unos dos meses, pero puede llegar a extenderse hasta más de 900 días si el ambiente no resulta complaciente para la vida del parásito.

Aunque es menos habitual que en los perros, las garrapatas también suelen encontrarse en los gatos, en otros animales con pelo e inclusive en los seres humanos.

Las garrapatas se adaptan tanto a las temperaturas cálidas como a las frías (inclusive más que las pulgas). Sin embargo, las estaciones del año con promedios de temperatura mucho más elevados, como lo son la primavera y el verano, resultan ser las épocas donde aumentan considerablemente los casos de esta parasitosis en los animales de compañía, y por tal motivo, desde el comienzo de la primavera hasta el otoño deben intensificarse los programas de prevención y control.

4. ¿En qué parte del cuerpo se encuentran las garrapatas?

Estos terribles parásitos se localizan por lo general en las zonas del cuerpo de los perros donde su piel es más fina y presenta una irrigación sanguínea: en las orejas, alrededor de los ojos, entre los dedos de las extremidades (espacio interdigital), en el cuello, en la nunca y entre otros lugares. Sin embargo, cuando la infestación es muy severa, el parásito suele distribuirse por todo el cuerpo del perro. En los gatos, las garrapatas suele ubicarse con gran frecuencia en el cuello y en la cara.

5. ¿Cómo alejar, evitar y eliminar las garrapatas?

El baño del perro aleja a las garrapatas:
La primera norma para alejar a las garrapatas de nuestro perro es el baño: la higiene con agua y jabón para los perros es una las principales claves para prevenir las garrapatas.

En los cachorros de perros, sin embargo, hay que extremar las precauciones, debido a que mojar a las crías de perros no siempre es posible. Algunos expertos indican que los baños en los cachorros que aún no han terminado su calendario de vacunación hay que evitarlos, siempre que estos puedan ser la causa de un enfriamiento en el animal.

Sólo cuando sea necesario, habrá que minimizar los peligros para la salud del cachorro. Un secador, aplicado a unos 30 centímetros de distancia, es una forma muy eficiente de evitar los constipados del delicado perro pequeño.

Productos para prevenir las garrapatas en los perros:
Los productos de desparasitación externa proporcionan la distancia a las garrapatas y protegen al perro. Los procedimientos de lucha contra las garrapatas en perros son numerosos: desde los clásicos collares y pipetas de aplicación subcutánea hasta los aerosoles, lo cual se pulverizan sobre nuestro querido amigo perruno, con acción inmediata.

También existen otros productos, como lo son los champús y otras lociones antiparasitarias para perros, lo cual pueden formar parte de la rutina frecuente del baño del animal.

Los cachorros, sin embargo, pueden ser todavía demasiado sensibles para poder soportar la acción de estos ungüentos. Varios de los antiparasitarios no pueden ser usados en cachorros de menos de tres meses de edad. Se recomienda acudir a un veterinario para que sea el quien le aconseje cuál es el mejor y qué hacer en cada caso.

Eliminar las garrapatas en perros:
Las garrapatas esperan entre matorrales e hiervas el paso del perro. Por ello, las precauciones para distanciar a estos horribles parásitos del perro no siempre son suficientes. No es extraño que un animal, sobre todo si tiene el pelo largo, vuelva con algunos de estos parásitos a casa después de los paseos.

Una vez que se encuentra adherida a la piel, ¿qué es lo que tengo que hacer para eliminar la garrapata de mi perro? La clave está en no aventurarse si no se encuentra completamente seguro de saber cómo extraer la garrapata del pelo. El insecto se une con fuerza a la piel del perro por lo que parte de su cuerpo puede quedar dentro, con la siguiente infección para el animal. En tales casos, lo mejor es acudir al veterinario.
Si la garrapata aún no se ha unido a la piel del perro, es muy posible atraparla con unas pinzas del pelo o con un trozo de papel higiénico, siempre por las patas.

Curar la herida del perro:
Generalmente las garrapatas muerden, por lo que provocan heridas en la piel del perro. Por tal motivo, después de haber eliminado el parásito, hay que curar la herida del perro con detenimiento.

El primer paso se trata de limpiar la zona afectada por la garrapata, con mucho jabón y agua tibia. Posteriormente habrá que desinfectar el corte con antiséptico de yodo, disminuido antes con una proporción similar de agua, mezclada con ayuda de un bote cerrado que se agite.

El siguiente paso es ventilar en la herida causada por la garrapata en la piel del perro, con mucho cuidado de que al perro no tenga acceso a ella. En los cayos más severos, puede ser muy útil recurrir a un collar isabelino.

6. ¿Qué remedios caseros se pueden utilizar para eliminar las garrapatas en perros?

Especialmente cuando se trata de cachorros que aún no han sido vacunados debido a que no alcanzan la edad adecuada para ello no se recomienda el uso de ningún producto químico para eliminar estos parásitos como lo son las garrapatas o también las pulgas. Por ello, una muy buena manera de liberar a nuestros perros de ella es acudir a los remedios naturales.

Usualmente, cuando estos horribles parásitos saltan hacia nuestro perro para instalarse como huéspedes cuentan con un tamaño muy pequeño que crece conforme a la sangre que obtienen de nuestro can. Lo ideal es identificarlas cuando son aun pequeñas, debido a que es mucho más fácil eliminarlas con los remedios caseros.

Pero si las vemos cuando ya han crecido lo suficiente, deberás quitarlas tú mismo con la ayuda de unas pinzas. Si no tienes mucho conocimiento de cómo hacerlo puedes ver vídeos por Internet donde lo explican fácilmente.

Uno de los mejores remedios caseros para eliminar las garrapatas de un perro es la manzanilla. De modo que, prepara una infusión de manzanilla, lo correcto es que sea natural, déjala entibiar un poco, coge un paño limpio u algodón, introdúcelo en la infusión, escúrrelo y aplícaselo al perro por toda la piel con mucho cuidado. Verás como de inmediato las garrapatas empezarán a huir del animal.

Recuerda que es sumamente importante que desinfecte todo el hogar para poder eliminar cualquier rastro de este parásito. Cualquier infusión no funciona, debido a que existen una serie de platas tóxicas para los perros.

A las garrapatas no les gusta para nada el sabor de los cítricos de forma que este es otro de los remedios naturales perfectos para eliminarlas. Con ellos podemos preparar un repelente casero, así que hazte con un pulverizador. El mejor cítrico para esto es el limón, pero también puedes usar naranjas o cualquier otro.

Para hacer este remedio casero para eliminar las garrapatas en los perros lo primero que debes hacer es poner a hervir medio litro de agua con dos limones cortados. Cuando llegue al punto de ebullición déjalo durante un minuto y luego baja al fuego mínimo, déjalo allí durante una hora. Después de haber transcurrido el tiempo, deja que se enfríe, introdúcelo en el pulverizador y aplica el producto sobre tu perro con mucho cuidado de que no le entre en los ojos.

Cabe destacar, que, también puedes pulverizar todas las estancias de tu casa para que así la desinfectes de garrapatas.

El vinagre de manzana suele ser otro de los remedios caseros que odian rotundamente las garrapatas. El vinagre está compuesto por ácido acético, lo cual es el elemento responsable de que el vinagre tenga ese sabor tan agrio y además se convierta en el remedio ideal para eliminar las garrapatas.

Para llevar a cabo este remedio casero, simplemente deberás mezclar agua y este vinagre en partes iguales, luego mojar un paño limpio o algodón con dicha mezcla, escurrirlo y humedecer la piel de tu perro con él suave y delicadamente con mucho cuidado.

Si repentinamente ves a las garrapatas sobre el cuerpo de tu perro, debes saber que también puedes intentar quitarlas tú mismo con la ayuda de unas pinzas especiales que puedes adquirir en un veterinario o simplemente con la ayuda de tus propios dedos. Para sacar las garrapatas del perro, es recomendable que uses guantes para así evitar que ésta se pegue a nuestra piel.

Cuando por fin consigamos arrancar la garrapata, debemos desinfectar el área con yodo para así curar cualquier herida que haya podido ocasionar este insecto en el perro.

Es sumamente importante eliminar las garrapatas de tu perro debido a que son insectos portadores de enfermedades como la de Lyme, lo cual es una enfermedad muy común en los perros que puede causar dolencias como:

• Articulaciones inflamadas.

• Cambios en la piel de tu perro.

• Aparición de malestar y fiebre en el can.

• Dolores musculares.

Como lo hemos mencionado anteriormente, las garrapatas suelen vivir en las zonas de hiervas altas o matorrales, por lo tanto, si has sacado a pasear a tu perro por parques o bosques con este tipo de vegetación, examina completamente su cuerpo al regresar a casa debido a que es muy probable que haya sido contagiado de garrapatas.

Para mantener a tu perro completamente protegido de las garrapatas, es aconsejable que le compres un buen collar que sea repelente a este tipo de parásitos así como proporcionarle la pipeta que se la debe administrar su veterinario de confianza.

Además de eliminar las garrapatas, estos remedios que nombramos también son ideales para prevenirles si tu perro es propenso a ellas. Lo más recomendable es que le apliques un poco de uno de estos remedios en sus patitas cuando lo saques de paseo, por supuesto, si lo haces por lugares donde se hallan hiervas altas, el lugar donde se encuentran estos parásitos.

También puedes leer sobre: Los aspectos más importantes sobre la Dermatitis en los perros. 

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.