Displasia de Cadera en Perros. Todo lo que Debes Saber

La displasia de cadera en perros es una enfermedad que puede atacar a animales de edad avanzada o a los más jóvenes por igual. Presenta síntomas bastante dolorosos y puede afectar en gran manera la calidad de vida de nuestra mascota.

Conocer las causas, propensiones, síntomas y tratamientos disponibles para la displasia de cadera en perros es indispensable para todos los dueños de mascotas con el fin de atacar la enfermedad a tiempo y así ayudar a mejorar la vida de nuestros peludos.

Qué es la Displasia de Cadera en Perros?

displasia-de-cadera-en-perros-1

Para entender la displasia de cadera en perros debemos tener una comprensión básica de la articulación que está siendo afectada. La articulación de la cadera forma la unión de la pata trasera al cuerpo y es una articulación de tipo rótula. La porción en forma de bola es la cabeza del fémur, mientras que el receptáculo (acetábulo) se encuentra en la pelvis. En una articulación normal la bola gira libremente en el zócalo. Para facilitar el movimiento, los huesos están formados para adaptarse perfectamente entre sí; con el zócalo rodeando la cabeza del fémur.

Para fortalecer la articulación, los dos huesos se mantienen unidos por un ligamento fuerte. El ligamento se fija de la cabeza femoral directamente al acetábulo; además, la cápsula de la articulación, que es una banda muy fuerte de tejido conectivo, rodea los dos huesos añadiendo aún más estabilidad. La zona en la que los huesos se tocan entre sí se llama la superficie articular. Es perfectamente suave y acolchada con una capa de cartílago esponjoso, el conjunto contiene un fluido muy viscoso que lubrica las superficies articulares. En un perro con caderas normales, todos estos factores trabajan juntos para hacer que la articulación funcione sin problemas y con estabilidad.

La displasia de cadera en perros se asocia con una estructura de la articulación anormal y una relajación de los músculos, tejido conectivo, y los ligamentos que normalmente apoyan el funcionamiento de la articulación. Como se desarrolla laxitud en la articulación, las superficies articulares de los dos huesos pierden contacto entre sí, esta separación de los dos huesos dentro de la articulación se denomina subluxación, y esto provoca un cambio drástico en el tamaño y la forma de las superficies articulares.

La mayoría de los perros displásicos nacen con caderas normales, pero debido a su composición genética (y posiblemente otros factores) los tejidos blandos que rodean la articulación causan el aumento anormal de la subluxación. Es la subluxación y la remodelación de la cadera lo que conduce a los síntomas que asociamos con esta enfermedad. La displasia de cadera puede ser o no bilateral, es decir que afecta tanto la cadera derecha y / o la izquierda.

Loading...

Cuáles son los síntomas de la Displasia de Cadera en Perros?

Los perros de todas las edades están en riesgo de desarrollar displasia de cadera y por ende la artrosis resultante. En los casos graves, los cachorros de tan sólo cinco meses comenzarán a mostrar dolor y malestar durante y después del ejercicio. La enfermedad empeorará hasta que incluso las actividades diarias normales se vuelven dolorosas. Sin intervención médica, estos perros pueden llegar a ser incapaces de caminar. En la mayoría de los casos, sin embargo, los síntomas no comienzan a mostrarse hasta los años intermedios o los últimos de la vida del perro.

Los síntomas son similares a los observados con otras tipos de artritis en la cadera. Los perros a menudo caminan o corren con una alteración de la marcha. Pueden resistir los movimientos que requieren la extensión completa o flexión de las patas traseras. Muchas veces, se mueven con un ‘salto de conejo’ en la marcha. Se mostrará rigidez y dolor en las patas traseras después del ejercicio a primera hora de la mañana. También pueden tener dificultad para subir escaleras. En los casos más leves, los perros se calentarán con la marcha y desaparecerá momentáneamente la rigidez con el movimiento y el ejercicio. Algunos perros presentan cojera y muchos se volverán menos dispuestos a participar en las actividades diarias normales.

Muchos propietarios atribuyen los cambios al envejecimiento normal, pero después de iniciar el tratamiento, se sorprenden al ver un retorno de la marcha normal y sin dolor. Según avanza la enfermedad, la mayoría de los perros van a perder el tono muscular e incluso pueden necesitar ayuda para levantarse.

Algunos casos de displasia de cadera son tan leves que no hay síntomas, pero si su perro parece rígido o con dolor en las caderas al levantarse, si parece reacio a ejercitarse o subir escaleras, o si presenta una manera de caminar anormal, debemos hacer una visita al veterinario.

Qué perros son propensos a desarrollar Displasia de Cadera?

La displasia de cadera afecta más comúnmente a las razas de perros más grandes, incluyendo dogos, mastines, terriers de Staffordshire americano, San Bernardo, pastores alemanes, y Rottweilers. Sin embargo, los perros de todas las razas y de todos los tamaños son susceptibles a esta enfermedad hereditaria, incluyendo algunas razas pequeñas como los pugs y bulldogs franceses.

Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar Displasia de cadera en Perros?

La displasia de cadera es causada por una subluxación de la articulación de la cadera. Esto crea un desgaste anormal y la erosión de la articulación y, como resultado la artritis y el dolor se desarrollan. El proceso de la enfermedad es bastante sencillo; la controversia se inicia cuando se trata de determinar lo que predispone a los animales a contraer la enfermedad. Algunos de los factores de riesgos que se han mencionado son:

  • Genética: Los investigadores están de acuerdo en que la displasia de cadera es una enfermedad genética. Si un padre tiene displasia de cadera su descendencia se encuentra en mayor riesgo de desarrollar displasia de cadera. Si no hay portadores de la displasia de cadera en el linaje de un perro, entonces es muy probable que no se contraiga la enfermedad. Podemos reducir en gran medida la incidencia de displasia de cadera a través de la cría selectiva. Aunque no toda una camada desarrolle la enfermedad, estos animales serán portadores y es probable que la enfermedad se muestre en su descendencia en generaciones posteriores.
  • Nutrición: Parece que la cantidad de calorías que consume un perro y cuándo en la vida del perro se consumen tiene un gran impacto impacto en si es o no un perro genéticamente propenso a la displasia de cadera desarrollará la enfermedad.

Experimentalmente, se ha demostrado que la obesidad puede aumentar la gravedad de la enfermedad en animales genéticamente susceptibles. Es lógico pensar que llevar peso adicional agravará la degeneración de las articulaciones de un perro; incluyendo la cadera. Los perros que pueden haber nacido genéticamente propensos a la displasia de cadera y tienen sobrepeso están, por tanto, en un riesgo mucho mayor de desarrollar displasia de cadera y, finalmente, osteoartritis.

La alimentación de una dieta que tiene demasiado calcio o demasiado poco así como otros minerales también puede tener un efecto perjudicial sobre el desarrollo de la articulación de la cadera. Sin embargo, con los alimentos para perros completos y equilibrados de hoy en día se ha convertido en un hecho poco habitual. La práctica de alimentar a los perros con alimentos caseros es popular entre algunos propietarios de perros pero estas dietas deben ser monitorizadas cuidadosamente para mantener el equilibrio nutricional adecuado; no sólo para el calcio y los otros minerales esenciales, sino para todos los nutrientes.

  • Ejercicio: El ejercicio puede ser otro factor de riesgo. Parece ser que los perros que son genéticamente susceptibles a la enfermedad pueden tener una mayor incidencia de la enfermedad si se sobre-ejercitan a una edad temprana. Pero, al mismo tiempo, sabemos que los perros con masa muscular grande y prominente en las patas son menos propensos a contraer la enfermedad que los perros con la masa muscular pequeña. Por lo tanto, hacer ejercicio y mantener una buena masa muscular en realidad puede disminuir la incidencia de la enfermedad.
    El ejercicio moderado que fortalece los músculos de los glúteos, como correr y nadar, es probablemente una buena idea. Mientras que, las actividades en las que se aplican mucha fuerza a la articulación están contraindicadas, un ejemplo de estas actividades excesivas sería saltar y ejercicios tales como jugar a atrapar un fresbee.

Cómo se diagnostica la Displasia de Cadera en Perros?

displasia-de-cadera-en-perros-2

El diagnóstico de la displasia de cadera en perros se hace típicamente mediante la combinación de un examen físico completo que revele signos clínicos de artritis y dolor y radiografías (rayos X). Si un perro está mostrando signos externos de artritis, por lo general hay cambios fácilmente reconocidos en la articulación que se pueden ver en las radiografías.

Además, el veterinario puede incluso ser capaz de sentir la luxación en la articulación o puede ser capaz de provocar dolor a través de la extensión y flexión de la pata trasera. En cualquier caso, los resultados son claros y por lo general no son difíciles de interpretar.

Cómo puede ser tratada la Displasia de Cadera en Perros?

Debido a que la displasia de cadera es causada por un defecto hereditario, no hay productos que puedan prevenir su desarrollo. Hay varias opciones quirúrgicas, incluyendo un reemplazo completo de cadera, sin embargo, una combinación de dieta saludable, mantener un peso normal, ejercicio, masaje, dormitorios cálidos y secos, suplementos comunes, y, potencialmente, la prescripción veterinaria de medicamentos para aliviar el dolor pueden ayudar a controlar la enfermedad. Su veterinario le ayudará con un programa de alivio del dolor diario que sea adecuado para su perro.

Las terapias paliativas del dolor en la displasia de cadera en perros están relacionados con los siguientes aspectos:

  • Control del peso: Ayudar a un perro a mantener su peso recomendado puede ser el paso más sencillo que puede seguir un dueño de mascota con displasia de cadera. Los procedimientos quirúrgicos y terapias médicas serán mucho más exitosas si el animal no tiene exceso de peso. Usted, como propietario, tiene control sobre lo que come su perro, si alimenta una comida de calidad en una cantidad apropiada para el tamaño, nivel de actividad y la raza de su perro, su perro debe ser capaz de mantener un peso ideal. Si su perro tiene sobrepeso, busque el consejo de su veterinario en relación con un alimento para perros más bajo en calorías y un programa de ejercicios.
  • Ejercicio: El ejercicio es igualmente importante en la pérdida o mantenimiento del peso adecuado. Ejercicios que proporcionan un buen rango de movimiento y favorecen la construcción de músculo son mejores para la displasia de cadera en perros. Caminar, nadar, caminar sobre cintas de correr, y correr lento son excelentes ejercicios de bajo impacto. Tenga en cuenta que un programa de ejercicios necesita ser individualizado para cada caso dependiendo de la gravedad de la artrosis, su peso, edad, y condición física. En general, la falta de ejercicio puede ser más perjudicial que demasiado, sin embargo el tipo equivocado de ejercicio puede causar más daño.
  • Áreas cálidas y cómodas para dormir: La mayoría de las personas con artritis encuentran que los síntomas tienden a empeorar en tiempo frío y húmedo. Mantener a su mascota caliente puede ayudarle a estar más cómodo. Proporcionar una cama de espuma ortopédica ayuda a muchos perros con artritis. Las camas con espuma ortopédica distribuyen el peso de manera uniforme y reducen la presión sobre las articulaciones.
  • Masajes y terapia física: Su veterinario o el personal veterinario le puede mostrar cómo realizar la fisioterapia y masajes en su perro para ayudar a relajar los músculos rígidos y promover una buena amplitud de movimiento en las articulaciones. Recuerde que su perro tiene dolor, así que empiece lentamente por acariciar la zona y avance hasta amasar suavemente los músculos que rodean la articulación con los dedos usando pequeños movimientos circulares.
  • Hacer las actividades diarias menos dolorosas: Subir y bajar escaleras es a menudo difícil para los perros artríticos, esto puede significar que salir a orinar y defecar pueda ser muy difícil. Muchas personas compran o construyen rampas, especialmente en las escaleras que conducen a su patio, para que sea más fácil para sus perros salir. Las rampas también hacen que subirse en un automóvil sea más fácil para los pacientes con displasia de cadera.
  • Suplementos: algunos suplementos como la Glucosamina con Condritina se han usado desde hace mucho tiempo para tratar la degeneración de la articulación producida por la displasia de cadera en perros. Ayuda con el mantenimiento del cartílago de la articulación. El Omega 3 se utiliza para aprovechar sus capacidades antiinflamatorias en las articulaciones. El Metil-sulfonil-metano ayuda a la producción de colágeno y se cree que ayuda a reducir la producción de tejido cicatrizado además de ser un buen agente antiinflamatorio.
  • Medicamentos: Existen los antiinflamatorios no esteroideos que se recetan para combatir los síntomas de la artritis resultante de la displasia de cadera en perros, entre ellos podemos mencionar rimadyl, el más conocido de este tipo de medicamentos. Los corticoesteroides por otro lado se utilizan para tratar el dolor y la inflamación asociada con la enfermedad.

displasia-de-cadera-en-perros-3

Cómo puede prevenirse la Displasia de Cadera en Perros?

Tomando en cuenta que la displasia de cadera en perros es un padecimiento hereditario, no es posible establecer una manera de prevenir su aparición. Lo mejor que se puede hacer es tomar los cuidados necesarios para que se retrase la aparición de los síntomas y esto se hace simplemente cuidando el peso, la alimentación y el tipo de ejercicios que hace nuestra mascota, esto aumenta el tiempo en el que se desarrolle la artritis en perros que tengan la predisposición genética.

Puede que te interese saber cuáles son las más comunes enfermedades oculares en perros

Loading...

También podría gustarte Más del autor

5 Comentarios

  1. Angi dice

    Hola me encontré un perrito… Esta muy flaco no tiene energías ni para levantarse…le di de comer y se devoró todo el alimento q le di… Y ha estado toda la noche quejándose… Q puede ser… Es un cachorro..

  2. clara femenias dominguez dice

    hola, tengo un dalmata de 5 meses y por lo q estoy leyendo tiene displacia de caderas, pues tiene todos esos sintomas,vivo en cuba, y el antiinflamatorio q le receto el veterinario es piroxican, medio supositorio cada 12 horas y de duralgina para el dolor, pero aqui no tenemos glucosamida, existe algun otro similar de ese medicammento?no tengo como optenerlo,le amarre las patas de atras para q no se despatille pues no tiene fuerzas para levantarse y se despatilla,asi el caminar se hace un poco mas ordenado, pero pregunto, debo darle calcio tambien, se puede junto con la glucosanida?,gracias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.