Roña en perros. Descubre que es y Cómo tratarla

0
947

La roña en perros no es más que uno de los muchos sinónimos de la sarna, y suele atribuírsele dicha denominación por el hecho de que esta enfermedad produce lesiones cutáneas que tienen la apariencia de “suciedad”, aunque la causa no sea precisamente la falta de higiene.

Dicha afección se encuentra distribuida en prácticamente todo el planeta, y afecta a un sinfín de especies, incluidos los seres humanos. La sarna es consecuencia de la invasión de cuatro tipos de ácaros microscópicos llamados “Cheyletiella”, “Demodex”, “Otodectes” y “Sarcoptes”.

Cada uno de ellos provoca lesiones distintas y síntomas variables pero similares entre sí. Independientemente de ello, la sarna debe tratarse con prontitud y de forma adecuada, sino, podría atentar gravemente contra la salud del animal o persona que la padece.

Por eso, hemos visto necesaria la tarea de educar a nuestros lectores en cuanto a esta patología tan común y perjudicial con la ayuda del siguiente artículo, concluyendo que, mientras más pronto se detecten los síntomas, más oportuno será el tratamiento y mejores los resultados. ¡Sigue leyendo! Anímate. Te aseguro que la siguiente información te será de mucho provecho.

Loading...

roña en perros

¿Cómo se contagia la roña en perros?

Existen diversas formas de contagio, por ejemplo, un tipo de acaro que forma parte de la piel de los canes, aprovecha una deficiencia de las defensas inmunológicas para desarrollarse y extenderse descontroladamente.

Otros se trasladan de un individuo infectado a uno sano mediante objetos o desechos corporales. Y en casos no tan comunes, la sarna es contagiada durante el parto y la lactancia desde la madre hasta sus cachorros.

Hay factores que aumentan significativamente las probabilidades de contraer y padecer roña, estos son:

  1. Un entorno insalubre.
  2. Deficiencias inmunológicas.
  3. La falta de higiene.
  4. Malnutrición.
  5. Contacto constante con perros presuntamente enfermos y con sus desechos.
  6. Predisposición racial debido al tipo de pelaje en el caso de los perros Beagle, Dálmata, Dobermann, Boxer, Bulldog, Shar Pei, Dogos, Teckel, Pointer y Terriers.

Tipos de roña

Como bien sabes, según el tipo de acaro que haya invadido la piel del individuo, conseguiremos un tipo de sarna u otro, y por ende, un tratamiento específico. Dichos ácaros infestan el cuerpo de su víctima alojándose en el pelaje y la piel, donde rápidamente comienzan a alimentarse del sebo y la queratina de los mismos, lo que les permite proliferarse a un ritmo casi incontrolable.

Debido a esta infección, el perro sufre de un intenso prurito, lo que lo lleva a rascarse y frotarse descontroladamente hasta el punto de causarse heridas considerables. Por lo que es de suma importancia determinar qué clase de parasito ha atacado al animal, pues el resultado será una detección temprana de los síntomas y un rápido y efectivo tratamiento. A continuación te concedemos una clasificación de los tipos de roña en perros más comunes:

Demodéctica:

También conocida como sarna roja, sarna demodécica y demodicosis. Es producida por el acaro “Demodex canis”, el cual forma parte de la flora bacteriana de la piel. Sin embargo, cuando el organismo sufre una depresión en las defensas inmunológicas, dicho parasito se reproduce de manera anormal y desarrolla la enfermedad.

Tiene varios niveles de gravedad, por lo que en los casos más leves, puede remitirse solo con una recuperación de las defensas a base de una alimentación balanceada. Existen varios tipos de sarna demodéctica:

  1. Localizada: se presenta generalmente en la cabeza, el rostro y las orejas. Es más frecuente en cachorros de 0 a 12 meses y en la mayoría de los casos desaparece rápidamente con el tratamiento adecuado. El principal síntoma es la perdida de pelo en el contorno de los ojos, la boca, las patas y el lomo.
  2. Generalizada: se considera que un perro padece de sarna demodéctica generalizada cuando existen 5 o más alopecias distribuidas en la superficie de su piel que pueden ir de unos pocos centímetros hasta incluso la mitad del cuerpo.
  3. Pododermatitis: esta clase de sarna es más resistente, debido a que es más difícil de diagnosticar y tratar. Aparece solo en las patas y desprende un olor muy desagradable.

Sarcóptica:

Este es el tipo de roña en perros más común, incluso se le conoce como sarna canina. Es producida por el acaro “Sarcoptes scabiei”, y es el que también le da el nombre de escabiosis.

Dicho parásito se reproduce a gran velocidad y es altamente contagioso. Se contagia de forma directa y suele afectar a los humanos, por lo que te recomiendo usar guantes si vas a tocar a un animal infectado.

Se caracteriza por producir una picazón desenfrenada, lo que nos puede llevar a pensar erróneamente que se trata de una infección por pulgas. Por lo tanto, te aconsejo buscar la ayuda de un veterinario, pues mientras más se extienda y se agrave la enfermedad, más difícil será el tratamiento.

Otodéctica:

Es producida por el acaro “Otodectes cynotis”, el cual suele contagiarse mediante el contacto directo de un animal infectado a otro sano. Afecta principalmente a los oídos, en donde termina causando otitis y lesiones secundarias. Son visibles, por eso, si observas detenidamente los oídos de tu mascota podrás notar unos pequeños puntos blancos en movimiento.

Cheyletiella:

Como su nombre lo indica, este tipo de roña en perros es causada por la infección de un acaro llamado “Cheyletiella spp”. Es altamente contagiosa y puede transmitirse incluso a los humanos, donde provoca sarpullidos rojos e irregulares.

¿Cómo detectar la sarna?….

¡Simple! Solo debes prestar mucha atención a su comportamiento y a los síntomas que presente, los cuales, por suerte, son bastante específicos y apuntan directamente a una afección cutánea como esta. Dichas manifestaciones son:

  • Picazón y sensación de ardor en la piel
  • Enrojecimiento e inflamación
  • Rascado y frotado constante contra objetos y el suelo
  • Anorexia
  • Pérdida de peso producto de la malnutrición
  • Alopecia
  • Debilitación del pelaje
  • Descamación
  • Llagas cutáneas
  • Mal olor
  • Piel con aspecto costroso, grueso y seco (únicamente en las fases más avanzadas de la enfermedad)

sintomas de la sarna

Si notas alguno de estos signos en tu mascota debes acudir rápidamente a un centro veterinario para evitar una proliferación descontrolada de la enfermedad.

Tratamiento de la roña en perros

A pesar de que existen remedios caseros para tratar de paliar los efectos de esta enfermedad, lo mejor es exponer el caso ante un profesional para que te indique que es lo mejor para el tipo de sarna que sufre tu mascota.

Usualmente el tratamiento en estos casos consiste en la aplicación de medicamentos acaricidas de uso tópico, oral o inyectable, los cuales generalmente contienen ivermectina, moxidectina, selamectina y milbemicinaoxima, analgésicos antiinflamatorios, champú o lociones de baño con acaricidas y medicamentos específicos para erradicar un problema o una infección secundaria a la enfermedad, bien sea causada por hongos o bacterias.

En caso de que el paciente padezca de sarna otodéctica, el uso de un medicamento tópico especial para esa zona será esencial para erradicar a los parásitos.

Cualquiera sea el caso, es imprescindible que sigas con sumo cuidado y atención las indicaciones del veterinario, pues, aunque a simple vista el can parezca estar curado, finalizar el tratamiento antes de lo estimado no eliminara el problema sino que aumentara las probabilidades de que en pocos días o semanas reaparezca la sarna, recuerda que a pesar de ser pocos, los ácaros son capaces de reproducirse a una increíble velocidad, por lo que, si no acatas las instrucciones, en menos de lo que piensas tendrás una nueva infestación.

tratamiento de roña en perros

Si quieres saber cuales son algunos de los remedios caseros para tratar la roña en perros haz Click Aqui

¿Cómo prevenir la roña en perros?

Esta afección suele ser muy molesta y desagradable tanto para el can que la sufre como para su familia, por lo que recalcamos la importancia de prevenir para no lamentar.  Así que te recomiendo poner en práctica las siguientes medidas:

  • Cuida la higiene diaria de tu mascota, utilizando champús, lociones y jabones de baño especiales para su tipo de piel y pelaje.
  • Mantén limpios los espacios donde se desenvuelva tu mascota.
  • Desinfecta constantemente los objetos, juguetes, camas, cobijas y ropa que use tu perrito.
  • Evita que entre en contacto con animales que puedan estar infectados, y en caso de sospechar que el tuyo la padece, también evita que interactúe con otros para evitar una nueva proliferación de parásitos.
  • Cumple responsablemente con el calendario de desparasitación dispuesto por el veterinario
  • Si tu mascota cumplió con el periodo de tratamiento y logro curarse de la sarna, asegúrate de programarle revisiones periódicas para evitar una reaparición de la enfermedad.
Espero sigas cada uno de mis consejos, pues cada uno de ellos ha sido pensado y creado para suplir tus necesidades y la de tu mascota y además, para cuidar su bienestar y calidad de vida.

Llegaron buscando:

  • roña
Loading...
Compartir
Artículo anterior8 Casas rurales en Asturias que admiten perros
Artículo siguienteCómo tratar la diarrea en perros | 5 Aspectos importantes
Amor, conviccion, locura e inocencia. Pocas palabras para describir el torbellino de emociones y pensamientos que habitan en mi ser, pero necesarias para comprender mi Esencia y mi Pasion por lo que hago. Fiel Amante de los Libros, Enamorada de la Vida, Libre pensadora y Un Huracan de alegrias... En fin, un rompecabezas listo para armar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here