Cómo actuar Ante un perro con Resfriado? ¡Descubrelo Aquí!

El resfriado común no sólo suele ser una de las patologías más comunes en los seres humanos, sino también entre los perros y gatos. Los cambios de temperatura, el frío y el contagio por otros canes resfriados son algunas de las causas del constipado canino. A diferencia de nosotros los humanos, los perros no presentan quejas ante esta enfermedad, lo cual es un hecho que dificulta su identificación. No obstante, existen una serie de señales que pueden ayudarnos a percatarnos de ella y llevar a nuestra mascota al veterinario. No dejes de leer este interesante artículo donde te mostraremos todo lo referente al resfriado en perros.

El resfriado no es una enfermedad muy exclusiva de los seres humanos. El perro no sólo sufre también de resfriados, sino que también compartimos hasta ciertos rinovirus. La diferencia entre los dos es que nosotros nos quejamos del resfriado y nuestro pobre can lo suele sufrir en silencia, sin quejarse, sólo buscando paz para pasar cuanto antes el mal cuerpo.

El virus más común que produce el resfriado en los perros es el Parainfluenza, lo cual es altamente contagioso. En menor medida, se pueden observar casos de constipados causados por el Adenovirus del tipo 2, el cual es uno de los principales responsables de la tos de la perrera. Además, esta última patología también puede ser otra de las causas del resfriado en perros, así como otras enfermedades de carácter un poco más grave como el moquillo.

como tratar el resfriado en perros

¿Diferentes gérmenes, virus diferentes? ¡¿Qué es esto?!

Loading...

Como lo hemos mencionado anteriormente, el resfriado que presenta un perro es distinto al que sufrimos los humanos. Cabe destacar, que, la enfermedad no es contagiosa entre las especies (por lo menos aun no ha sido descubierto) por lo que no hay necesidad de preocuparse de coger un resfriado de su perro o viceversa.

Usted tiene que aprender a diferencia un resfriado común de un problema de salud más grave. Por ejemplo, una causa muy común de tos seca es una condición conocida como “tos de las perreras”, esta tos es muy fácil de reconocer debido a su sonido característico. Si su perro recientemente ha sido rescatado de una perrera o ha tenido contacto con un perro que ha sido tratado recientemente, esto debe ser considerado, y tendrá que ser tratado por un veterinario.

Existen otras enfermedades altamente contagiosas… El virus de la influenza, virus de la parainfluenza, adenovirus, y la tuberculosis son todas las enfermedades que pueden ser transmitidas por los perros infectados.

Otra enfermedad que es viral y potencialmente peligrosa es el moquillo canino. Un perro que manifiesta síntomas de moquillo por lo general tiene tos, fiebre alta, vómitos y una secreción espesa de los ojos y la nariz.

¿Cuándo un resfriado no es un germen o virus?

Hay diversos tipos de parásitos que pueden ingresar en los pulmones, el corazón y la tráquea, y que también puede provocar síntomas que imitan una infección por frío. La tos y otros problemas respiratorios suelen ser los síntomas principales. Las infecciones por hongos también se encuentran frecuentemente en los canes, y en ciertas ocasiones puede llevar a condiciones que amenazan la vida del animal, cuando el parásito fúngico configura su “casa” en los pulmones, generando tos repetitiva, la cicatrización del tejido pulmonar, y finalmente, en algunos casos más avanzados, la neumonía.

Un poco más complicado distinguir en muchos casos, pero tan común en los animales como en los seres humanos, son las alergias por los desencadenantes ambientales y/o productos alimenticios. Un asma sin diagnosticar o alergias que desencadenas los síntomas respiratorios también suelen causar tos y estornudos en los perros.

Síntomas del resfriado en perros

Sea cual sea la causa del resfriado, los síntomas suelen ser siempre los mismos o semejantes. El primero de ellos es los comunes estornudos. Al igual que nosotros los humanos estornudamos cuando contraemos un resfriado, nuestros canes también. Por lo general, los perros no acostumbran a estornudad una única vez, sino que van acompañados de uno o dos más seguidos.

Además de los estornudos constantes, es muy normal que un perro que esté resfriado presente la nariz con abundantes mocos. La congestión y la secreción nasal no sólo es un síntoma humano, los animales también suelen sufrirlo y, en el caso de los constipados, es uno de los principales. Si el moqueo del animal viene acompañado de sangre, no dudes en acudir al veterinario de inmediato, ya que podría ser consecuencia de una patología mayor. Cuando los perros experimentan un aumento de mucosidad tienden a lamerse la nariz con bastante frecuencia.

La tos y las dificultades respiratorias suelen ser otros de los síntomas más comunes del resfriado en los perros. Para notarlo observa a tu perro detenidamente y fíjate en sí parece molesto por no poder respirar correctamente y si se escucha como un silbido al respirar con la nariz congestionada o respiración fuerte. Además, si la tos es muy severa puede ir acompañada de leves vómitos. Algunos perros con catarro tienen los ojos más llorosos de lo normal.

Como bien sabemos, el resfriado proporciona un estado de malestar general, lo cual es un hecho que provocará que tu mascota se sienta decaída, triste y se muestra cansada, abatida y sin nada de fuerzas. Además, también es muy posible que pierda un poco el apetito e inclusive la sed, por esta razón es muy importante prestar una especial atención a sus cuidados y mantenerlo hidratado en todo momento. Deberás intentar que coma en la medida de lo posible pero siempre sin llegar a obligarle. Para potenciar más su apetito puedes humedecer un poco su pienso en agua tibia.

El dolor de cabeza es otro de los síntomas más habituales pero identificarlo es realmente una tarea muy difícil. Fíjate en si tu can tiene dificultades para mantener los ojos totalmente abiertos, si huye de los lugares ruidosos, de los sonidos fuertes o prefiere tumbarse en sitios donde no llegue la luz directa del sol, acciones que en condiciones normales no haría. El reposo es la mejor manera de calmar el dolor y debilidad muscular general.

En los casos más avanzados, el perro puede llegar a presentar décimas de fiebre. Por lo general, el resfriado canino no suele ser una patología grave y aproximadamente en una semana habrá sanado, debes acudir al veterinario si observas alguno de estos síntomas para que así examine a tu mascota y puede determinar mejor el tratamiento. Recuerda que, en ciertas ocasiones, el catarro puede ser consecuencia de una enfermedad de mayor gravedad, por esta razón es sumamente importante acudir a un profesional. Sigue leyendo nuestro artículo para que te informes más sobre cómo tratar el resfriado canino.

¿Cómo actuar ante el resfriado canino?

Ante un resfriado hay que dejar al perro tranquilo, descansando. Es muy importante hidratarlos bien, y si pierden el apetito, hay que ayudarles a que se alimenten, pero sin obligarles. Pero, por ejemplo, si le proporcionas alimentos secos para comer, un truco que funciona muy bien para abrir el apetito es humedecer el alimento seco con agua tibia: al potenciarse el olor y el sabor, el perro estará más animado a comer.

Como hemos mencionado anteriormente, la hidratación es un punto muy importante. Si notas que tu perro no bebe agua, tendrás que obligarlo, a través de una jeringuilla. Es un poco incómodo, pero debes obligarlo, por su salud.

Nota importante: Si observas que tu can va empeorando, en vez de mejorar, no dudes en acudir de inmediato al veterinario.

Como bien sabemos, la prevención suele ser la mejor medicina, por tal motivo, evita exponer a tu perro a choques térmicos, es decir, en verano si vive en una casa con aire acondicionado en el que se encuentra a 23 grados, no lo saques a la calle con 30 grados, o en invierno, si en casa está a 24 grados no saques al perro a una temperatura de 5 grados. Este cambio de temperatura radical, la humedad, las corrientes de aire, dejarlos mojados después del baño, etcétera., son acciones que debes tener en cuenta para evitar un resfriado.

¿Cómo tratar el resfriado canino?

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres saber cómo tratar el resfriado de un perro es que no debes agobiarle. Déjale su espacio para que descanse, inclusive puedes hacer su rincón un poco más cómodo añadiéndole una mantita y colocando el cuenco del agua y el pienso más cerca de él para sí facilitarse sus necesidades básicas sin que tenga que hacer mucho esfuerzo.

Otro aspecto lo cual es muy importante tener en cuenta para tratar a tu perro resfriado es que debes hidratarlo muy bien. Tú animal necesita beber mucha agua para diluir la mucosidad y para que se encuentre hidratado; si no quiere beber agua, debes insistir y, si aun así se niega a beber líquido, como lo hemos mencionado antes, dale agua mediante una jeringuilla para los jarabes.

Si no tiene apetito, ayúdale a que coma pero de no le obligues a hacerlo si ves que no quiere de ninguna manera. Una forma de ayudarle a comer es colocándole en su pienso seco un poco de enlatado o blando para animarle o, también, humedecer el pienso seco un poco con agua tibia para así aumentar el olor y favorecer el consumo.

Para alimentar a tu can cuando está resfriado puedes hacerle un caldo de pollo caliente para que mejore, o arroz integral hervido. Debes recordar que existen una serie de alimentos tóxicos para los perros, entre ellas se encuentra la cebolla, de modo que debes eliminarla del caldo. Leer más sobre los alimentos que no pueden comer los perros.

No lo saques a pasear si llueve o hace mucho frío ya que el resfriado podría empeorar, tampoco dejes que esté en contacto con otros canes para así evitar un posible contagio. Es sumamente importante que mantengas a tu perro calientito y, por ende, debes alejarlo del frío debido a que puede contraer sus bronquios y dificultar su respiración. De modo que evita el frío hasta que se encuentre completamente curado.

Lleva a tu perro al cuarto de baño y abre el grifo del agua caliento durante varios minutos; el vaho caliente que saldrá le puede ayudar a mejorar la respiración. Quédate con tu perro en el baño unos diez minutos para que su mucosidad se alivie, además, también baña a tu mascota con agua caliente pero sin que llegue a quemar y sécalo rápidamente con un secador de pelo o toalla para así evitar que vuelva a ensuciarse.

Si luego de unos días de cuidado de tu perro, notas que sigue estando en baja forma y los síntomas no desaparecen, te recomendamos que acudas a un veterinario para que le haga un diagnóstico especializado y le proporcione la medicación que necesita.

Al igual que ocurre con nosotros los humanos, el mejor remedio para el resfriado suele ser prevenirlo. Por lo tanto, evita ciertamente los cambios bruscos de temperatura o las corrientes de aire.

Consejos y advertencias.

Debes llevar al veterinario a los cachorros, a los perros viejos y a aquellos que no muestren mejoría luego de 14 días (dos semanas). En ciertas ocasiones, un resfriado puede transformarse en una infección bacteriana, la cual requiere antibióticos para su tratamiento. Asimismo, algunos síntomas similares al resfriado pueden ser provocados por una reacción alérgica a un germen llevado por el aire. A los perros que sufren de alergias estacionales se les debe recetar un antihistamínico.

Enfermedades disfrazadas como resfriados

Muchas veces, lo que parecen ser signos de un resfriado común de hecho puede ser atribuido a una variedad de infecciones respiratorias provocadas por virus y bacterias. Algunas de estas infecciones sólo tienen que seguir su curso hasta que su can se encuentre bien otra vez. Otros pueden convertirse en enfermedades más graves, por supuesto, si se deja sin control alguno.

Algunos de los padecimientos más comunes que causan síntomas muy similares al resfriado común:

• Parainfluenza

El virus de la parainfluenza suele ser uno de los proveedores más comunes y contagiosos, es el que más causa resfriado en los perros… La infección es caracterizada por una tos crónica.

• Adenovirus tipo 2

El adenovirus canino de tipo 2 es una de las causas principales de tos y, que produce síntomas que se confunden casi siempre como signos de un resfriado común.

• Tos

A menudo la tos es causada por la bacteria Bordetella bronchiseptica, lo cual es otra enfermedad que presenta síntomas semejantes al resfriado en perros.

En muchas ocasiones, la tos en los perros se curará por sí misma, debido a que el sistema inmunológico de un perro ataca y vence las bacterias invasoras. No obstante, si el sistema inmunológico del can no suele ser lo suficientemente fuerte como para superar la infección, puede llevarlo a tener una neumonía. La parainfluenza y el adenovirus pueden causar tos en los perros.

• Moquillo canino

El moquillo en los perros es una enfermedad altamente contagiosa, por tal motivo hay que mantener al perro siempre vacunado contra este tipo de virus ya que se propaga fácilmente. El moquillo es una enfermedad bastante grave que suele ser falta. El virus puede permanecer en el medio del ambiente durante un máximo de un año.

Tomar en serio todos los resfriados de nuestro perro

Debe tener muy en cuenta que un resfriado en perros rara vez es tan simple como parece. Hay que dar a su mascota todos los cuidados oportunos y llevarlo siempre a su veterinario para un mejor diagnóstico. “Más vale prevenir que curar”, si cree que es bastante grave. Además, así evitará que el resfriado de su perro se convierta en una amenaza más grave para la salud de su mascota y evitarle una infección respiratoria.

Consejos útiles para evitar que tu mascota se resfríe.

• Evita todos los choques térmicos. Los cambios bruscos de temperatura suelen ser la principal causa de los resfriados. Evita los contrastes fuertes de temperatura y las corrientes de aire, sobre todo, en los meses fríos. En los meses de calor evita ciertamente el contraste con aire acondicionado.

• Protégelo en la calle. Si hace mucho frío o llueve, colócale ropa para perros como un jersey o chubasquero, esto te ayudará a protegerlo.

• Evita la humedad. Luego del baño y cuando vuelvas de la calle los días de frío y de lluvia, sécale bien con la toalla y secador con aire templado para así quitar la humedad del pelo.

• Centros con otros perros. Si el perro va a estar unos días en una residencia o en un centro canino con otros perros puede administrársele la vacuna contra la tos de las perreras para así evitar el contagio del virus.

También puedes leer sobre: Las causas más probables por las que tu perro no come. 

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.