Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín. 4 Opciones

A veces nos pasa que por más que amemos a los animales se presentan circunstancias que nos resultan un poco desagradables, una de esas es darnos cuenta de que los perros que no tienen dueños o los que tienen dueños irresponsables escogen nuestro jardín para hacer sus necesidades. Si esto te ha pasado seguro te has preguntado cómo evitar que los perros defequen en mi jardín.

Primero que nada debemos recordar que cuando un perro escoge un espacio determinado para hacer sus necesidades no lo está haciendo como un acto de maldad, por lo tanto, no debemos tomar las cosas a título personal y mucho menos ejercer ninguna acción que resulte dañina para el animalito.

Descubre de qué color ven los perros

Los perros se guían por su sentido del olfato y este entre otras cosas puede que lo esté guiando a hacer sus necesidades precisamente en tu amado jardín. Para responder a tu pregunta de cómo evitar que los perros defequen en mi jardín, lo primero que debemos saber es qué puede estar causando que los animales escojan precisamente tu espacio para hacer sus necesidades.

Si tú tienes perros y estos utilizan tu jardín para hacer sus necesidades y no tomas la precaución de limpiar el área correctamente, ese olor atraerá a los demás canes de tu vecindario, con dueños o sin ellos, porque es una señal indirecta de que este es un buen sitio para hacer sus necesidades.

Cómo evitar que los perros defequen en mi jardín

Te traemos una lista de soluciones que puedes implementar para evitar que los perros de la cuadra utilicen tus plantas como baño. Debes tomar en cuenta que se trata de seres vivos que no hacen esto como acto de maldad por lo que te invitamos a no tener actos violentos y a no tomar medidas extremas que puedan causar daños en la salud de estos inocentes animales.

1.- Obstrúyeles el paso

Puede que esta sea la solución más obvia de todas, pero es sin duda la más eficaz. La idea es evitar que el perro tenga acceso libre a tu propiedad.

1.1.- Cercas o rejas

Si tienes un jardín expuesto que no cuenta con ningún tipo de delimitación lo mejor para mantener alejados a los perros y evitar que defequen en tu jardín es instalar una cerca. Estas cercas pueden ser hechas de madera, malla o rejas, dependiendo de las leyes que rijan tu espacio urbano y en muchas ocasiones pueden resultar bastante fáciles de instalar, es decir, que es un trabajo que quizás puedes hacer por ti mismo.

1.2.- Barreras con plantas

Esta es una excelente opción para quienes no quieren o no pueden colocar cercas de otros materiales. Algunos arbustos funcionan perfectamente con cercas naturales y gracias a su rápido crecimiento no es mucho lo que habría que esperar para que comiencen a funcionar, además, esta es la solución perfecta para los amantes de las plantas.

Siembra hileras de alguna planta que sirva como arbusto, para conseguir la planta ideal lo mejor es que te dirijas al vivero más cercano o de confianza y le expliques a los especialistas lo que tratas de hacer, ellos podrán recomendarte el tipo de planta que resulte perfecta para delimitar tu espacio y evitar que los perros entren a tu jardín.

Conoce por qué los perros son fieles

2.- Instala Irrigadores de agua

Algunos de estos sistemas automáticos de riego cuentan con sensores de movimiento lo que significa que se activarán una vez perciban la presencia de alguno de los perros que busca tu jardín para defecar. El agua no le hace daño al animal pero lo convence de que ese sitio no es el adecuado para hacer sus necesidades.

3.- Repelente natural

Como te explicamos antes, los perros seguían mucho por sus sentido del olfato y puede que la aplicación de ciertos productos te ayuden a disuadir al sentido olfativo de los perros para que no vean a tu jardín como un lugar perfecto para defecar.

Debemos estar atentos de no utilizar productos que puedan dañar las plantas y sobre todo asegurarnos de que lo que vamos a colocar no pueda producir ningún daño al animal, recuerda que lo que hacen no lo hacen por maldad así que no es justo tratar de causarles ningún daño.

3.1.- Ají o chile

Para hacer un repelente natural de ají o chile puedes buscar polvo de estos y rociarlo en tu jardín, más específicamente en el lugar favorito que tienen los perros para hacer sus necesidades, en los bordes del jardín o puedes hacer una mezcla del polvo con agua y rociarlo con un asperjador. El olor del chile no les agrada a los perros así que no verán tu jardín como un lugar grato para estar.

3.2.- Repelentes comerciales

En las tiendas de mascotas se pueden conseguir una amplia variedad de repelentes de marcas comerciales que están diseñados para alejar a los perros de las zonas en las que no queremos que estén. Esta es una buena solución para saber cómo evitar que los perros defequen en mi jardín, ve a una tienda especializada, comenta tu caso y pide asesoría a los especialistas quienes te podrán asistir en la adquisición del repelente perfecto.

4.- Limpia muy bien

Cuando un perro defeca en un lugar, está dejando un mensaje claro a los demás perros «está bien hacerlo aquí». ese sutil lenguaje que comunica el mensaje es el olor. Una vez que un perro haya decidido hacer sus necesidades en tu jardín, es de suma importancia que limpies el área  lo mejor posible utilizando productos que eliminen olores como el vinagre para evitar que otros perros entiendan la señal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here