Espondilomielopatía Cervical Caudal En El Gran Danés | Causas Y Síntomas

El Gran Danés es una raza donde hay que prestarle mucha atención debido a su gran tamaño y su sensibilidad en su salud, este tipo de mascota puede tener un desarrollo de alguna enfermedad de lo cual si usted no está advertido y si no se ha investigado, entonces pasarías por alto cualquier malestar que posea y podría morir. Diversas enfermedades como un síndrome gastrointestinal o hinchazón, podría matar a un perro en cuestión de horas. También la espondilomielopatía Cervical caudal en el gran danés es una enfermedad común en ellos.

El cuidado del gran danés es de suma importancia, Lamentablemente, estos animales son susceptibles a una variedad de enfermedades y problemas de salud del perro. Ya que también podría presentar problemas cardíacos llamado cardiomiopatía, o también el cáncer, especialmente el cáncer de huesos. Pero tratando el síndrome de Wobbler o Espondilomielopatía Cervical Caudal es displasia de cadera que ocurre en el 13% en los daneses, lo cual causa dolor y cojera que podrían paralizarlos.

El promedio de vida que tiene el gran danés comprende  de 7 a 10 años. Prolongándola con una excelente alimentación con una dieta adecuada proporcionando una buena nutrición y su correcto cuidado constante con el veterinario, muchos daneses pueden vivir mucho más tiempo.  Este síndrome es conocido como una inestabilidad vertebral cervical, esta posee el nombre de Wobbler ya que eso es lo que hacen los perros afectados.

síndrome de Wobbler

Te invito a leer: Los 8 Perros Más Famosos De La Historia. ¡Conócelos Uno A Uno!

Este problema podría mostrarse cuando el perro tiene un año y medio de edad. Puede ser causado por un trauma. Los signos de la enfermedad incluyen el caminar extraño del perro, y la falta de coordinación.

¿Qué es la espondilomielopatía cervical caudal en el gran danés?

Es una enfermedad canina producida por la presión en la médula espinal en el área del cuello del perro. Se cree que la causa de esta enfermedad es una combinación de nutrición y genética. Es una afección del cuello que se produce cuando la médula espinal se comprime debido a los cambios de desgaste que ocurren en la columna vertebral a medida que envejecen. El deslizamiento del disco intervertebral y/o la malformación ósea en un canal vertebral angosto (el canal óseo que rodea la médula espinal blanda) pueden causar compresión espinal.

Los perros de gran tamaño están predispuestos a deslizar discos entre las vértebras. La malformación vertebral (compresión ósea asociada) con mayor frecuencia, generalmente en perros adultos jóvenes menores de tres años. La malformación ósea puede comprimir la médula espinal desde la parte superior e inferior, desde la parte superior y los lados, o solo desde los lados. La compresión dinámica de la médula espinal (compresión que cambia con las diferentes posiciones de la columna cervical) siempre ocurre con cualquier tipo de compresión.

Debido a que la médula espinal lleva impulsos nerviosos a muchas regiones del cuerpo, los pacientes con Espondilomielopatía Cervical Caudal pueden experimentar una gran variedad de síntomas.

Lee Tambien:
Los Perros Bull Terrier Son Maravillosos y de una Constitución Fuerte

Síntomas

Desde el principio, un perro que tenga una afección recientemente podría dar evidencias de dificultades de coordinación en las patas de atrás. Un perro afectado también puede mostrar signos de dolor en el cuello. Los primeros signos del síndrome de Wobblers aparecen dentro de los primeros 18 meses de vida de un cachorro, pero la enfermedad puede desarrollarse mucho más tarde.

  1. Un paso extraño y tambaleante
  2. Dolor de cuello,
  3. Rigidez
  4. Debilidad
  5. Posible caminar corto con estrías, espástico con una apariencia flotante o muy débil en las extremidades delanteras
  6. Posiblemente no puede caminar: parálisis parcial o completa
  7. Desgaste muscular en pate cerca de los hombros
  8. Posibles uñas gastadas o desgastadas por caminar irregular
  9. Mayor extensión de las cuatro extremidades
  10. Dificultad para levantarse de la posición acostada

Signos de los síntomas

Los signos clínicos varían de acuerdo con la gravedad y la duración de la compresión de la médula espinal. El signo clínico más común del síndrome de wobbler es un modo de caminar “inestable” y descoordinado, con tendencia a tropezar y lastimarse los pies. Algunos perros tienen dolor de cuello, aunque muchos de estos animales afectados no dan muestra visible de algún signo de malestar. Los signos pueden progresar hasta completar la parálisis de las cuatro extremidades.

Varias otras enfermedades producen signos clínicos similares al síndrome de Wobbler. Estos incluyen fracturas vertebrales, tumores de la médula espinal, otras anormalidades congénitas, trastornos de la coagulación, enfermedades metabólicas (como hipotiroidismo y síndrome de Cushing), meningitis e incluso ciertas infecciones parasitarias.

Ningún caso es lo mismo; algunos perros pueden desarrollar un caso leve y vivir bien. En otros, la enfermedad progresará con el tiempo e incapacitará al animal. Una de las enfermedades de perros más inquietante para el dueño de gran danes, ya que puede lenta, metódicamente, incapacitar a un maravilloso danés.

Tenga en cuenta que un perro con síndrome de Wobblers o Espondilomielopatía Cervical Caudal está predispuesto a sufrir más lesiones, como las roturas del El ligamento cruzado anterior o (LCA). Esta pérdida de coordinación en las extremidades puede hacer que las piernas estén fuera de posición cuando el perro está corriendo o jugando.

gran danes con síndrome de Wobbler

Quizás deberías leer: 4 Tipos De Doberman Con Personalidades Que Ni Te Imaginas

Lee Tambien:
Conoce al divertido Bichón Frisé

Causas

El síndrome de Wobbler es principalmente de origen genético, sin embargo, los factores dietéticos pueden ser contribuyentes. Existe evidencia en la literatura que sugiere que los grandes daneses afectados tienen un tamaño reducido del canal espinal del cuello en comparación con los perros normales de la misma raza, lo que puede ocasionar un aumento del riesgo para el desarrollo de este problema. Además, la rotación incrementada de la columna vertebral del cuello “inferior” puede explicar por qué el síndrome de wobbler comúnmente afecta esa área.

Nutrición en algunos casos: exceso de proteínas, calcio y calorías han sido una causa propuesta en los grandes daneses, afortunadamente, se está progresando con los tratamientos. Los medicamentos, antiinflamatorios, acupuntura, implantes de cuentas y cirugía son opciones para aquellos con un wobbler. Su especialista puede realizar una radiografía compleja llamada mielograma para confirmar esta deformidad.

Diagnostico

Junto con las pruebas médicas estándar, que incluyen un perfil químico sanguíneo, un conteo sanguíneo completo, un análisis de orina y un panel electrolítico para descartar otras enfermedades, su veterinario tomará una historia completa de la salud de su perro, el inicio de los síntomas y posibles incidentes que podría haber precedido a esta condición, como traumas en la espalda o cualquier enfermedad previa. Cualquier información que pueda tener sobre los antecedentes genéticos de su perro también puede ser útil.

El síndrome de Wobbler se diagnostica a través de la visualización. Los rayos X, los mielogramas, la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (IRM) le permitirán a su médico observar la columna vertebral y las vértebras. Los rayos X se deben usar principalmente para descartar trastornos óseos, mientras que los mielogramas, la TC y la IRM se utilizan para visualizar la compresión de la médula espinal. Las enfermedades que deberán descartarse a través de un diagnóstico diferencial incluyen la diskospondilitis, la neoplasia y las enfermedades inflamatorias de la médula espinal. Los resultados del análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) deben señalar el origen de los síntomas.

Tratamiento para el síndrome de Wobbler

El mejor tratamiento para el síndrome de wobbler depende de la causa y la gravedad del problema, así como de la duración sospechada de la compresión de la médula espinal. Su médico neurólogo le aconsejará sobre el tratamiento más adecuado para su perro de forma individual.

Como prevenir esta enfermedad en los gran danés

Algunos problemas de salud son heredados. Pero otros problemas de salud se pueden prevenir, o prevenir por partes, por la forma en que crías a tu perro. Si realmente quieres hacer todo lo que puedes por tu gran danés.

síndrome de Wobbler en los gran daneses

Quizás deberías leer: Las 4 Razas de Perros Grandes Mas Imponentes

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.