Las mejores 5 particularidades de los perros Collie

La raza de perros Collie también conocida simplemente como Collie de pelo largo (aunque existe una variedad de pelo corto) o, erróneamente, como Lassie presenta una serie de características de comportamiento que lo hacen ser muy recomendable para ser incorporado a una familia que desee tener un perro con baja posibilidades de presentar conductas indeseables.

Es un perro de talla media que se distingue por su porte majestuoso y elegante, adornado siempre por un pelaje muy espectacular, largo y sedoso. Algunos criadores aseguran que su nombre tiene que ver con el magnífico collar de pelo que adorna su cuello enmarcando un rostro expresivo y refinado a la vez. Verdaderamente parece una señorita de la alta sociedad vestida con sus mejores galas.

Originalmente, el Collie de pelo largo o pelo corto es un perro pastor que, por su belleza y buen carácter, se ha convertido en uno de los más apreciados entre los perros de exposición y mascotas. Los ejemplares de la peculiar raza Collie suelen mostrar una gran capacidad de aprendizaje y una muy buena respuesta al entrenamiento de obediencia. Su relación con los más pequeños es excelente y suelen ser perros sumamente pacientes, aunque, a decir verdad, no grandes amantes de los juegos prolongados.

El Collie de pelo corto es prácticamente igual al Collie de pelo largo, con la única diferencia de la longitud del pelaje. Este perro no es tan conocido como su contraparte de pelo largo, y es extraño para quienes no son aficionados a los perros. El cuerpo de este Collie es atlético, ligeramente más largo que algo y con un pecho profundo.

Esta increíble raza pertenece al Grupo I de la FCI (perros de pastoreo). Es extremadamente sociable, reconocido además por su gran inteligencia y su capacidad para aprender. Es una de las razas más utilizadas en agility, pastoreo, y cualquier actividad que requiera un perro ágil infatigable y obediente.

El perro Collie es básicamente un perro familiar, ya que adora a la gente y la gente le adora a él. Es descendiente de perros ovejeros y de granja, tiene un instinto natural para proteger su hogar, y particularmente, a los niños de la familia.

Las hazañas de la popular Lassie en sus películas, no tienen nada que envidiar a lo que muchos Collies realizan día a día en sus hogares. No es por azar que los Collies, más habitualmente que cualquier otra raza, han estado presentes entre ganadores finalistas de los premios a la heroicidad canina.

Como ya lo hemos mencionado, el Collie es un buen compañero para niños y adultos. Por su educación es bondadoso, juguetón y sobre todo muy afectuoso. Como perro de vigilancia, su ladrido aún es peor que su raramente usado mordisco. Puede entrenarse para ser tranquilo, pero aun así lleno de vitalidad, comportándose adecuadamente dentro de la casa, inclusive en un pequeño apartamento. El Collie actúa de igual manera en el hogar, que en el campo o en la ciudad, debido a que es completamente feliz mientras se encuentre con su familia.

Aunque se le puede llamar de distintas maneras: “Escocés” o “Inglés”; “de morro corto” o “de morro largo”, “tipo Lassie”, “ovejero” o “de concurso”, sólo hay una raza en común, y ésta es el Collie, sin otro nombre adicional.

Tipos de Collies

Existen dos variedades, de las que la más conocida es el Rough Collie o también llamado Collie de pelo largo. El Smooth Collie o también llamado Collie de pelo corto lo cual es menos frecuente y empieza ahora a hacerse popular. Debido a que su corto y denso pelo no requiere tantos cuidados como los de pelo largo, el “Smooth” ha ganado indudablemente popularidad como perro guía para ciegos. En cualquier caso, no hay perro tan magnífico como el Collie.

El Border Collie es una raza aparte, probablemente descendiente del perro ovejero más que de los ancestros del Collie. Como perro de trabajo para una sola persona, el border Collie es posiblemente insuperable en inteligencia. Sin embargo, es reservado y muy nervioso, siendo así una raza ideal como compañera del pastor en su solitario trabajo, más que como perro hogareño. Esta raza es más pequeña que el Collie y tiene un pelo de longitud media, por lo general es negro con alguna mancha o matiz blanquecino. Rara veces presenta coloración tipo fuego. El border Collie es comúnmente empleado como perro de ganado y se desenvuelve bien en pruebas de trabajo. Muchos border Collies trabajan en granjas vigilando tanto ovejas como cerdos y gallinas. El bearded collie tiene su propio club de raza en Inglaterra. Es una raza lanuda, de cola corta, semejante al pastor inglés, el cual desciende posiblemente de los Scottish Bearded Collies de hace cientos de años.

El Shetland Sheepdog, habitualmente llamado Collie miniatura, es hoy en día una versión en pequeño de la raza. El “Sheltie”, como se le llama a menudo, fue criado como perro ovejero en las áridas islas de Shetland (al norte de Escocia). Al igual que los Ponis, que también llevan el nombre de las islas, las ovejas de Shetland son pequeñas, por ello no era necesario un perro guardián de gran tamaño para vigilar al rebaño.

El nombre de “Farm Collie” es particularmente popular, aunque no se reconoce como raza. Se puede englobar dentro del grupo de perros “tipo collie”, más o menos parecidos, con el morro corto y el pelo de longitud media de los ancestros actuales del Collie. Estos perros pueden ser color fuego con manchas negras o tener los mismos tonos que el Collie, con el cual están en cierto grado relacionados. La creencia de que estos perros son más inteligentes que los Collies de morro largo, de concurso y presencia aristocrática, tiene poco fundamento. Hay perros “tontos” en cualquier raza, pero los perros criados tanto por su inteligencia como por su presencia, son tan listos como cualquier mestizo, y tan inteligentes como el que más. Algunos criadores que producen ganadores de alta calidad venden perros amaestrados de extraordinaria obediencia y perros trabajadores de granja. Con un perro de antecedentes tan reconocidos podemos tener cierta garantía en cuanto a su futuro. No existen reglas para el registro de estos Farm Collie y no existe tampoco una organización controladora, por eso la crianza no es selectiva y no podemos estar seguros de que nuestro cachorro se parezca a sus padres.

Loading...

perros Collie

¿Cuáles son las características más comunes de la raza de perros Collies?

1. Historia
El Collie de pelo largo y el de pelo corto comparten la misma historia y aún en la actualidad son consideradas como una sola raza por el kennel club americano. La federación cinológica internacional, sin embargo, trata a estos perros como dos razas diferentes. El Collie fue cruzado con el setter irlandés y con el Borzoi, así fue obteniendo las características del Collie de la actualidad.

El origen de su nombre no está demasiado claro, algunos dicen que procede de la palabra “coal” (que en inglés significa carbón), ya que los Collies originarios eran sobre todo negros, otros aseguran que recibe el nombre del tipo de ovejas que cuidaba, llamadas “colleys”. Lo que sí es seguro es que poco a poco el Collie fue dejando a un lado su trabajo de pastor para entrar en los salones por la puerta grande.

El perro Collie tiene su origen en las tierras altas y frías del norte de Escocia, donde cumplían funciones de perros pastores. En la antigüedad, estos perros eran más pequeños y menos estilizados, pero en la segunda mitad del siglo XIX capturaron la atención de los aficionados a las exposiciones caninas y de la reina Victoria. Fue entonces que, a través de cruces elegidos cuidadosamente, se consiguió el tipo actual de la raza. El perro de trabajo original tenía la nariz y las patas más cortas que la elegante raza actual. Para 1886 ya se contaba con un estándar racial.

En las décadas de los ’40, ’50 y ’60, el Collie se convirtió en una de las razas de perros más populares en el mundo occidental, sino la más popular. El aspecto elegante del Collie, atrajo primero la atención de los criadores y después la del público, cuando Hollywood lo descubrió, realizó las películas de “Lassie”, el personaje canino creado por Eric Knight, lo cual fue el personaje principal de novelas, radionovelas, películas, series de televisión y debido a esto la popularidad internacional del Collie aumentó en todo el mundo. El éxito de la raza en las exposiciones ha dejado de lado las excelentes habilidades de pastoreo originales del Collie. Esa popularidad bajó posteriormente, pero aún hoy en día el Collie sigue siendo un perro conocido y muy apreciado como mascota.

Es un compañero excelente, y lo mejor de todo es que es fácil de adiestrar en la obediencia, seguro de sí mismo y extremadamente protector con los niños, además de un buen perro guardián.

2. Apariencia física
El cuerpo de este peculiar perro es un poco más largo que alto. El pecho es profundo, la espalda fuerte y el lomo un poco levantado. Posee unas patas muy fuertes y musculosas, pero no gruesas.

La cabeza del Collie tiene forma de cuña truncada y contorno liso. Aunque se afina gradualmente desde las orejas hasta la punta de la nariz, no tiene hocico puntiagudo. La nariz es de color negra. Los ojos de este perro son medianos, de forma de almendra y de disposición oblicua. Son de color marrón oscuro, excepto en ejemplares azul mirlo, en los que uno o los dos ojos pueden ser total o parcialmente azules o azules moteados. Las orejas son pequeñas y el perro las lleva hacia atrás cuando está en reposo, y semierectas cuando está atento.

La cola del bello Collie es larga y alcanza por lo menos al corvejón. Cuando el perro se encuentra en reposo, la cola cuelga, pero su extremo se dobla ligeramente hacia arriba. Cuando el perro está en acción, lleva la cola levantada, pero nunca sobre el dorso.

El pelaje de este perro es sin duda alguna la característica más hermosa que posee la raza. Es un pelo muy denso y que se ajusta al contorno de su cuerpo. El pelo externo es liso y áspero, mientras que el pelo interno es suave, lanudo y tan denso que casi oculta la piel. Puede ser de color cibelina con blanco (lo cuales son tonalidades desde dorado claro hasta caoba oscuro, con partes blancas), tricolor (negro, fuego y blanco) y azul mirlo (predomina el azul plata claro, salpicado y jaspeado de negro).

3. Carácter y temperamento
Los ejemplares de la raza Collie suelen ser muy tranquilos y de vez en cuando se excitan demasiado por lo que ocurre a su alrededor. Usualmente no son perros agresivos con sus congéneres y si bien tampoco son excelentes guardianes del hogar pero pueden llegar a cumplir esta función en forma aceptable. Además, también es digno de destacar que entre las características del comportamiento de la raza Collie figura la baja destructividad dentro del hogar, detalle lo cual es muy importante cuando se vive en un departamento. Asimismo, otra de las cualidades que presenta la raza Collie es que es muy ladradora, así que es posible que alguna vez molesten a los vecinos, pero les encanta complacer y obedecer a sus dueños, así que callarán en cuanto se lo pidamos.

Si alguna vez nos fijamos en un Collie, nos daremos cuenta de que tienen una gran variedad de ladridos y de gestos faciales, lo que les hace muy comprensibles y comunicadores, y aunque parezca un poco loco, a veces parece que sonríen.

También es necesario tener en cuenta que no es un perro vigoroso, sino más bien extremadamente sensible y que en él influyen mucho las actitudes de su propietario. Esto lo hace desaconsejable para aquellas personas que consideran importante la rusticidad de la raza.

Los Collie son perros de familia fantásticos, ya que les encanta estar con la gente, y les encanta ser parte de ella. Son muy buenos con los niños y con frecuencia muestran un interés especial por ellos. A menudo, el instinto de perro pastor del Collie hará que persiga a los pequeños todo el día, protegiéndoles silenciosamente, de hecho, muchos Collies han rescatado a niños de distintas situaciones de peligro.

Los Collie son cariñosos, inteligentes, tolerantes, afectuosos, les encanta la diversión, son leales, dedicados y muy sensibles con los seres humanos. Son animales dóciles que no tienden a ser agresivos. Esta peculiar raza parece tener una intuición especial para las rutinas y las actividades de la familia, a veces parece que leen la mente de su amo. Además, tienen una fantástica capacidad para “adelantarse” a los acontecimientos y es normal que vayan a la puerta a esperar a alguien de la familia mucho antes de que este llegue a casa.

Al ser tan atento y estar tan comprometido con su familia, necesita mucha atención, y va a querer salir a dar paseos largos todos los días y también jugar con todo el mundo, estos últimos aspectos son muy importantes en el desarrollo de la vida del can, debido a que un Collie no será feliz ni estará equilibrado si le dejamos mucho tiempo solo.

Los bellos Collie pueden adaptarse tanto a la ciudad como a las zonas rurales con grandes espacios, siempre y cuando tengan un dueño o una familia responsable a la que querer y cuidar. Los Collie pueden ser ciertamente reservados con los extraños, pero siempre son amables con ellos, eso sí, podemos estar seguros de que un ladrido suyo nos avisará si alguien se acerca a nuestra puerta.

Los Collie también son excelentes alumnos y responden muy bien a distintos tipos de adiestramiento de perros. Pueden ser entrenados mediante el adiestramiento tradicional, siempre que el adiestrador sea respetuoso con el perro y no lo maltrate. Sin embargo, es mucho más aconsejable el adiestramiento con clicker, ya que además de ser amigable con el perro, le brinda una estimulación mental que no se consigue con los métodos tradicionales.

Por lo general, estos perros no presentan problemas de comportamiento cuando han recibido una socialización adecuada y el adiestramiento básico en obediencia canina. Sin embargo, algunos ejemplares pueden ser ladradores y otros tienden a “arrear” niños y mascotas dando mordiscos en los talones.

Los Collie pueden ser las mejores mascotas si se les brinda suficiente ejercicio físico, estimulación mental y compañía. Suelen ser excelentes compañeros para personas de cualquier edad. Y además, como bien lo dijimos, tienden a llevarse muy bien con los niños, pero no es recomendable que sean mascotas de niños muy pequeños ya que éstos suelen maltratar sin intención a los animales.

4. Aspectos de Salud
Quizás debido a la cría intensiva y sin planificación que sufrió la raza en su momento de mayor popularidad, el Collie es propenso a algunas enfermedades caninas hereditarias. Entre éstas se encuentran la anomalía del ojo de Collie, torsión gástrica, distiquiasis y sordera.

Algunos ejemplares de la raza, nacen con un defecto genético, son bastante sensibles a algunos antibióticos, inyecciones anti pulgas y esteroides, que le pueden ocasionar hasta la muerte al animal. Los perros que nacen con este problema son de color gris (en inglés se le conoce como “silver grey”) y es por esta sencilla razón que se le llama a esta enfermedad “Grey Collie Syndrome”.

Por lo demás es una raza sana por naturaleza, se sabe también que tiene muy pocos problemas congénitos conocidos salvo el mencionado anteriormente. La parte del cuerpo más delicada suelen ser sus ojos, deben limpiarse con habitualidad por medio de un trozo de algodón hidrófilo impregnado con agua limpia templada. Puede, además, sufrir de hipotiroidismo. Esta raza de perros vive una media de 12 años.

5. Cuidados
Los Collie pierden pelo regularmente y dos veces al año pierden pelo en gran cantidad. El cuidado del pelo no es demasiado complicado, pero demanda tiempo. Es necesario cepillar y peinar a estos perros entre dos y tres veces por semana. El pelo del Collie necesita cuidados exigentes y su propietario debe estar dispuesto a proporcionárselos. Sería una lástima ver el pelaje del Collie, tan bonito y abundante, deslucido por la negligencia de un propietario perezoso. Además, no es bueno bañarlos con mucha frecuencia ya que el pelaje pierde sus aceites protectores, y sólo hay que hacerlo cuando el perro se encuentre sucio.

Estos perros por lo general necesitan mucho ejercicio, por lo que además de largos paseos diarios también hay que brindarles algún tiempo de juegos. Los deportes caninos como lo son el agility ayudan a quemar las energías de estos perros, pero si se tiene la oportunidad, lo mejor es practicar herding (pastoreo). Los Collie también necesitan estar acompañados la mayor parte del tiempo.

Por su carácter totalmente sociable, estos perros están capacitados para adaptarse a la vida en departamento si es que se les ofrece la oportunidad de ejercitarse regularmente afuera, y además si se les permite tres largos paseos diarios. Sin embargo, viven mejor en una casa con jardín. Aunque soportan bien los climas templados y fríos, es mejor si viven dentro de la casa y sólo usan el jardín para ejercitarse.

También puedes leer sobre: Perros Bulldog Inglés.

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.