Por que los perros se lamen las patas? Las 5 razones más comunes

Seguramente muchas veces has visto este tipo de comportamiento manifestándose en tu mascota y te debes haber preguntado por que los perros se lamen las patas tan frecuentemente, ya que pueden encontrar esta conducta algo perturbadora. Pueden existir diversas razones por la que un perro puede lamer o mordisquear sus patas.

Los perros en muchas ocasiones tienen conductas extrañas como la de lamer o morderse sus patas constantemente. Aunque estas dos manías o comportamientos pueden ir asociados.

La mayoría de los propietarios observan este comportamiento común en los caninos y se preguntan si deberían de preocuparse. En distintos casos, los perros se lamen con suavidad pero repetidamente una a dos patas, pero otros caninos van más lejos como para masticar sus dedos de los pies, lo cual puede ser inesperado para el dueño de cualquier mascota.

Los perros pueden tener un motivo comprensible para lamer sus patas, como pulgas o alergia. Sin embargo, la causa puede ser psicológica, o hasta una conducta habitual, así que vale la pena ponerse al tanto con esto. Un perro normalmente se lame las patas o una sola pata en concreto porque hay algo que le molesta, le duele o le incomoda. Bien sea por una pequeña herida, una uña astillada, algo clavado, etcétera.

Los perros pueden llegar a ser alérgicos a algo, habitualmente a los productos que usamos en el jardín, de ahí puede que se le forme estas reacciones alérgicas en las patas y por tal razón se lamen. A ves la alergia es de origen alimentario.

Algunos perros con mucha ansiedad, demasiado estrés o simplemente perros que se encuentran muy aburridos por estar mucho tiempo solos, se suelen lamer con constancia sus patas para mantenerse entretenido o como comportamiento obsesivos.

Entonces, ¿deberías de estar preocupado? La respuesta es sí. Es muy recomendable revisar más a fondo esa pata que se lame con frecuencia para salir de la duda y poner algún remedio. Si vemos que nuestro perro se lame una pata o sus patas con mucha frecuencia, es sumamente importante acudir al veterinario sobre todo si esto aparece de repente, persiste durante largos períodos de tiempo, o viene acompañado de enrojecimiento, hinchazón, olor, sangrado, cojea u otros signos posibles, ya que pueden ser los únicos que podrán ayudarnos a descartar cualquier enfermedad, y por supuesto, el único que nos puede orientar en tratamientos a seguir.
Descubrir la razón por el cual los perros se lamen las patas puede ser en ocasiones algo complicado, pero muchas otras, muy sencillo. A continuación hablaremos sobre algunas causas que deben preocuparte y otras que son relativamente normales.

¿Cuáles son las razones por la que los perros se lamen las patas?

1. Dolor por lesión
Si tu perro se limita a lamer sólo una pata, puede significar dolor en esa zona, y es probable que lo haga porque en cierta forma cree que eso calmará el dolor. No hay que olvidar que los perros son un poco impulsivos, mientras corren y juegan fuerzan mucho todos sus músculos, articulaciones y tendones. Algunos perros sólo por jugar un poco o correr se rompen los ligamentos cruzados de las patas, o algún musculo de la región. Además, otra causa podría ser aparte de alguna herida, picaduras de insectos, una espina, una uña rota y para eso debemos examinarlo en casa.
Cuando los perros notan alguna molestia, se lamen y posiblemente también cojeen un poco, aunque sólo sea en algunas circunstancias (y en otras parezca que está bien). Pero lo cierto es que el daño se encuentra ahí y puede ser algo leve y pasajero o algo serio que requiera rehabilitación o incluso alguna intervención quirúrgica.
Aunque los perros tengan almohadillas fuertes en sus patas, pueden sin embargo cortarse o rasparse, y por ello no hay que dejar de lado la posibilidad de que tenga algo clavado en sus patas o entre los deditos como los pinchos de muchas plantas, las astillas de palo o incluso piedras pequeñas y afiladas pueden crear una herida en nuestros perros.

Lee Tambien:
5 Enfermedades que transmiten los perros muy delicadas

2. Aburrimiento o estrés
Aquellos perros que tienen muy poca actividad física y/o mental es definitivamente muy aburrida. Aunque pueda parecer civilizado ahora, los perros ancestros estaban acostumbrados a una vida activa de caza y bastante ejercicio. La vida de los perros hoy en día tienen poco de eso y puede parecer algo aburrido, especialmente para esos perros que se encuentran solos la mayor parte del día o lo mantienen en una jaula. No importa la raza ni mucho menos el tamaño, todos los perros necesitan hacer ejercicio y jugar para así mantenerse ocupados y felices.
Lamerse las patas muchas veces es una señal de aburrimiento y sobre todo si tu perro sale poco o pasa mucho tiempo en casa. En perros nerviosos o ansiosos, esta conducta suele ser mucho más frecuente. Además, un comportamiento compulsivo, la soledad del parto y la ansiedad de separación también han sido implicados en este comportamiento.
La acción de lamerse las patas provoca un aumento en la producción de endorfina, por ello cuando el perro se siente estresado opta por lamer sus patas y descubre cierto “alivio” que en un principio lo calmará pero que con el paso del tiempo se puede convertir en una adicción que lo dañará tanto psicológicamente como físicamente. Un perro también puede manifestar este comportamiento de lamerse las patas ante una circunstancia de estrés como una mudanza, visitas extrañas o simplemente nervios.

por que los perros se lamen las patas

3. Alergias
Una de las principales razones por la que un perro se lame sus patas es debido a la alergia. Aunque no muestre otros síntomas en el resto de su cuerpo, muchos perros sufren pequeños brotes alérgicos que se manifiestan mediante picor y enrojecimiento de las patas. Las reacciones alérgicas pueden provocar ronchas en las patas y otras partes del cuerpo, y por tal razón la comezón que les produce, comienzan a lamerse e incluso morder sus propias patas con el único fin de aliviarse. Pero la verdad es que dicho acto no les proporciona mucho alivio, por lo que podríamos interpretarlo como un síntoma a observar para que nosotros, sus propietarios, nos demos cuenta de que algo no marcha bien.
La razón de esta alergia puede ser muy variada, desde los brotes alérgicos reputan en todos los seres vivos, a una alergia alimenticia o algún producto usado en la hierba o suelo donde acostumbra a caminar, pasear o jugar.
Descubrir la alergia en las patas de nuestra mascota es algo muy sencillo, debemos revisar todas sus patitas y observar si sus almohadillas o la piel de las patas se encuentra enrojecida, con erupciones o yagas. De ser así, lo primero que tenemos que hacer es acudir al médico veterinario para que le recete los antibióticos necesarios en relación a su peso para tal alergia.

Lee Tambien:
Conoce al Fila Brasilero, el grande de los grandes!

4. Higiene
Aunque de manera muy frecuente solemos bañar a nuestras queridas mascotas en parte por su propia higiene y también por la nuestra, ya que en muchas ocasiones sueltan olores no muy agradables. Lo cierto es que los propios perros también se limpian de forma habitual.
No debemos extrañarnos cuando vemos a un perro lamiendo sus patas desde la base hasta la pezuña, para luego seguir con su tripita, su cola, sus partes, etcétera. Muchas veces nos preocupamos por ver a nuestro perro lamiéndose las patas cuando lo único que está haciendo es lavarse.
Un perro particularmente inteligente o bien entrenado puede entender que no debe arrastrar la tierra dentro de la casa y puede estar limpiando sus patas antes de entrar. A los perros les gusta estar limpios, y sus patas son generalmente lo primero que se ensucian.

5. Problemas de huesos y articulaciones
Aquellos perros de edades avanzadas u obesos, la artritis en los huesos de los dedos de las patas pueden producir este comportamiento y pueden lamerse mucho más las patas. Una radiografía y un examen físico podría ayudar a confirma esta opción. Las uñas demasiado largas también pueden desencadenar en una artritis precoz o este tipo de síntomas.

¿Qué hacer para corregir dicha conducta?

La mejor forma de saber la razón por el cual nuestra mascota se lame las patas con frecuencia, es sin duda realizando una revisión profunda para ver si es por alguna razón ajena, por una alergia o simplemente por higiene personal del mismo y seguidamente acudir con su veterinario para que le de un tratamiento.
Cuando te des cuenta que se está lamiendo mucho las patas trata de distraerlo con algún juguete o haciendo un ruido fuerte, sin regañarlo ya que no servirá de nada.
Si su conducta se debe a la ansiedad lo mejor que puedes hacer es darle su espacio, no pretendas que se encuentre todo el día junto a ti, trata de quitarle ese apego que le produce tal ansiedad, además darle paseos más largos y ejercicios mentales.

Los perros no sólo se lamen las patas, sino que también tienden a lamer en exceso muchas otras cosas más. Puedes leer también este interesante artículo sobre ¿Por qué los perros lamen? 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.