Diabetes Canina. Síntomas, Causas y Tratamiento

La creciente epidemia de diabetes no se limita a las personas, la diabetes mellitus está aumentando entre los perros también. Los investigadores estiman que 1 de cada 200 perros desarrollará la enfermedad. Afortunadamente, se han hecho grandes progresos en el tratamiento en los últimos años, y como resultado, los perros con diabetes están viviendo vidas más largas y saludables. Descubre hoy todo lo que tienes que saber acerca de la diabetes canina.

El mecanismo de la diabetes es relativamente sencillo de describir. Al igual que los coches utilizan gas como combustible, las células del cuerpo necesitan un tipo de azúcar llamada glucosa. El cuerpo obtiene la glucosa al descomponer los carbohidratos en la dieta. Las células entonces extraer la glucosa de la sangre con la ayuda de la insulina, una hormona producida por el páncreas en células especializadas llamadas células beta.

Qué es la Diabetes Canina?

La diabetes canina es una enfermedad compleja causada ya sea por la falta de la hormona insulina o a causa de una respuesta inadecuada a la insulina.

Después que un perro come, su sistema digestivo descompone los alimentos en varios componentes, incluyendo la glucosa que es llevada a sus células por la insulina, una hormona secretada por el páncreas. Cuando un perro no produce insulina o no puede utilizarla normalmente, sus niveles de azúcar en sangre se elevan. El resultado es la hiperglucemia, la cual, si no se trata, puede causar muchos problemas de salud complicados para un perro.

Es importante entender, sin embargo, que la diabetes se considera un trastorno manejable en los perros y muchos pueden llevar una vida feliz y saludable.

Cuáles son los tipos de Diabetes Canina?

La diabetes puede ser clasificada como Tipo 1 (falta de producción de insulina) o tipo 2 (alteración de la producción de insulina junto con una respuesta inadecuada a la hormona.)

La forma más común de la enfermedad en los perros es de tipo 1, que es el tipo de diabetes dependiente de la insulina y que se produce cuando el páncreas es incapaz de producir o secretar niveles adecuados de insulina. El perro pierde células beta y no produce suficiente insulina para mantener los niveles de glucosa bajo control. Las causas incluyen defectos genéticos, la inflamación del páncreas y el ataque inmune. Los perros que tienen diabetes de tipo I requieren terapia con insulina para sobrevivir.

La diabetes tipo II, aunque se encuentra más comúnmente en los gatos y es causada por una falta de respuesta normal a la insulina, también puede afectar a los perros. En este tipo de diabetes hay algo que evita que la insulina del perro funcione correctamente. Esta causa puede ser algo conocido como “diestrus” que se produce en el embarazo, una enfermedad endocrina, o algún tratamiento con esteroides u hormonas similares a la progesterona. El diestrus, la causa más común de diabetes tipo 2, sucede en los aproximadamente dos meses de altos niveles de progesterona (una hormona femenina) que se presentan entre los periodos de estro (celo). Hormonalmente, el diestrus se asemeja al embarazo, por lo que esta forma de diabetes es similar a la diabetes gestacional humana.

Tomar mucha agua puede ser síntoma de diabetes canina
Tomar mucha agua puede ser síntoma de diabetes canina

Cuáles son los síntomas de la Diabetes Canina?

La diabetes canina puede ser una enfermedad silenciosa. Su veterinario puede descubrir la diabetes de su perro a través de análisis de sangre de rutina, pero antes de eso, es probable que notemos en casa algunos de sus síntomas.

Si el perro presenta alguno de los siguientes síntomas sería una buena idea hacer las pruebas de despistaje de diabetes canina pes estos podrían ser indicadores de que su perro tiene esta condición:

  • Cambios en el apetito
  • Exceso de sed / aumento en el consumo de agua
  • Pérdida de peso
  • Aumento de las ganas de orinar
  • Aliento con olor inusualmente dulce o aliento con olor a fruta
  • Letargo
  • Deshidratación
  • Infecciones del tracto urinario
  • Vómitos
  • Aparición de cataratas o ceguera
  • Infecciones crónicas de la piel

Descubre qué es el Coronavirus Canino

Qué puede causar la Diabetes Canina?

La causa exacta de la diabetes canina es desconocida, sin embargo, las enfermedades autoinmunes, la genética, la obesidad, la pancreatitis crónica, ciertos medicamentos y la presencia de depósitos de proteínas anormales en el páncreas pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo de la enfermedad.

A pesar de que no se pueden señalar causas exactas hay varios factores que aumentan el riesgo de un perro de desarrollar diabetes. Estos incluyen la raza, edad, sexo, peso, dieta, enfermedad de Cushing (producción excesiva de la hormona cortisol) y el uso a largo plazo de medicamentos similares a la progesterona o medicamentos esteroides.

  • Raza. Un estudio publicado en la Revista Veterinaria en 2003 examinó las tasas de diabetes en miles de perros americanos y encontró que, en general, los perros mestizos eran más propensos a la diabetes que las razas puras.
  • Edad. Los perros más a menudo desarrollan diabetes durante la mediana o avanzada edad.
  • Género. Las perras y perros machos castrados son más propensos que los machos enteros a desarrollar diabetes canina.
  • Peso. La obesidad puede hacer que las células se vuelvan resistentes a la insulina, pero no está claro si realmente son una causa directa.
  • Dieta. Una dieta alta en grasa puede contribuir a la pancreatitis (inflamación del páncreas), un factor de riesgo para la diabetes.
perros con diabetes
La obesidad es una de las causas de la diabetes canina

Cómo se diagnostica la Diabetes Canina?

Con el fin de diagnosticar correctamente la diabetes, su veterinario recopilará información acerca de los signos clínicos de su perro, llevará a cabo un examen físico y hará análisis de sangre y análisis de orina.

Un análisis de sangre que mide el nivel de glucosa en la sangre de su perro es la herramienta de diagnóstico más común, pero un nivel alto de glucosa no siempre significa diabetes. Debido a que otras enfermedades muestran a veces esos altos niveles, su veterinario puede realizar pruebas adicionales para descartar estas causas.

Puede que te interesa saber acerca de los riesgos del parvovirus en perros

Una vez que se diagnostica a su perro, su veterinario obtendrá una “curva de concentración de glucosa en sangre en” que lo que hace es medir el nivel de glucosa en repetidas ocasiones durante muchas horas. Los resultados ayudarán al veterinario elegir un programa de insulina y la dosis apropiada.

Después de que comience el tratamiento, deberán hacerle pruebas de forma rutinaria para ver qué tan bien está funcionando el tratamiento. Por lo general se utiliza ya sea una prueba de fructosamina o una prueba de hemoglobina glucosilada que producen una muestra de comparación de los niveles de glucosa cada cierto tiempo. Por el contrario, la medición diaria de glucosa en sangre es instantánea y nos da una indicación del nivel de glucosa de nuestro perro en un momento específico.

Loading...

Cuáles son los tratamientos de la Diabetes Canina?

El tratamiento de la diabetes se basa en qué tan grave son los síntomas, los resultados de las pruebas de laboratorio y si existen otros problemas de salud que podrían complicar la terapia. Cada perro responderá un poco diferente al tratamiento y este debe ser adaptado a cada perro durante toda su vida.

Algunos perros pueden presentarse gravemente enfermos al momento del diagnóstico y requerirán atención hospitalaria intensiva durante varios días para regular su azúcar en la sangre. Los perros que se encuentran en un estado más estable cuando se diagnostican por primera vez pueden responder a la medicación oral o a una dieta alta en fibra que ayude a normalizar los niveles de glucosa en la sangre.

Para la mayoría de perros, las inyecciones de insulina son necesarias para la regulación adecuada de la glucosa en sangre. Una vez establecido el tratamiento individual de insulina de su mascota, por lo general basado en el peso, se le muestra cómo aplicar las inyecciones de insulina en casa.

La esterilización de su perro es recomendable, ya que las hormonas sexuales femeninas pueden tener un efecto a veces negativo sobre los niveles de azúcar en la sangre.

Algunas de las fases importantes del tratamiento en casa de la diabetes canina son:

  • Insulina. Con raras excepciones, los perros con diabetes necesitan una o dos inyecciones diarias de insulina para sobrevivir; la insulina se inyecta debajo de la piel. Su veterinario puede prescribir insulina humana, o posiblemente alguna específica.
  • La monitorización en casa. Debemos estar atentos al peso de nuestro perro diabético y observar los signos de exceso de hambre, sed excesiva y orina excesiva, indicadores de que sus niveles de glucosa pueden estar demasiado altos. La comprobación periódica del nivel de glucosa en la sangre de su perro puede revelar problemas antes de que se conviertan en emergencias.
    Las pruebas en casa también le permiten saber qué tan bien el tratamiento está funcionando. Al interpretar los resultados, tenga en cuenta cuando su perro comió la última comida, la cantidad de ejercicio que ha tenido recientemente, cuando recibió su dosis de insulina, lo grande que era la dosis y cualquier otro síntoma.
  • Dieta. Los investigadores todavía están explorando qué dieta es la mejor para los perros con diabetes. La mayoría de los veterinarios recomiendan una dieta baja en grasas y alta en fibra. La fibra retarda la entrada de la glucosa en la sangre y puede satisfacer el apetito de su perro. Su veterinario puede recomendar un alimento para perros con recetas diseñadas para los perros con diabetes, o una dieta casera elaborada por un nutricionista veterinario.
  • Ejercicio. El ejercicio no sólo puede ayudar a reducir el peso de su perro, sino que también reduce los niveles de glucosa en sangre. El perro con diabetes canina debe hacer ejercicio todos los días durante aproximadamente el mismo período de tiempo y con más o menos el mismo nivel de esfuerzo. La consistencia es importante, y debemos tener en cuenta que una sesión inusualmente larga o ejercicios más vigorosos puede causar que los niveles de glucosa en la sangre bajen peligrosamente bajos.
  • Pérdida de peso. Si un perro tiene sobrepeso, perder algunos kilos puede hacer que las células sean más sensibles a la insulina, lo que significa que el consumo de glucosa será más fácil.
Diabetes Canina
El tratamiento con insulina es necesario para la diabetes canina

Cómo puede prevenirse la Diabetes Canina?

Aunque existe una cierta forma de la diabetes genética, y por lo tanto hereditaria, que se ha encontrado en perros de menos de un año de edad, una dieta adecuada y ejercicio regular pueden ser factores muy eficaces para ayudar a prevenir la aparición de la diabetes en los perros de edad avanzada. Aparte de otros efectos negativos para la salud, la obesidad se sabe que contribuye a disminuir la capacidad del cuerpo de responder normalmente a la insulina, así que controlar el peso y el tipo de comidas que consume nuestra mascota es una buena manera de prevenir la aparición de la diabetes canina.

En el caso de la diabetes producía por problemas fisiológicos relacionados al funcionamiento adecuado del páncreas o lo que tiene que ver con la manera en la que el organismo asimila la insulina, no es posible prever y por lo tanto prevenir la diabetes.

Qué puede suceder si la Diabetes Canina no es diagnosticada y tratada?

Si la diabetes avanza sin ser tratada, los perros pueden desarrollar problemas de salud secundarios graves como las cataratas y problemas del tracto urinario. En última instancia, la diabetes no tratada puede causar un coma diabético y en consecuencia la muerte.

La medicina moderna ha hecho que el cuidado de un perro con diabetes canina sea algo bastante factible y sin duda los cuidados valen la pena. Aunque el cuidado diario puede parecer complicado en un primer momento, una vez que se acostumbre, se convierte en parte de la rutina del día, al igual que la alimentación o los paseos.

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.