8 Consejos Utiles Que debes Saber Para Adiestrar A Tu Perro

La educación de un perro es algo más que un proceso de enseñanza para el perro, es la práctica o el método que te permite fortalecer el vínculo entre tu perro y tú, y a su vez te ayudara a conocer mejor a tu mascota e interactuar con ella. También, educando a tu perro, te permite que mediante órdenes te comuniques con él, haciéndole entender mejor lo que deseas.

Además de los que te hemos contado anteriormente la educación de un perro es una herramienta esencial que le permite al perro tener una convivencia perfecta con los demás miembros de la familia. Para poner en práctica todo esto, en este artículo descubrirás los 8 consejos útiles que debes saber para educar a tu perro o cachorro correctamente.

1- No castigues a tu perro, prémialo

El educar a un perro correctamente no se basa bajo ningún concepto en usar métodos de castigo contra él, sino todo lo contrario, debes de utilizar siempre el adiestramiento en positivo como herramienta fundamental.

¿Sabes lo que significa?

El adiestramiento en positivo consiste en premiar a tu perro con golosinas especiales para perros, elogios, juguetes, caricias o palabras cariñosas cuando tu perro se comporta bien o cuando responde correctamente a la orden que le has dicho.

Esto hace que el perro asocie de manera positiva que realizar las acciones que le ordenas tiene su recompensa.

2- Se generoso con las muestras de afecto hacia tu perro

La mayoría de la gente no tienen problemas en mostrarle a su perro cuando están descontento con él, y normalmente ignoran las cosas buenas que realiza su perro. ¡Gran error! Debes de asegurarte de darle a tu perro mucha atención y muestras afecto cuando hace lo correcto, esto le ayuda a saber que es un buen perro.

3- Dile lo que quieres que haga a través de señales físicas y verbales

Loading...

A la hora de adiestrar a tu perro es importante que utilices gestos y palabras, de esta forma el perro sabrá con certeza que esperamos de él y le ayudara a recordar más fácilmente.

Es importante que tanto las palabras como las señales físicas siempre sean las mimas, de lo contrario, el perro se confundirá y no entenderá lo que quieres que haga exactamente. Las señales físicas y verbales deben ser claras y concisas.

4- Proporciónale a tu perro la cantidad correcta de ejercicio y estimulación mental

Los perros aburridos se meten en problemas. Para evitar esto la estimulación mental y el ejercicio físico es una gran manera de evitar los problemas de comportamiento de un perro.

Si notas que tu perro esta estresado o nervioso, sácalo a la calle a darle un paseo para que estire sus patitas y despeje su mente, o bien llévalo a un parque para perros o al campo para que corra libere su estrés.

5- Entrena a tu perro en un lugar libre de distracciones

Siempre que inicies cualquier ejercicio de adiestramiento canino es esencial que tu perro no este expuesto a posibles distracciones, ya que de esta manera estaría más concentrado y atento a las órdenes que le pidas.

Evita las distracciones externas excesivas como el ruido de la calle o la presencia de otras personas o animales que puedan distraerlo. Inicia el aprendizaje con tu perro cuando se encuentre calmado y se encuentre en un entorno completamente tranquilo.

6- Libertad

Si has adoptado a tu perro recientemente deja que este se gane la libertad por toda la casa gradualmente. Un error común que tienen muchos propietarios de perros es que le ofrecen a su perro toda la libertad que desea. Esto puede provocar accidentes mal intencionados y a la masticación destructiva. Por lo tanto, es recomendable cerrar las puertas de las habitaciones desocupadas si es necesario.

Una vez que el perro  se haya ganado nuestra confianza y nuestro respeto, podremos ofrecerle total libertad.

7- Educarlo en situaciones distintas

Para que el proceso de entrenamiento sea exitoso es muy importante que tu perro practique los ejercicios aprendidos en distintas situaciones. Si tu perro obedece correctamente a la orden “sentado” en el salón, puede ser que se confunda y que cuando este fuera de ese entorno haga caso omiso a tus indicaciones.

Es por esto que deberás entrenarlo en diferentes entornos, del mismo modo es recomendable para su enseñanza que varíes el orden de los ejercicios.

8- Mantén una actitud positiva

Si has tenido un mal día o no te encuentras bien anímicamente, no es recomendable iniciar los ejercicios de adiestramiento con tu perro. Los perros a parte de las excelentes facultades que tienen son capaces de leer nuestro estado de ánimo y saber cómo nos sentimos en cada momento.

Es por esto que siempre que vayas a educar a tu perro debes encontrarte con las ganas suficientes para hacerlo. Por otra parte si durante el proceso de aprendizaje de tu perro te sientes un poco frustrado o sin ánimos de seguir adelante, descansa y sigue otro día.

Si sigues todos los consejos que te hemos ofrecido en este artículo, el adiestramiento y la relación con tu perro serán mucho más fácil.

Loading...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.