Dieta BARF para perros y gatos. ¿De qué se trata?

Para los amantes y dueños de mascotas una de las cosas que más nos debe preocupar es darle a nuestros peludos la mejor alimentación posible. Para muchos, incluyendo la mayoría de los médicos veterinarios esa alimentación está compactada en los alimentos concentrados que encontramos es las tiendas, perrarina y gatarina; sin embargo, algunos investigadores se inclinan por un tipo de alimentación más cercana a lo que sería la de estas especies si estuvieran en estado salvaje, esta propuesta se conoce como Dieta de las Comidas Crudas.

La dieta más popular que se dedica a la alimentación cruda se conoce con el nombre de BARF. Su nombre son las iniciales del proyecto e inglés Biologically Appropriate Raw Food (Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados).

¿Qué es la dieta BARF?

Esta propuesta de dieta fue desarrollada por el veterinario australiano Ian Billinghurst como una propuesta de alimentación que fuera, además de más adecuada, más económica de mantener. La idea es alimentar a nuestras mascotas de comidas que estén compuestas de carne y vegetales crudos, huesos y órganos animales acompañados por suplementos vitamínicos.

El propio Billinghurst describe la dieta de la siguiente manera:

“BARF se trata de alimentar a nuestro perro de la manera correcta. La meta de BARF es maximizar la salud, la longevidad y la capacidad reproductiva de nuestros perros minimizando al mismo tiempo la necesidad de la intervención veterinaria. ¿Cómo se alimenta adecuadamente a un perro? Lo alimentas con las comidas para las que ha evolucionado… las comidas artificiales a base de granos causan una gran cantidad de problemas de salud. No son lo que tu perro fue programado para comer durante su largo proceso de evolución. Una dieta biológicamente adecuada para un perro es aquella que consiste en alimentos crudos como los que eran comidos por sus ancestros salvajes.”

La dieta BARF se basa en alimentos crudos
La dieta BARF se basa en alimentos crudos

Objeción a la comida comercial

Una de las cosas que caracteriza la aparición de esta dieta es su crítica a los alimentos secos comerciales, lo especialistas que apoyan la alimentación cruda aseguran que estas opciones no contienen los nutrientes necesarios para el desarrollo saludable del perro y además aseguran que este tipo de alimentación química se ha visto ligada a una gran variedad de problemas de salud que se han estado presentando en perros domésticos alrededor del mundo.

Lee Tambien:
La vejez en el perro y sus cuidados

Los expertos aseguran que la cantidad de calor que se utiliza para la cocción de los ingredientes incluidos en el alimento seco termina por destruir los nutrientes que alguna vez tuvieron. Lo que las empresas hacen es complementar estos nutrientes de manera química lo que a los ojos de los que apoyan la dieta BARF no se compara con la adquisición completa de estos mismos nutrientes si se le dieran al animal de manera natural.

Otra de las cosas que los expertos en BARF indican es que las comidas comerciales para mascotas, tanto perros como gatos, están basadas en granos que realmente no forman parte de la alimentación adecuada para ninguna de estas especies, por ejemplo, los gatos son carnívoros por naturaleza y sin embargo, los alimentos secos contienen altas cantidades de estos granos y quienes apoyan las dietas crudas opinan que un cambio drástico en el tipo de dieta puede causar problemas de salud. También toman en consideración que dada la evolución de estas especies sus cuerpos no producen las enzimas necesarias para digerir estos granos.

La higiene dental también forma parte de las objeciones que tiene la propuesta BARF pues opinan que los alimentos comerciales no ayudan a la limpieza natural de los dientes lo que produce que sea necesario recurrir a servicios especiales para los dientes mientras que con la alimentación que incluya huesos los dientes se mantendrán libres de residuos y así se evita un gasto extra en el mantenimiento de nuestra mascota.

Objeción a la comida cocida en general

Tomando en cuenta que la propuesta de BARF es que los animales coman lo que comerían si estuvieran en su ambiente natural, quienes apoyan esta propuesta alimenticia aseguran que lo ideal es alimentar a nuestras mascotas comida cruda. Tanto perros como gatos son animales carnívoros cazadores así que en condiciones naturales ambos comerían a sus presas crudas inmediatamente después de ser cazadas y los perros, tal como sus antepasados, también deben incluir vegetales también crudos.

La combinación de alimentos es importante en la dieta BARF
La combinación de alimentos es importante en la dieta BARF

Propuesta básica de la dieta BARF

Debemos partir por entender la evolución de nuestras amadas mascotas, aunque para nosotros los perros y gatos se han convertido en parte de nuestras familias desde hace mucho tiempo, no debemos perder de vista la historia y la evolución que nos trajeron a casa estas almas maravillosas con las que ahora compartimos. Los ancestros de nuestros peludos vivían en la naturaleza y por tanto necesitaban confiar en sus habilidades para la caza para alimentarse. Aunque no es algo que muchos dueños de mascotas encuentran desagradable de entender, nuestras mascotas evolucionaron y fueron construidas como máquinas cazadoras y por ende su cuerpo está diseñado para alimentarse de determinados nutrientes, aquellos que encontrarían a su alcance en su estado salvaje natural. Ahora que estamos honestamente claros en la conformación natural de nuestras mascotas es hora de respondernos honestamente algunas preguntas:

Lee Tambien:
Descubre la alimentación alternativa para gatos

¿Son los huesos de pollo peligrosos para las mascotas?

Este es uno de los mitos más comunes alrededor de la alimentación cruda de nuestras mascotas. Todos hemos escuchado alguna vez que es muy peligroso e incluso puede ser mortal darle huesos de pollo a nuestro perro, bien, los especialistas en la dieta cruda afirman que entre los huesos que se pueden conseguir, estos son los mejores pues son más suaves y los perros y gatos pueden romperlos fácilmente con sus dientes. Realmente los huesos cocidos son mucho más peligrosos que los crudos porque al pasar por el calor se astillan y así si es posible que ocurran problemas.

¿Qué pasa con las bacterias de la carne cruda?

Muchas personas cometen el error de comparar a los perros y gatos con los humanos y esta falta incluye creer que el sistema digestivo de nuestras mascotas es igual al nuestro. La realidad es que los ácidos gástricos de nuestras mascotas es mucho más alto que el de los humanos precisamente porque han evolucionado para alimentarse de comida cruda. El PH de su ácido gástrico alcanza entre 1.5 y 2 lo que permite que cualquier bacteria que pueda contener la carne que consumen sea destruida durante el proceso de digestión.

Ingredientes y cantidades de la dieta BARF

La propuesta de esta dieta de comida cruda trata de asemejar las proporciones de los tipos de alimentos que comerían nuestras mascotas si estuviesen en estado salvaje, es por esto que se manejan las siguientes proporciones y grupos alimenticios a la hora de programar la dieta:

  • Huesos carnosos: 60%
  • Vegetales y verduras: 15%
  • Vísceras y órganos: 10% a 15%
  • Fruta: 5%

Además de estos también se pueden añadir otros ingredientes como aceite de pescado, yogurt, huevos y alfalfa por ejemplo.

¿Qué cantidad de comida cruda debo darle a mi perro o gato?

Para poder tener una idea apropiada de la cantidad de comida que debes darle a tu mascota es muy importante que tengas en mente, además del tamaño, el peso y la edad, la cantidad de actividad física que tengan es también un factor importante en determinar la cantidad de comida.

1 comentario
  1. Gemma hervàs dice

    Gracias por el articulo. Me alegro que cada vez más profesionales den el paso hacia una dieta barf o natural

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.