Depresión en Perros: Todo lo que Debes Saber!!

Tal vez acabas de mudarte o has traído a casa un nuevo bebé. De la nada, su perro por lo general lleno de energía comienza a mostrarse apático. Podría ser depresión? Sí, dicen los expertos. Y la depresión en los perros no es tan diferente de la depresión en las personas. Hemos decidido hacer este artículo para que conozcas todo lo referente a la depresión en perros.

Está bien documentado que los seres humanos pueden sufrir de depresión, pero es menos conocido que la depresión también puede ocurrir en perros. El grado en que un perro puede “sentirse” deprimido es tema de debate y no se ha estudiado tan a fondo como en la población humana. Sin embargo, muchos propietarios de perros se dan cuenta cuando su perro parece deprimido y no está actuando como siempre.

Los síntomas de la depresión en los perros pueden ser similares a los observados en los seres humanos: bajo consumo de energía, disminución de la excitabilidad, falta de apetito, o simplemente no comportarse de la forma en que normalmente lo hacían.

Existe realmente la Depresión en los Perros?

Depresión-en-Perros-1

Loading...

Bonnie Beaver, médico veterinario y director ejecutivo del Colegio Americano del Comportamiento Veterinario dice que los especialistas no saben muy bien si los perros sufren de depresión de la misma manera que la gente hace. “Es difícil saber porque a ellos no podemos preguntarles”, dijo Beaver, que también es un veterinario especialista en comportamiento animal en la pequeña clínica animal en la Universidad de Texas “Pero en la práctica clínica, hay algunas situaciones en las que la depresión canina es la única explicación.”

Beaver dijo que aunque no es raro que los animales domésticos tengan altas y bajas, durante los períodos de cambio, es raro que los perros sufran de depresión a largo plazo.

Conoce los síntomas de la Ansiedad por Separación

Cuáles son los síntomas de la Depresión en tus Perros?

Depresión-en-Perros-2

Los signos clásicos de la depresión en los perros son bastante comparables a los experimentados por los seres humanos. Los perros pueden tener días de buen estado de ánimo y otros días en los que se sienten un poco irritables y deprimidos como los humanos. Si su perro parece particularmente bajo de energía, lento, y no parece querer interactuar, la depresión es una posibilidad. Es sin embargo importante no saltar a conclusiones de que su perro está experimentando la “depresión” y no alguna otra condición médica que está causando que se sienta deprimido.

  • Cambios en el comportamiento: Su perro pueden exhibir cambios significativos en el comportamiento. Puede actuar de manera diferente, estar retirado, y parecer como si ha perdido toda la energía. Puede que no quiera jugar, salir a caminar, y puede volverse irritable.
  • Excitabilidad disminuida: Si su perro acostumbra a ser excitado para hacer cosas tales como: jugar, ir a dar un paseo, y solía ser muy alegre cuando usted llegaba a casa del trabajo, y ahora parece sin vida, esto puede ser un signo de depresión.
  • Exceso de sueño: ¿Su perro duerme todo el tiempo? A pesar de que dormir es común en los perros que se quedan en casa todo el día mientras sus propietarios están en el trabajo, continuar durmiendo después de que la familia está en casa es anormal. Si parece como si todo lo que su perro quiere hacer es dormir, esto puede ser un signo de un problema más grande.
  • Inactividad: Uno de los síntomas clásicos de la depresión es la inactividad. Su perro puede querer sentarse en su cama o en una zona cómoda en su casa todo el día. Puede llegar a ser muy inactivo hasta el punto de que no quiera salir a la calle.
  • Menos energía: Tu perro puede tener menos energía para hacer cosas como ir de paseo y jugar a la pelota. Asimismo, no puede caminar por la casa mucho y parecer como que todo lo que quiere hacer es dormir.
  • Cola caída: Si la cola del perro no es tan alegre como de costumbre, esto puede reflejar su estado de ánimo. Si la cola está constantemente apuntando hacia abajo esto puede ser el resultado de su depresión.
  • Comer en exceso: A pesar de que algunos perros deprimidos no comen alimentos suficientes, otros pueden ser víctimas de comer en exceso. Esto les ayuda a hacer frente a la sensación mental de la depresión por lo que puede convertir a la alimentación en un mecanismo de supervivencia. Cuando esto ocurre, es probable notar un aumento de peso significativo.
  • Falta de apetito: Algunos perros pueden no estar comiendo tanta comida como lo harían normalmente por lo que pueden experimentar una significativa falta de apetito en la que no pueden comer nada.
  • Inquietud: Algunos perros pueden dormir más cuando están deprimidos, pero otros pueden en realidad dormir menos. Los cambios en los patrones de sueño son un signo a tener en cuenta cuando se piensa acerca de la depresión de perros. Si su perro acostumbra a dormir bien por la noche y ahora ya no duerme, algo puede estar mal psicológicamente.
  • Hacer las necesidades dentro de casa: En vez de ir a la puerta y ladrar para pedirle salir a la calle, su perro puede estar demasiado deprimido para querer salir. Esto puede ocasionar que esté haciendo pis y caca en el interior como resultado de sentimientos de depresión. Obviamente, si su perro está bien entrenado y esto comienza a suceder, algo está pasando.
  • Ensimismarse: Su perro deja de interactuar con usted y / u otros animales de compañía y se mantiene alejado de la acción. Esto es similar al aislamiento social en los seres humanos y puede ser una señal de depresión en tu perro.

Conoce estas 3 enfermedades mentales que pueden presentarse en perros

Cuáles pueden ser las causas de la Depresión en los Perros?

Depresión-en-Perros-3

Al igual que en los seres humanos, hay muchos factores que pueden conducir a la depresión en perros. No todos los perros experimentan depresión como resultado de un “desequilibrio químico”. De hecho, es mucho más probable que existan otros factores en juego.

  • Abuso: ¿Ha sido el animal abusado por su propietario en el pasado? Muchos perros que sufren abusos terminan mostrando signos de desconfianza, agresividad y depresión. Esto se debe a que no fueron criados en un ambiente seguro o compasivo.
  • Depresión clínica: Si todas las otras causas potenciales son excluidas con éxito como la causa de los factores que contribuyen a la depresión del perro, sólo puede tratarse de un desequilibrio químico. Si su perro ha experimentado depresión durante un largo período de tiempo y la etiología es desconocida, esto puede ser un caso de depresión clínica. En otras palabras, su perro puede tener que tomar un antidepresivo según lo prescrito por un veterinario.
  • Muerte: Si uno de los hermanos o padres del perro con quienes convive o alguno de sus propietarios fallece, el perro puede desarrollar depresión. Los perros son capaces de crear fuertes lazos emocionales con sus dueños y los que están a su alrededor. Si muere alguien de importancia para el perro (por ejemplo, su propietario original), puede ser devastador.
  • Propietario deprimido: Si usted sufre de depresión, esto podría estar afectando a su perro. La mayoría de las personas con depresión luchan para cuidar de sí mismos y el cuidado de una mascota puede ser bastante difícil. Las personas que están deprimidas pueden no estar tomando buen el cuidado de sus mascotas y esto puede llevar a su perro a sentirse deprimido.
  • Ambiente: cosas que suceden en el ambiente alrededor de su perro puede hacer que se sienta deprimido. Si se muda a una casa nueva o ha cambiado recientemente su lugar de dormir, puede experimentar algo de depresión como resultado del cambio. Incluso algo tan simple como un cambio de horario en el que su perro no recibe tanta atención como la que tuvo alguna vez puede dar lugar a que aparezca la depresión en perros.
  • La soledad: Si su mascota está sola en casa casi todo el día, 7 días a la semana, es probable que se presente depresión. Si se deja cualquier perro aislado por mucho tiempo va a experimentar la tristeza que acompaña la soledad.
  • Condiciones médicas: Siempre es importante tener en cuenta que su perro puede tener una condición médica subyacente que pueda estar haciendo que parezca deprimido o falto de energía. Es extremadamente importante llevar a su perro a un veterinario de calidad para conseguir un diagnóstico antes de asumir que su comportamiento depresivo es sólo el resultado de un desequilibrio químico. Típicamente los perros experimentan depresión como resultado de condiciones médicas, esta es la causa más común.
  • Negligencia: el abandono de mascotas es una preocupación real en estos días. Hay más personas que compran animales de compañía, pero no toman en consideración el cuidado que requieren.
  • La vejez: Algunos perros simplemente se vuelven más deprimidos cuando envejecen. Pueden ser menos activos y no estar tan interesados en hacer las cosas. Parte de esto simplemente es que no tienen el mismo nivel de energía como un cachorro, pero otras veces es porque tienen la sensación de que su tiempo casi se ha acabado.
  • Los cambios de clima: Algunos perros pueden alterarse cuando hay grandes tormentas. Si se presentan tormentas en su zona recientemente y es allí cuando el perro empieza a deprimirse, esto podría ser la causa de cómo se sienten. Los perros también son muy sensibles a los cambios de presión que acompañan a las tormentas. Muchas veces pueden “detectar” una.

Cómo puede tratarse la Depresión en Perros?

La mayoría de los perros se recuperan de la depresión dentro de unos pocos días a algunos meses con sólo un poco de atención adicional.”Mantenerlos comprometidos, hacer más de las cosas que les gusta hacer y tener un poco más de ejercicio son claves para ayudar a nuestro perro a sentirse mejor. Lo ideal es recompensarlo cuando muestran signos de felicidad. Si la única cosa que todavía hace feliz a su perro es un viaje en coche, llévelo a dar una serie de paseos cortos cada día, y recompénselo cuando aparece más feliz.

Debemos tener cuidado de no alentar el comportamiento negativo de un perro deprimido con atención y golosinas mientras que está abatido, el perro pensará que le estás premiando ese comportamiento. Debemos hacer lo que a nuestro perro más le guste y prestarle toda la atención necesaria para sacarlo de ese estado de baja energía en el que se encuentra.

Medicamentos para atacar la Depresión en Perros

Depresión-en-Perros-4

Los antidepresivos no son una droga ligera para jugar o para darle a su perro solo porque se sospecha que están deprimidos. Incluso si un veterinario recomienda que su perro intente algo así como un medicamento antidepresivo, sólo se debe utilizar como una opción de último recurso. Es decir, usted debe tratar de determinar la causa de la depresión de su mascota y tratarlo con medios naturales. Algo tan simple como pasar más tiempo con su perro y darle un poco de atención extra puede recorrer un largo camino.

Los antidepresivos no son eficaces en todas las personas, ni se puede asumir que son eficaces en todos los perros que los consumen. De hecho, pueden hacer que el estado de ánimo de su perro empeore y ya que no es capaz de comunicarse no se sabrá cómo se siente de verdad mientras esté medicado. A veces, si el perro está deprimido debido a la pérdida de un compañero, conseguir otra mascota puede ayudar. Es por esto que el uso de antidepresivos debe quedar como un último recurso en el tratamiento de la depresión en perros.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.