Curiosidades sobre la raza dóberman

Detrás de la raza dóberman existen una serie de mitos populares totalmente falsos, pero también existen ciertas curiosidades que no todo el mundo conoce y que vamos a detallar a continuación.

Origen del dóberman

La primera curiosidad que encontramos en la historia de esta raza de perro es su origen. A finales del siglo XIX, un alemán que trabajaba como recaudador de impuestos llamado Karl Friedrich Louis Dobermann se planteó el hecho de crear una raza de perro que pudiera servirle como guardián y protector de su persona. Para conseguirlo, cruzo varias razas de perro como rottweiler, beauceron, weimaraner, Manchaster terrier o pinscher para obtener el resultado esperado: la raza dóberman.dóberman

¿Cuál era el interés de este Señor? pues obtener protección ante posibles asaltantes que intentarán arrebatarle la recaudación. En el año 1900 esta raza de perro fue denominada como dóberman pinscher en su honor, ya que anteriormente se conocía a la raza como Thuringer Pinscher o Polizeilicher Soldatenhund.

Apariencia del dóberman

Suelen medir entre 68 y 72 cm y un peso entre 34 y 41 Kg en el caso de los machos y 63-68 cm y 27-36 Kg en el caso de las hembras.

Loading...

Se trata de un perro elegante, con cuerpo cuadrado y cabeza en forma de cuña vista desde arriba. Su pelaje es muy corto y pegado al cuerpo.

En cuanto a sus orejas, eran cortadas en un principio pero, gracias a Dios, esta moda y la crueldad que conlleva ya ha pasado y casi nadie lo sigue haciendo.

 Carácter del dóberman

El perro dóberman ha sido considerado como un perro agresivo y destructivo por culpa de películas y series que lo han pintado como el perro guardián más peligroso que puede tenerse en el hogar. De hecho, se ha llegado a llamar a esta raza el “el perro asesino”.

Además, con el auge de esta raza, supuestamente peligrosa, mucha gente quiso adquirir un ejemplar para defender su casa y muchos criadores se aprovecharon de la oportunidad que les brindaba el dóberman para vender perros con deficiencias de todo tipo.

El dóberman es un perro cariñoso, aunque resulte difícil de creer. Es un perro pacífico, amistoso y muy dependiente de su familia o de sus dueños. No vamos a negar que es un perro desconfiado con los extraños, pero por esta razón es importante educarlo y socializarlo desde cachorro.

Se trata de una raza de perro inteligente, que aprende con mucha facilidad.

Salud del dóberman

La raza dóberman es una raza muy saludable  pero son propensos a tener problemas de columna, cervicales, displasia de cadera y problemas cardiacos.

Es importante destacar algo que muchos no saben y es que el dóberman no es un perro de exteriores, ya que no soporta bien el frío, por lo que se hace indispensable dejarle un hueco para dormir en casa o, si no es posible, construirle o comprarle una casita en la que no entre ni gota de frío ni de corrientes de aire.

Como habrán comprobado, la raza dóberman no es tan dura y tan peligrosa como la pintan. Más bien se trata de un perro muy familiar, amistoso y cariñoso al que se puede educar de manera correcta para que sea un perro sociable como cualquier otro.

Hay que terminar con los mitos y los prejuicios sobre el dóberman y esperamos que así sea en un futuro próximo.

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.