Cómo Hacer Que Mi Gato No Muerda. 9 Consejos Prácticos

Los amantes de los gatos sabemos que a veces una tranquila sesión de caricias puede convertirse en un ataque salvaje de mordidas y arañazos. Gracias a esto muchos nos preguntamos cómo hacer que mi gato no muerda.

Los gatos suelen ser animales muy claros en su comunicación pero es trabajo de nosotros los humanos de darnos a la tarea de entenderlos. Casi siempre antes de una mordida se presentan señales que nos advierten de lo que puede pasar.

Conocer este lenguaje corporal nos ayudará a evitar que las cosas pasen a mayores y terminemos mordidos o arañados.

Cómo hacer que mi gato no muerda. 9 Consejos prácticos

1.- Descubre la causa

Loading...

La primera manera en la que puedes hacerte cargo de la costumbre de morder de tu gato es conociendo el por qué lo hace. Podría ser que se excita de más durante los juegos, está aburrido o frustrado o es una manera de pedirte que pares de hacer lo que sea que estás haciendo. Una vez que conozcas la causa de los mordiscos será el primer paso para tratar de cambiar su comportamiento.

2.- Tus manos y pies no son un juguete

Este es un error común que cometemos muchos dueños de gatos sobre todo cuando estos son cachorros. Utilizamos nuestras manos y pies para jugar con nuestros cachorros y esto lo que hace es enviar el mensaje equivocado a nuestra mascota, le hace ver que nuestro cuerpo es un juguete y que está bien mordernos. Lo mejor es desde pequeños introducirlos a los juguetes para evitar ataques a nuestras manos o pies.

Aprende a conocer a tu gato
Aprende a conocer a tu gato

3.- Detén el juego

Si a pesar de tratar de jugar de otra manera con tu gato notas que él va a la carga y te muerde, lo mejor que puedes hacer es dejar de jugar. En el momento en el que tu gato te muerda simplemente dale la espalda y sal de la habitación sin decir nada, recuerda no gritarle ni pegarle, los gatos no reaccionan bien ante la agresión. Durante un minuto no hagas ningún contacto con él, cuando reinicie el juego si vuelve a morder repite la acción, en algún momento entenderá que lo que está haciendo es indebido.

Aprende acerca del comportamiento agresivo en los gatos

4.- Tiempo fuera

Si haciendo lo que te aconsejamos en el punto anterior no logras que tu gato deje de morderte es tiempo de probar otra opción. Cuando tu gato te muerda detén inmediatamente el juego, levántalo y llévalo a otra habitación, déjalo allí y sal sin decir nada. La idea es que gracias a la repetición de esta acción el gato logre asociar morder con el fin del tiempo de diversión.

5.- Ayúdalo a drenar energía

Si los mordiscos de tu gato están sucediendo fuera de una actividad lúdica es muy probable que se trate de exceso de energía así que probablemente lo único que necesitamos es ayudarlo a drenar esa energía que tiene de más. Juega con él usando sus juguetes favoritos durante un tiempo hasta que lo vea cansado.

Conoce la Importancia del juego en el gato

6.- Liberar ansiedad

Algunas veces los gatos atacan de manera aparentemente súbita a los humanos sin que haya ningún tipo de provocación. Lo que a veces sucede es que los gatos están frustrados o ansiosos por no poder hacer algo en particular como por ejemplo cazar y dirigen esa ansiedad y frustración hacia lo que tengan más cerca y eso muchas veces somos nosotros.

cómo hacer que mi gato no muerda
Recuerda que los gatos son animales muy independientes

7.- Habla con tu veterinario

En ocasiones nos toca compartir casa con un gato que es más sensible a ciertos estímulos que otros lo que lo hace a veces reaccionar de manera agresiva ante circunstancias que lo hacen sentir amenazado. Cuando consultes con tu médico veterinario acerca de cómo hacer que mi gato no muerda este quizás podrá recetarte algún medicamento natural o químico que ayude a que tu minino esté un poco más calmado.

8.- Maneja a tu gato apropiadamente

Si quieres saber cómo hacer que mi gato no muerda es muy importante conocer el lenguaje corporal de tu gato así como su carácter y las cosas que le desagrada que hagas, esto evitará en gran parte una mordida o rasguño inesperados. No todos los gatos son iguales y por ende no a todos les gustan las mismas cosas. Trata de estar pendiente de en qué momento sucede la mordida y si es posible que pase cuando te acercas a acariciarlo desde arriba o al frente de la cabeza. Trata de hacerlo desde uno de los lados a ver qué tal te va, puede que el simple cambio de posición evite una mordida.

Conoce las causas de estrés en los gatos

9.- Respeta sus deseos

Los gatos son animales muy independientes y siempre harán lo posible por hacerte saber lo que aceptan y lo que no. Aprende a diferenciar cuándo no quieren ser acariciados o levantados y respeta sus deseos. Si vemos su cola moviéndose de lado a lado como un látigo y las pupilas dilatadas, puede que no sea un buen momento para acariciarlo. Cuando tu gato sabe que eres capaz de comprender su lenguaje corporal será menos propenso a morderte pues entiende que entiendes!

Recuerda que la violencia sólo generará más violencia, la manera adecuada de resolver cómo hacer que mi gato no muerda es primero conociendo a nuestra mascota y segundo redireccionando la acción.

Cuéntanos en los comentarios tus experiencias y dudas.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.